Category Archives: Libros mexicanos

Libros leídos de autores mexicanos

Mercedes Luminosa II

La primera parte de mi comentario sobre este libro podrá encontrarse aquí.

Creo que la expresión más adecuada es libertad. No esperaba un final así, con gente fragmentada por las decisiones que toma. Y se puede decir, por la libertad que todo mundo desea y que todo mundo envidia. ¿Fue Mercedes la extensión de un amor desde el más allá? ¿Y fue Mercedes la culminación de libertades de ambos personajes que tanto le influyeron? Se lió Mercedes con Manuel como venganza por lo que su padre hizo? Caray, ni cómo contestar.

Leí entre zipizapes de intertextualidad entre la alusión a Virgina Woolf y Gabriela Mistral la segunda parte de Mercedes Luminosa. La primera alusión surgió porque Mercedes explora sus pensamientos, su sentir, paso a paso, hay una conciencia viva que late a cada paso de las letras. Stream of consciousness se le llama en inglés. A Gabriela Mistral por unos aspectos fenomenológicos del devenir del ser humano que son raramente tocados por la pluma hispana, Mercedes desaparece entre la niebla del devenir.

Decía, la libertad de otros es algo que es causa de envidia pero mi libertad es la esclavitud del Otro. Creo que lo moral es parte de esa envidia, la libertad de ser quien uno es termina siendo afrenta a lo que una sociedad considera como moral. Creo que de alguna forma u otra todos buscamos una especie de libertad y cuando miramos esa libertad en otros la acosamos porque lo que realmente nos pasa es que deseamos esa misma libertad para nosotros.

El impacto de la lectura ha dejado una persistente incomodidad en mi: los hombres de Mercedes Luminosa. Y es que el único hombre creíble de Mercedes es un borracho que más bien duerme y su silencio es significante. Unos no le llegan a los talones y otros tienen una madurez emocional que no había leído antes en hombres mexicanos. Aunque quizá hay que saber leer a los hombres de Mercedes, hay que estudiarlos por el impacto que le causan a su personalidad, a las respuestas que ellos le dan a alas preguntas que ella se plantea. Mas es esta resistencia de mi parte como lector lo que me incomoda, los hombres de Mercedes no son hombres. Y he ahí el significado del leer, el hombre hispano no es como lo pintan.


,

Mercedes Luminosa I


Este año no resultó para la lectura.

No en el sentido que yo quisiera. Quisiese que la situación fuese otra pero no.

Tengo varios libros mal empezados y uno que me cautiva la mente al subirme al bus en el que viajo entre mi casa y el trabajo.

Se trata de un obsequio que recibí de parte de la regiomontana de pura cepa Dulce María González. Me llegaron dos libros de su repertorio.

Me había ofrecido anteriormente mandármelos sin pe ni pa pero como sufro de un mal llamado antisocialismo en mojo norteño bajo flamas extranjeras lo que me hace rechazar la humanidad de manera chocante no pude aceptar un gesto hispano sin reglas a mi modo y le propuse un cambalache. Yo aceptaría su regalo a cambio de un regalo de mi parte. Creo que me la agandalle en el trueque.

Le mandé un toalla de cocina con un motif sueco y un librillo de Edgar Allan Poe The Golden Bug que hasta la fecha recuerdo con gran dolor.

Mas como digo, valió la pena. Empecé con el libro con el que Dulce María como persona entró a mi vida vía el blog: Mercedes Luminosa.

Lo leo entre viajes. No sé si sea adecuado hacerlo así pero ahí me tienen, leyendo un libro que me causa lástima entre un bosque, un pueblo y una dizque ciudad en un bus de lunes a viernes.

Lástima porque siempre me da coraje dar con volúmenes mexicanos cuyo tiraje es una baba de perico siendo que los mensajes de los libros deberían de igualar más de la mitad de nuestra población, pero no, la cultura en México, y mucho más las letras, son sometidas al olvido, al nihilismo o a la planca de un vortex que amenaza un sueño eterno. Y al parecer no soy el único en darme cuenta de esto.

Para empezar Mercedes no es una mujer moderna, es ultra moderna, hay demasiada libertad femenina que no cabe en un México actual, es la mujer del futuro, lo que debería de ser más aún esta por ser.

Me gustó mucho la palabra luminosa en el título porque eso me hizo recordar el día en que vi a mi hija nacer, en un momento de libre asociación, veo esa luz que da vida y ante la cual sucumbí en un llanto incontrolable, inesperado.

