Category Archives: Libros En Sueco

August Strindberg: Från Fjärdingen och Svartbäcken

August Strindberg: Från Fjärdingen och Svartbäcken- Studier vid Akademien. 1ra publicación: 1877. Ubicación geográfica de las novelas: Uppsala.
Libro que leí. Vårt Hems Förlag Stockholm 1930 Åhlén & Holms Boktryckeri.

Habrá que notar que Fjärdingen y Svartbäcken som dos partes urbanas de Uppsala.

Este es el segundo libro de August Strinberg que leo en sueco. Hay personas que aprenden un idioma solo para poder leer a los autores en su idioma original, tal como Miguel de Unamuno quien se dice que aprendió danés para poder leer bien a Sören Kierkegaard o bien Sigmund Freud quien aprendió español solo para poder leer a Don Quixote en el original. Yo no, solo aprendí sueco por necesidad y pues así, el trabajo y los años me han hecho un poco más mejor en su manejo pero igual sigo cometiendo atrocidades en le lenguaje que deberían de mandarme a la Haag por crimenes contra el lenguaje sueco. Aunque como todo idioma, se logra comprender más con un poquitín de esfuerzo aunque la verdad sea dicha esto de vivir en Suecia le deja uno suficientes llagas como para poder comprender las matices que el sueco tiene para poder comprender a Strindberg ya que mucho de lo que escribe tiene relación con el angst y la pena ajena. Y es justo eso en el lenguaje lo que más me encanta de Strindberg. Su idioma es uno que no se usa ya en Suecia ya que Suecia, aparte de haber reformado la ortografía su idioma también alteró la fonética de ella lo que hace de ello una interesante lectura.

Lo que más resalta del libro en cuanto a las historias son los personajes que al parecer siempre andan down in their luck como se dice en inglés. Y como yo soy uno de esos que siempre echan porras al underdog pues eso me gana en la lectura. Y claro, aparte del répertoire de su vocabulario. Es bueno para describir miserias urbanas y según las múltiples wikipedias por ahí se debe mucho al pasado del mismo Strindberg. Y es algo que se nota mucho en las lecturas de él ya que de repente los personajes que andan rosando los campos fértiles de la miseria humana de repente tienen acceso a las cómodas áreas de las élites de la sociedad sueca del siglo XIX describiendo esto como si fuese dado acontecer por cuestiones del azar. Y otra vez, Strindberg asombra con el uso del lenguaje al usar el lenguaje de las sociedad alta para describir ese ambiente y sus órbitas inalcanzables para la mayoría de nosotros.

Me tomó todo el 2014 para poder acabar de leerlo pero venga, ni quién se fije cuanto tiempo me tomó en leerlo. Tengo una entrada en el blog del diciembre del 2013 en que menciono el libro así que más de año.

dos autores

TS Eliot said “April is the cruelest month” 1922 & August Strindberg said “Av alla årstider är våren erkänt den mest obehagliga” 1877. Hmm. Loosely translated it means that «of all the seasons, Spring is acknowledged to be the most cruelest»

Wasteland by TS Eliot and Från Fjärdingen och Svartbäcken by August Strindberg are perhaps two works of writing which have nothing in common except these seemingly strings of texts.

I would like to think they do. This rejection of the coming of the spring in TS Eliot and Strindberg is enough for me to entertain the idea that TS Eliot might have read Strindberg. & he apparently did at some point acknowledge that he did since he purportedly wrote a letter to the Swedish newspaper Svensk Dagbladet in 1949 or says Evert Sprinchorn.

Did Eliot read Strindberg? He was in Germany in 1914 and 1915, when Strindberg was the most discussed dramatist. The younger generation regarded him as the incarnation of the modern conscience. In 1949, on the occasion of Strindberg’s centenary, Eliot sent a letter to the Swedish newspaper Svenska Dagbladet, in which he said that he had got to know some of Strindberg’s plays when he was young and impressionable.

Is that sufficient evidence for it? I mean, that one of the most famous poems of the English language of recent whose byline is «April is the cruelest month» is actually influenced by Swedish author August Strindberg?

