La tabla de Flandes

La tabla de Flandes / Arturo Pérez-Reverte

ISBN 84-204-8079-7
Madrid : Alfaguara, 1990
416 pág.
Serie: Alfaguara hispánica ; 77

Por fin he acabado de leer La tabla de Flandes de Arturo Pérez-Reverte. Este libro me interesó desde que vi la pelicula titulada en inglés Uncovered. Compré el libro en París en mayo del año corriente, por la famosa calle donde se encuentran Les bouquinistes des bords de Seine rumbo a Notre Dame con unos estudiantes de Brinellgymnasiet. Disfruté mucho la lectura pero habrá que saber un poco de ajedrez para poder comprender toda la lectura. Es la segunda obra de Peréz-Reverte y poco a poco me gana la confianza. La obra teje muchos temas pero nunca esperé que acabará con una especie de altruismo medioclasero (paja mental más bien) de sacrificar todo porque alguien acabe rico. Pero sacude y aturde los principios morales y éticos del lector, que es lo que importa.

Lo que me gustó también de la lectura es que si uno conoce Madrid puede bien uno sentirse recorrer la calles de Madrid. El Rastro se menciona aparte de otros rincones de la Capital del Mundo como Hemingway calificó a Madrid. Otro aspecto de la novela es que se citan otras obras relacionadas con el tema como Edgar Allen Poe, lo que gusta y requiere de otra lectura para poder disfrutar de ella.

La tabla de Flandes no existe así como tampoco el pintor. Para uno que le gusta seguir pistas y verificar la autenticidad de lo que describe esto suele ser un poco sorprendente como a la misma vez un poco triste. En fin, eso de tener licencia poética y jugar con la imaginación de otros pues a de ser parte del truco así como uno nunca sospecha del autor de los crímenes cometidos ahí; no por ende se hizo película de seguro.

This entry was posted in Libros en Español. Bookmark the permalink.

2 Responses to La tabla de Flandes

  1. Liza says:

    Carpe diem… that’s the only thing that works with crushes.
    Take it or leave it, don’t linger in the middle of uncertainty. No matter how bad you may fail, your limbo where nothing seems to happen, is a thousand times worse. You might think the wait is better, but how much strain are you willing to put into -your already hurt- heart?

Comments are closed.