*

El lenguaje en el libro cubre muy bien la región de ‘on salió Mercedes. Detecto un argot común al Southwest gringo aka Norte mexicano. Hasta la fecha sólo he leído un aztequismo en la lectura. Y una persistente frase idiomática de relevancia al text:
A mercedes le cae el veinte. Esta frase es interesante por sus connotaciones a un viejo instrumento musical: la rocola. O maquinas que aceptan monedas a cambio de un servicio. Mas a mi me gusto más la idea de la rocola. Aunque cuando a Mercedes le cae el veinte eso quiere decir mas bien tardanza en percatarse de lo que ocurre u ocurrió.

*

Los hombres de Mercedes son objectos de impacto o objetos para usarse o objetos para comparar. Creo que mucha de la miseria de Mercedes se debe a sus hombres y a no ser por ellos su vida sería menos miserable, de hecho, hay hombres que no le llegan ni a los talones.

*

Me gustaría decir que esto es literatura femenina pero hay grados en que la lectura alcanza etapas andróginas que envuelven en un abrazo la humanidad de todos.


Here is Tijuana

La Erika me mandó el libro del trío que sacó Here is Tijuana. Fiamma Montezemolo, René Peralta y Heriberto Yépez. En inglés. Me lo regaló por eso de mi cumpleaños este pasado Junio 19. Me llegó la semana pasada y al abrirlo lo primero con lo que me topé fue una nota amarilla de esas llamadas note sticks en inglés. Decía, con la letra cursiva de ella, fina y elegante, que era para que me ríera y me alimentara la paranoia, quematelo a tus anchas porque bien lo vale.

Se mira bonito.

Es un libro denominado coffeetable book pero que yo sepa México, ni siquiera en Tijuana, tiene cultura del coffeetable. El libro contiene muchas imágenes, estadísticas y un montón de referencias al Frontera y el historiador de Tijuana par excellence David Piñera, citas otras a galore.

Tijuana+problemas+imágenes= Agentes de la filosofía del Mal.

No es un trabajo independiente, fue patrocinado por varias instituciones, las mismas palancas que la mafia cultural del TJBF tiene en su poder.

La audiencia de este libro no es Tijuana, es otra, ajena a la ciudad. Who? Why?

La óptica con que miro al libro es otra, soy de Tijuana, conozco mi ciudad y por lo general sé de ella. Por eso mi disgusto.

Más de la mitad de las imágenes me causó un malestar psicológico; la verdad duele. ¿Es esa la Tijuana que ellos viven? Problemática, problemática, problemática.

Da la impresión que son explotadores de lo obvio; viven de la problemática tijuanense pero no de la solución. Ni siquiera hay un compás moral para justificar el trabajo.

Como lo mio es el lenguaje mi óptica me dirijía la mirada al texto. Jode, Harry Polkinhorn pudo mejor haber utilizado babelfish para poder dar una mejor impresión de Tijuana, pero no, a leguas se ve que el famoso trío utilizó un traductor que no sabía nada de Tijuana y muchos menos comprendió el juego lingüístico conque vienen cargadas las palabras tijuanenses. Al leer el texto sentí más de una vez como cuando alguien rasguña un pizarrón de esos de los viejitos, verdes. Forzaron un lenguaje académico, formal, británico a unas imágenes que capturan lo informal de una ciudad que sufre por ser un vestigio de la era colonial cada vez que amanece hablando español.

El sólo hecho de la traducción habla toneladas de René y el Heriberto, ¿no tuvieron acceso al labor de sus frutos o fue una obra que nada más tomó prestado los nombres de los susodichos autores? Me sorprende, porque tanto René como Heriberto se dan ínfulas de traductores. ¿No les mandarían una copia de la traducción para que rectificaran, para darle un toque más Tj?

El apellido de Heriberto no tiene acento en la portada del libro pero el primer nombre de René sí, ¿le habrá calado al nacionalismo izquierdista de Yépez?

Is it a bad book Julio?

No. no lo es, esto es sólo mi impresión del libro, como tijuanense, como lector del libro. El libro contiene enormes cantidades de información que sirven como guía para los estudiosos, ready made chunky info ready to chew. Vale la pena poseerlo por miles de razones.