Strindberg exchanged letters with the likes of Nietzche. A CORRESPONDENCE BETWEEN NIETZSCHE AND STRINDBERG https://archive.org/stream/jstor-25120062/25120062_djvu.txt

 

Amazing what one sentence can lead to ….

Öde Christine Falkenland

ode  Autora: Christine Falkenland
Publicado por: Månpocket
Tomo: Pocket
Idioma: Sueco
Impresión: 200409
Páginas: 136
Peso: 84
ISBN10: 9170011885
ISBN13: 9789170011887

He terminado de leer mi tercer libro de una de mis escritoras favoritas aquí en Suecia. Las recensiones suecas de la obra alaban el labor de esta autora y están fascinados por la narrativa que Christine Falkenland ha desarrollado durante su carrera como escritora. Adentrarse al mundo de Christine Falkenland es un tour de force para el que quiera comprender un poco de cómo es que se vive en pequeñas comunidades en Suecia. También lo es para aquellos que quieran experimentar un poco los actos mentales que en realidad están generalizados en el psique sueco. Para todo el que ha vivido un poco en Suecia notará como es que los suecos les gusta sumergirse a un mundo lleno de angustias y obsesiones por detalles que hacen de un vaso de agua una tormenta inexplicable de traducir al lenguaje siempre y cuando es un mundo lleno de subjetivismos que colectivamente se viven. Estos están viviendo el efecto mariposa y desde la perspectiva del aleteo de la mariposa ya que cada aleteo les causa una crisis menor por las repercusiones tanto éticas como morales que podrían repercutir en ellos mismos y no ya en el mundo, venga, por algo se les conoce como individualistas y por ende su opción de distanciarse tanto del mundo como de ellos mismos. Claro, todo esto provocado por los valores luteranos que marcan el devenir del sueco y mucho más esa austeridad emocional con la que deciden vivir.

La mentalidad del sueco está llena de interpretaciones subjetivas que marcan su apariencia física ya que raro suelen reír o mostrar emoción, no que no lo hagan, sí, pero entre más se adentra uno a Suecia menos indicios muestran de su estado mental como si mostrar el flujo de los pensamientos internos al mundo exterior o mostrar alegría por vivir seríase algo fuera de lo normal. Esto a veces conduce a un hoyo negro de depresiones personales y el robo de toda felicidad posible, aquí no existe la dicha de la ignorancia, les tortura cada acto y la narrativa se torna un dimes y diretes sin fundamento alguno. Todo acto conlleva con sí un juez que califica lo hecho como bueno o malo y la tortura mental (inducida por el desasosiego) por haber hecho una mala obra repercuta dentro del estado mental del individuo. Más si se vive en una comunidad homogénea y pequeña y como reza el dicho, pequeño pueblo, infierno grande.

La novela trata la relación sicológica entre un cliente y un sicólogo y la terapia que se lleva acabo para resolver los problemas mentales de una chica con un pasado que le causa una crisis existencial femenina, muchos acontecimientos le hacen hacerse preguntas por lo que ha hecho. Sus decisiones, la falta de una madre más atenta, un aborto espontáneo, sus proyecciones de amor fallidas, hacen de una existencia un caldo lleno de azufre.

Pero me he quedado insatisfecho por la obra. Conozco un poco de sicología y sus terapias y en este caso la autora no supo sacarle la vuelta a una serie de problemas relacionados con la terapia y más entre la relación entre el sicólogo y el cliente en cuestión. No sé porqué, quizá se debió a que la autora sintió presión por entregar la obra, o es parte de la obra en sí ser como es.

Sfinx de Falkenland, Christine

Sfinx -Christine Falkenland

Sfinx
Wahlström & Widstrand
ISBN 978-91-46-22103-6

He leído mi segundo  libro de una autora que me ha cautivado la imaginación. Se llama Falkenland, Christine. El libro se titula Sfinx, 2011.

Me ha gustado el librito. Tenía muchas ganas de leer en sueco y me pesa mucho encontrar literatura sueca que me agrade. Son muy pocos los autores que pueden lograr la proeza de robarme mi atención, Falkenland es una de esas autoras inolvidables.

