Federico Campbell: Periodismo escrito II

Terminando de leer Periodismo escrito de Federico Campbell, conciudadno tijuanense par excellence. De seguro nuestros amigos periodistas cibernéticos tacharían de inútil un libro así. No hace falta una recensión pero si creo que es una lectura no ya obligada pero si necesaria para aquellos que nos nutrimos del diario fluir de las noticias que ocurren en el mundo. Aparte, ya mencionado algo al respecto aquí.

  • Contemplando las desgracias ajenas. Me recuerda mis días Californianos. De hecho una de las primeras cosas que empecé a extrañar en Suecia, al paso de los primeros años, es está relación magnética con el subsuelo y la Falla de San Andrés. Me dio una especie de weening. Crecer en las Californias de niño uno bien sabe lo que es un terremoto y sus consecuencias. Tengo la fortuna de haber podido incorporar las dos culturas que hacen a mis Californias y creciendo en San Francisco de escuincle uno es expuesto a las paranollas de los adultos. Recuerdo muy bien los ensayos que nos hacian practicar en caso del siempre en la mente y siempre en la boca de los californianos the Big One amén de los drills en evento de un ataque nuclear, ya, circa 1973. La cultura del terremoto es algo que llevé en mi cuerpo al aterrizar en In Partibus Infidelium. Así que mareos, sintonización con la tierra, borracheras what not siempre me alertaban los sentidos al máximo hasta que con el paso de los años, ya van 9, este acute feeling a ido desapareciendo poco a poco. Aún extreño las bromas que uno como californiano hace sobre los terremotos, como aquel que uno está tan impuestos a ellos que uno los surfea like waves on the beach. Mi alma y mente con los afectados allá al sudeste de Asia/Cachemira.