Mas mi disgusto por este frente del TJBF se debe a que siempre suelen puntualizar lo gacho, lo malo, la pobreza al lado de los EEUU, siempre poniendo el dedo en la llaga de la miseria. Mira, casas con escaleras de neumáticos, ¡dios! cuánta pobreza.

Siempre me ha causado sospecha este acto de enfatizar lo decaido.

Hoy miré un montón de fotos sobre Tijuana. Fueron tomadas el año pasado por eso de INsite05. A los gabachos los comprendo, para ellos es un horror visualizar cables tendidos por los postes de electricidad, los llamados diablitos, para robar luz. La mayoria de las fotos que los gabachos toman se enfocan en lo decaido, en la pobreza, es una obsesión casi al borde de lo patalógico.

Pero ¿René? ¿Yépez? Insisten porque esto causa un shock cultural a las masas del primer mundo. Es rentable hablar de esa Tijuana, de esas manzanas podridas que componen la ciudad. ¿Qué hacen puntualizando esos errores tan feos de la ciudad? Sospecho que no quieren dañar el hueso que roen.

Me imagino que no es rentable hablar de las personas que sin nada en las manos han hecho grandes logros en su vida debido a Tijuana. Del avance de la ciudad. Que a pesar de que Tijuana sufre por el malestar de los immigrantes tanto de Tijuana como de los EEUU, sigue adelante. Lo positivo pues. En fin, esas historias no son aptas para la consumición del extranjero, no, eso requiere vender la pobreza que las imágenes gastan a costa de uno, de mis sensibilidades tijuanenses. A ver que día será rentable hablar bien de Tijuana, la otra Tijuana fragmentada, exitosa, de la que nadie habla.

Bibliography


Technorati Tags: ,

Premio Cervantes: Sergio Pitol

Pitol, quien actualmente vive en Jalapa e imparte clases de literatura en la Universidad de Veracruz, es considerado por la crítica como ”autor de culto“, es decir, un escritor venerado casi en silencio por un colectivo de incondicionales lectores, tanto en México como en España. [mis negritas]

Como con el Nobel de literatura, Harold Pinter, la pregunta en el mundo hispánico es Pitol who?


Ligas de interes
• Rodelu.net – De imaginarios e identidad Sergio Pitol
• Síndrome de Estocolmo – Nobel de Literatura
• Eterno Retorno I – Aquí
• Eterno Retorno II – Aquí
• semanario.ucr.ac.cr – Sergio Pitol en Costa Rica: La respiración de los viajes

Mi primera reacción es que es un hombre que es un hombre de ricos, de la clase alta mexicana y que no ha aportado nada, en lo absoluto para nada a mi mexicanidad. Es un hombre cuyas letras tienen y tendrán el apoyo de todo el poder canónico y de todos aquellos que envisten a estos hombres de familias pudientes y bien educados con la palabra culto. Léase: lengua de Castilla.

Para nadie es un secreto que para pertenecer al cuerpo diplomático de México es necesario tener buenos lazos con las familias más importantes del país. El gobierno es un negocio que se reparte entre las clases más acaudeladas de México así que no es casualidad alguna que Sergio Pitol esté donde esté.

Jamás he escuchado nombrar de este señor antes y eso que la literatura me incumbe. Pero tampoco deberían de sorprenderse los que no saben nada sobré este hombre que sólo viene a representar la continuación del orden patriarcal en las letras hispánicas. México es un país de muchos autores famosos pero que lamentablemente tiene voces sofocadas por un sistema que sólo permite tirajes de cualesquier libro entre los 3 mil a 5 mil si es que les va bien. En un país de más de cien millones esto debería de ser causa de vergüenza pero no lo es así. Hay intereses que les conveniene tener a México sumergido en la ignorancia no para que lleguen paises extranjeros como España y nos digan, miren, lo que se han perdido estupidos sino porque así nadie respinga y las ideas no ganan circulación.

Lo peor de todo, ¿quienes suelen ser esos que compran los tirajes esos? La misma media clase que sostiene a estos hombres cultos en su posición. La misma clase media que logra poder identificarse con los debrayes mentales de estos hombres de dinero y promueven los valores de una clase media que está podrida por dentro y cuyos valores éticos son los mismos que de la Cosa Nostra. La cultura de estos señores, pues, es una de dinero.