El librito trata sobre el tema de los celos. Acá en Suecia miran a los celos como un mal, a la par de un cáncer.  De hecho es un mal renombrado que hasta los monarcas tienen que cuidarse de ello. Para el sueco, la envidia y los celos se debe evitar a toda costa y en realidad no es deseada en ninguna expresión y por lo tanto, el que siente celos, debe tener un mal de ojo que nadie quiere desear ni ser la victima del blanco al que los celos se dirigen. Se les hace pesado y ni cómo tratarle más que como una desgracia familiar. Si comparamos con nuestra cultura, la cultura latina, los celos deben de expresarse ya que si los celos no expresan es que algo anda mal. Aquí habrá que recalcar que eso de sentir celos en una relación, en moderada medida, es saludable para las parejas ya que para muchos, los celos expresan esa dicha para el ente latino de que se les querido con fervor. Sin embargo, si los celos se expresan sin medida, la bestia de los celos recae en un mal cuyos resultados son pocos deseosos. Supuestamente, los latinos sabremos de moderar nuestras emociones un poco más mejor. No quiero pintar al ente nórdico como un ente que no sabe controlar sus emociones sino que simplemente, para el ente nórdico, los celos no se les modera, se les rechaza, punto y aparte y es que ellos creen que es injusto que estando en una relación, tal cosa pueda suceder, la confianza y la fidelidad no dan campo para ello, y así pues.

Ahora, el libro. Desde un punto de vista psicológico, la autora elige una narradora totalmente omnisciente de sus actos. Con omnisciente me refiero a que la autora de las misivas a Claire está consciente de lo que ella sufre no es moralmente bueno. Se trata de una mujer torturada por los años, los recuerdos y la obsesión por querer ser la mujer de su exmarido y la proyección de sus deseos hacia ella. Se le podría clasificar como una persona con un trastorno de personalidad que varia desde la compulsión hasta la personalidad histriónica, o sea, su comportamiento abarca la gama del llamado Grupo B de trastornos de personalidades. Y eso lo digo con los pocos estudios que he tenido de psicología y como amateur de esa rama de ciencias. Aquí lo que importa no es verla bajo esa óptica pues sería delimitar a la narradora de las misisvas, sino que habrá que ver cómo es que un ser humano batalla  para librarse de uno mismo y los deseos oscuros del cuerpo humano.

Ella es pobre y batalla tanto como poder darle una buena vida económica a su hija como para poder tener una buena estima de si misma. Por eso mismo, no tanto emocionalmente, sino económicamente,  la envidia de lo que la nueva pareja de su exmarido tiene acarrea una buena parte de la narrativa y forma buena parte de los actos que ella quiere hacer y decirle a Claire, el nombre de la nueva esposa de su exmarido. El libro está escrito en forma de diario personal.

Durante todo el desarrollo de la narrativa el nombre de Claire aparece en las entradas de cada nueva misiva que la exesposa le manda a la nueva esposa del exmarido el cual se llama Felix. Esto tiende a causar un poco de hipnotismo que causa la sensación de mantra, se repite una y otra vez en todo lo que tiene que decirle a Claire, sus secretos y los deseos que siente, lo que quiere hacer y proyectar con su obsesión de ser ella la que debería de ser Claire y no ella, o sea, Claire. En realidad, nunca se sabe si las mentades cartas llegaron algún día a su destinario.

Me gustó mucho la lectura porque comprendo la obsesión del amor al que la narradora se refiere. Tengo sangre latina y ello me hace un tanto conocedor de alguna obsesión u otra. Por ello, me causa un poco de risa la recepción critica que le dieron los periódicos suecos. A la pobre exesposa no me la bajan de ser una vil stalker y la envidia y los celos son emociones endemoniadas que no caben en las personas sensatas y ¡dios mio! que apunto estaba de cometer un crimen al acercarse tan de cerca a las propiedades privadas de su exmarido. Como que los suecos no entienden estas cuestiones de las pasiones o dejarse arrastrar por el incontrolable deseo de obtener lo inobtenible ya que siempre y acabo mientras en las países de raíz latina contienen legislación para actos o crímenes de pasión en Suecia eso es una barbarie insoportable de tolerar. Dejarse llevar por las emociones, Dios mío, ¿cómo?