Todo el país está sumergido en una crisis existencial sin par alguna. Los ricos se hacen más ricos, los líderes políticos del país se venden al mejor poster mientrás que los estados que componen a la federación sufren de toda índole de males como el crimen, la educación, la salud, hay retraso en toda materia que solvente un desarrollo para todos los mexicanos ¿y estos señores llegan y le dan un premio a un hombre que representa la clase más vil que hay en México? ¿Que válores panhispánicos promueve este señor que identifique la problemática moderna de México? ¿Habla acaso de los males que hacen del mexicano un racista contra su propio prójimo? ¿Acaso habla Pitol de cómo es que los niños de la calle siguen siendo un problema en México y que las drogas son la única esperanza que estos niños tienen en su diario devenir?

No, porque en primer lugar Sergio pitol pertenece al viejo lastre de la Revolución Mexicana, la revolución que debió de componer al país pero que sólo sirvió para hacer hombres ricos como a la famila de Madrazo. En segundo lugar las ideas para componer el país no tienen circulación porque no hay nadie que quiera oir las propuestas de la generación más afectada por los desastres que la avaracia del PRI produjo en el país.

Por favor. Lo dudo mucho, Pitol, ni quiero leerlo y de seguro tardaré en leerlo, no me urge, porque sus valores que deletrea son los mismos que sostienen a la clase media, la clase más racista, ignorante y sin escrúpulos que hay en todo México.

Se requiere una renovación del lenguaje no la misma continuación de las viejas estructuras y jerarquías lingüísticas que nos tienen en este cruel pantano.

/Premio Cervantes/ contigo/ me limpio el culo/


Technorati Tags: , , , ,

Federico Campbell: Periodismo escrito: Tijuana, su lengua, su sensibilidad

Federico Campbell escribe sobre espanglish en su libro Periodismo escrito (2002). En un pequeño ensayo titulado La frontera del lenguaje nos deja plasmada su opinión del lenguaje fronterizo (termino que odio pero que por razones practicas utilizo).

Su mayor queja es la injerencia del inglés al español. La intromisión de la sintáctica WASP al español.

Debo de reconocer que me dio en qué pensar. La observación que hice es que el español al que Federico Campbell se refiere está lejos de ser una lengua nativa a Tijuana.

El español, como toda lengua, tiene sus jerarquías. El español es la lengua del poder en México. Pero mas que nada el español de Tijuana no tiene nada que ver con las estructuras sintácticas de, por ejemplo, el Distrito Federal o Castilla – La Mancha. De hecho, si algo tiene que ver es porque los poderes de la nación tuvieron que mandar a alguien, desde el DF, a controlar el área. Entonces se tuvo que comprender el lenguaje del poder.

Toda inculcación de instrucción lingüística formal en Tijuana se debe a una ideología. Todos los tijuanenses, y el resto de la nación, están sujetos a este fenómeno. Las mentes nuestras están contaminadas por la ideología del estado (uno diría casi a huevo por eso de las constantes burlas que se hacen por doquier al menor error ortográfico). El español que supuestamente deberíamos de hablar en México, tiene anclada su teoría en Castilla- La Mancha, un lugar del cual no me quiero acordar.

Lo digo así porque en realidad son muy pocos los tijuanenses instruidos en los menesteres de la lengua del poder. (La lengua del poder en Tijuana es la lengua de Hank, por ejemplo) Y mucho más los de mi generación o la generación de Federico Campbell. Las primeras palabras nuestras no son el español del poder. Muy al contrario, los primeros choques culturales y lingüísticos ocurren al salir del hogar, al entrar a la fuerza laboral, al contacto con las fuerzas del poder.

Así que Federico venga y nos quiera contar que le molestan las injerencias sintácticas del ingles al español es como decir que le molestan las noches frías de Diciembre para conservar el jocoqui fresco.

Federico Campbell es la última persona en el mundo de la lengua castellana que debería de estar haciendo este tipo de observaciones y mucho más para amonestar a toda una ciudad, como lo es Tijuana, sobre las conductas lingüísticas de su voz.

Quizá exagere con eso de lo de Tijuana pero venga, Tijuana forma parte de ese abolengo exclusivo del Espanglis/Spanglish.

En México nadie sabe cual es el español correcto mas que la cúpula del poder. El resto es una mezcla de todo tipo posible de nuevas voces que registran sus palabras desde la llegada de los asesinos a mansalva de la Corona Española (creibas, ansina, semos, traiba, vide y todos esos vocablos del norte forman parte de la historia lingúística del español de antaño, arcaico, que todavía se usa en México, ¡lo uso yo! ¡lo usan los Cadetes de Linares! [para mayor información os recomiendo leer Lazarillo de Tormes]). Tenemos caló (rifa, ranfla, chucos, rucos, jainas, y sayos) amén del espanglish que ya estaba en pie en la época de Federico, en la Tijuana de Federico, como daime, shinear, cora, troca, wacha, y otras voces más que no hay cupo hoy para ellas. Así que no nos queda otra que declarar la opinión lingüística de Federico Campbell como traición al terre. Federico Campbell, keep your damn universal theories to your self! and let Tijuana be!

Federico Campbell: Periodismo escrito II

Terminando de leer Periodismo escrito de Federico Campbell, conciudadno tijuanense par excellence. De seguro nuestros amigos periodistas cibernéticos tacharían de inútil un libro así. No hace falta una recensión pero si creo que es una lectura no ya obligada pero si necesaria para aquellos que nos nutrimos del diario fluir de las noticias que ocurren en el mundo. Aparte, ya mencionado algo al respecto aquí.

  • Contemplando las desgracias ajenas. Me recuerda mis días Californianos. De hecho una de las primeras cosas que empecé a extrañar en Suecia, al paso de los primeros años, es está relación magnética con el subsuelo y la Falla de San Andrés. Me dio una especie de weening. Crecer en las Californias de niño uno bien sabe lo que es un terremoto y sus consecuencias. Tengo la fortuna de haber podido incorporar las dos culturas que hacen a mis Californias y creciendo en San Francisco de escuincle uno es expuesto a las paranollas de los adultos. Recuerdo muy bien los ensayos que nos hacian practicar en caso del siempre en la mente y siempre en la boca de los californianos the Big One amén de los drills en evento de un ataque nuclear, ya, circa 1973. La cultura del terremoto es algo que llevé en mi cuerpo al aterrizar en In Partibus Infidelium. Así que mareos, sintonización con la tierra, borracheras what not siempre me alertaban los sentidos al máximo hasta que con el paso de los años, ya van 9, este acute feeling a ido desapareciendo poco a poco. Aún extreño las bromas que uno como californiano hace sobre los terremotos, como aquel que uno está tan impuestos a ellos que uno los surfea like waves on the beach. Mi alma y mente con los afectados allá al sudeste de Asia/Cachemira.

Alvarado, José. Visiones mexicanas y otros escritos

me alegra leer libros que mencionan libros que tengo en el estante de mi cueva que bien tiene a guardar ciertos volúmenes que el capricho de mi troglodita colecciona. no hay muchos, si se contasen libros, en mi casa habrá si a lo mucho, con papeles tirados en el cesto, algunos 5 de algún guarismo. el caso es que por estos días guardo lectura del libro de mi paisano y conciudadano Federico Campbell titulado Periodismo escrito de lo cual mencioné anteriormente aquí. ahí mencionó al nuevoleonés José Alvarado, para ser más específicos, de Lampazos, Nuevo León. Visiones mexicanas y otros escritos es el libro aludido.

recuerdo haberlo comprado en una librería que se encontraba en el hoy llamado Antigüo Palacio Municipal de Tijuana hace ya un chingo de lunas atrás. nunca le presté demasiada atención al tomo, para ser franco, mas allá de esa relación que uno guarda con ciertos volúmenes que incitan a ser leidos mas que por el mismo ardor que existe los desdeña uno y es la decidia la que gana la mejor partida de esa conexión entre tomo y lector.

lo hojeé, le dí una lectura light y me percaté que el hombre intentó ser un hombre de compromiso, quizo cambiar las cosas que veía y las detallo tal cual, sin pelos en la boca, mas la impotencia que exuda es demasiada y es una lectura deprimente. tengo que leerlo, es una lectura de esas que tiene uno que atravezar para comprender the state of things en México.


Technorati Tags: , , ,, , ,

Puro Border

Puro Border: Dispatches, Snapshots, & Graffiti from the US/Mexico Border
Luis Humberto Crosthwaite, John William Byrd & Bobby Byrd, eds.
Cinco Puntos Press
Paperback
253 pages
April 2003

Mi xicano interno aborreció esto: Crosthwaite traducido. I mean come on, ¿cómo que dejar que sus textos fuesen traducidos en un libro como este? Esto es lectura Xicana, Chicana, ¿cómo? Válgame, el insulto, la ofensa, el orgullo pisoteado, mi alter ego casi escupe las letras traducidas de este escritor renombrado y para acabarla de chingar, de Tijuana. El único escritor tijuanense en esta serie de artículos, comentarios, puntos de vista y demás cuestiones fronterizas que alegro el humilde corazón de este exiliado fue Urrea, as in Luis Alberto. Me gustó much su historia, Tijuana Wonderland, en inglés compa, sin traducirse ese, de la Col Indepe. Me hallé en el relato, me identifiqué por las zonas geográficas; Crosthwaite, sin embargo, hasta en la traducción defrauda y es que por más que mire una pintura de Van Gogh eso no me hace pintor y eso mismo me gustaria preguntarle al famosísimo hombre de letras tijuanenses, si se ha aventado un viaje pecho a tierra a Los. De perdis Jorge Bustamante tiene la gracia de haberse aventurado pisar las huellas de los miles y miles de immigrantes que cruzan la frontera para largarse a Los, ¿pero y ese?

Mas comprendo. Si hay que mandar un mensaje hay que mandarlo a cómo de lugar, aunque resisto. La unica audiencia qque podría apreciar el libro como debería de estar no es fuerte aún. Mucho se habla de millones de mexico-americanos allá en Los pero al parecer no todos son del gusto de ser bilingües al full, así que la necesidad de traducir fue fuerte, me pregunto, qué sintiría este hombre cuya voz sobre la frontera pesa tanto para México cuando vio sus escritos traducidos para sus primos.

El libro es una buena colección de escritos que detallan no solo la vida de la frontera como Tijuana con todo y su narcotráfico sino hasta detalla la vida cotidiana de muchos heroés de la raza e inclusive mucho sobre Juárez también pero por el mismo tostón deja entrever la desgracia que aqueja tanto a las víctimas del crimen como la impotencia que los fronterizos viven y tienen como ciudadanos de esta franja hiperromantizada por el folklore de la gente; tanto el DF como Washington DC están muy lejos de las maquilas, de los minutenman, de los desiertos, de ver los anhelos de los desesperados esfumarse así nada más con la calor como para comprender el dolor que ahí se dibuja. Un libro entretenidismo si es que sabes turiquear la tataracha.


Technorati Tags: , , , ,, , , , , , , ,

Heriberto Yépez: Matasellos

El Matasellos 2004 Heriberto Yépez

Hay veces que la ficción y la realidad coinciden. Acá en Suecia hay un pequeño escándalo que trae a un filatelista sueco, de nombre Hans Lernestål, ahora radicado en Suiza, en jaque. La noticia en español de seguro llevaría por título Filatelista burló al Estado de 79 millones. Filatelista porque compró la estampilla más cara de Suecia, Tre Skilling, valorada en varios millones de dolares, en realidad es toda una saga la del señor pues lo titulan un apasionado, palabra rara en la boca de los suecos y una que no usan con cualquier soltura que digamos.

La novela de Yépez narra la vida de cuatro personas dedicadas a este pasatiempo. En esencia, la lectura es un poco desafiante. Requiere de mucha paciencia porque hay cantidades enormes de ejemplos donde la lectura se ve interrumpida porque por alguna razón el narrador siente la necesidad de entrometerse en la lectura, algo que académicos graciosos llaman como entretenimiento. Quizá es una técnica oscura de pedagogía para cuestionar a estudiantes que no prestan atención y así delatarlos. Da la impresión que quiere ser más Unamuno que el mismísimo Miguel de Unamuno. Es una parodia académica ya que hay infinidad de footnotes diciéndole al lector es así o es asa. La narración de los filatelistas, que consiste en denigrar al personaje que se detalla con descripciones de defectos inhumanos, se presenta con el viejo truco de la omnisciencia. Por lo regular la lectura no es prosa, quién sabe qué es.

Mientras que se infiere a leguas que el autor sí sabe algo de filatelia, pues se describe con esa cualidad hispana de querer enseñarle a todo mundo lo que sabe, se nota que descuidó mucho el labor que más importancia debería de tener una lectura como la que se nos presenta en este opúsculo, o sea, si va a hablar de viejos, como él llama a sus personajes, por lo mínimo debería de haber estudiado un poco de gerontología pero la geriatría luce por su ausencia, de hecho, hay un tono despectivo por toda la lectura por la vejez, lo mal hecho, un hedor a fascismo inescapable. Hasta me sorprendió que Yépez no supiera un poco más del mercado en que se desarrolla, pues son justos los viejos quienes más compran libros en México y traiciona así la primera regla de la idealización, el viejo no quiere leer sobre lo feo que está, quiere leer sobre lo grande que puede ser.

Por otro lado, la lectura tampoco da mucho para pensar más allá de la estructura visual del libro, no deja que el lector formule sus propias conclusiones porque el narrador siempre esta instruyendo al lector que esto u aquello es así. Quizá es por eso que se le compara con Stevenson y Dickens, dos de los viejos realistas de la cosmovisión inglesa, esos mismos que fueron acusados por los escritores del Modernismo por no detallar el stream del consciousness.

Esperemos que su nuevo libro brinde más ya que este mientras sí es un experimento no sacude la conciencia para nada, ni para despertarlo del sopor que pueda ocasionarle al lector no instruido en las estructuras de las letras hispánicas.

De cuerpo entero

WHAT shall I do with this absurdity – O heart, O troubled heart – this caricature,
Decrepit age that has been tied to me
As to a dog’s tail?
The Tower– William Butler Yeats

De cuerpo entero 2004 Nueva Imagen

a Luis Felipe Hernández lo conocí gracias a la generosa amistad que Erika Mergruen me brindó durante mi estancia en el DF a principios de año.

Tuve amplias ocasiones para charlar con él a mis anchas y a pesar de que soy chiviado no deparo en ello para nada, fue/es generoso con sus plabras y su estima, más de un cafe y varios cigarros compartimos en atardeceres defeños, y generoso con sus cigarros mentolados, porque yo como buen fumador que se niega a aceptar que fuma, me los brindaba si tan sólo al pedirle, antes no me acusó de pediche….

Su libro, De Cuerpo entero me lo obsequió sin más ni menos y yo me dispuse a leerlo en cachitos, como los post que pone en su blog.

Es una lectura simple a primera vista mas lejos de la verdad no puede estar y menos no se espera de un tomo así. Se trata más de las veces en proyecciones de problemas existenciales, bueno, por lo menos así me pareció a mi. Y es que ¿qué más se puede esperar de un relato donde unos tenis adquieren voz para relatar sus travesias por pistas de baile? Yo, Izquierdo es el minifix de un par de sneakers que cuentan sus emociones y quejas al ser los elegidos o no; pero por los pasos de estas letras camina una critica social que quizá depara mucho valor en los zapatos. Nuestra sociedad, la mexicana, tiene un fetiche, nos miramos el calzado demasiado y este cuento se vuelve una parodía de los gustos por llevar los zapatos adecuados a fiestas etc y lo efímero e insignificativo que un par de tenis pueden ser para el encuentro entre dos personas.

Mientrás me calzaba, no pude evitar ver de reojo a las botas vaqueras y mostrarles mi lengüeta, orgullosa como estaba. ¿Ya vieron, méndigas arrogantes?

El valor social, la presión por traer el atuendo adecuado, se torna un simbolo de lo bizarro que nuestra sociedad puede ser.

Así pues no es sorprendente leer Rúbrica. Un relato de una firma que se escapa y a la vez se vuelve una fábula sobre lo que es el estatus, un simbolo que se nos puede escapar en cualquier momento y de los esfuerzos que hacemos para retener ese estatus como el que una firma poseé.

En cuanto estampé mi firma en el documento, ésta se deslizó fuera del papel, alcanzó el suelo y huyó enloquecida

Es una lectura bizarra y entretenida que nos invita a una lectura simple pero que con el paso del tiempo da lecturas de una sociedad que quizá le dé demasiada importancia a sus conceptos abstractos de estatus social y que nada tienen que ver con la vida. Liberación va al caso, se trata de un hombre que se ahoga en deudas, válgame, si aquí no hay una lección sobre la importancia que le ponemos a los deberes económicos de nuestras vidas no sé dónde más. El estress y lo inútil que sería salir librado de ellas en esta vida invitan al confort de aceptar esos menesteres con debida tranquilidad y deliberación. Dicen los gabachos: Only two things are certain, death and taxes y Luis nos lleva en esa travesía a un mundo que ni Dan Piraro se hubiere podido imaginar.

Cada letra de este libro fue un deleite al paladar, gracias Luis.