Por suerte, Falkenland deja que la narradora tenga un poco de cordura, su antihéroe es una mujer que si bien se deja llevar por sus pensamientos y las emociones asociadas con su obsesión, sabe también delimitar sus actos y todo queda en una conjetura banal y en un figmento de la imaginación que nunca logra llevar acabo esa travesía entre el delirio mental y la realidad.

 

 

活着, Huozhe

Escritor: Yu Hua
Traductora: Anna Gustafsson Chen
Diseñador: Lars Paulsrud
Editorial: Ruin Förlag AB
Idioma: Sueco
Edición: 2006,
Páginas: 197
Primera Edición, peso: 360
ISBN10: 9185191132
ISBN13: 9789185191130

Estoy rompiendo records. Este es el segundo libro que leo en sueco en lo que va del año. Créame usted amable lector, que el más asombrado soy yo. Y eso es sin duda alguna un elogio para el libro. Pero vayámonos por partes. Como lector multilingüe tengo ciertos principios en lo que que concierne la actividad de leer. Soy un tanto elitista al respecto porque la verdad, poseo el lujo para ello, venga, sé tres idiomas y eso no es cualquier cosa ni aquí ni en China. Uno de esos principios que tengo como lector de libros es que no leo un libro traducido siempre y cuando lo pueda leer en su idioma original. O sea, para un ejemplo simple, no me voy a  poner a leer a un libro de Octavio Paz en sueco cuando bien lo puedo hacer en mi propio idioma. Pero aclaremos una cosa, lo leería pero solo por cuestiones de investigación. Por lo mismo, el segundo principio es que leo un libro traducido siempre y cuando este último esté traducido a un idioma cercano o emparentado con uno de mis idiomas. Si el libro es escrito en Francés, Italiano, Portugués o cualesquier de las otras lenguas familiarizadas con el Español entonces lo leo, o sea, si Edmund Jábes quien esta traducido al sueco cruza mi camino, no lo leería por el simple hecho de que este último está traducido al Español y por ende lo más sensato sería leerlo en Español y así lo mismo con el sueco y el inglés. Aunque aclaro que estos lujos de principios cesarían al momento de verme deprevido de la libertad de elección.

En este caso tenemos una traducción aceptable. Del chino al sueco. Tras mucho pensar creo que es una traducción aceptable para mis principios. Me explico, las vigencias sociales del sueco tienen un dejo a las vigencias chinas. Existe un colectivo que permite ciertas costumbres similares entre ambas culturas, no que sea un experto en las costumbres chinas. Lo único que sé es aquello que los años y ciertas lecturas me han dado el paso de la vida.

Yu Hua es un escritor famoso. Quizá más famoso que Gao Xingjian. Ha impresionado a varios y ahora me sumo a esa multitud. Me sorprendió mucho su estilo de escritura. Recuerda mucho a esos elogios que Ernest Hemingway recibe sobre su manera de escribir, corta, concisa y al punto. Su libro es interesante, no pude dejar de leerlo y pasé varias noches de insomnio leyendo la narración de un hombre de gobierno que es mandado por las autoridades a coleccionar historias del pueblo. Este hombre nos cuenta muy brevemente cómo es recibido por el pueblo en que termina y nos menciona la eterna disputa entre un citadino y la gente del pueblo que desestima el estilo de vida que lleva la gente de ciudad. Toda la historia narra desgracia tras desgracia. Pero el tono de la voz que utiliza el narrador, de manera simple y corta, sin mayores pormenores que narrar cómo las tragedias y las desgracias se unen con el destino para causar dolor en el ser humano hacen de la lectura una obligación imposible de ignorar, la lectura nos hace seguir adelante queriendo encontrar un dejo de esperanza en la narración. Pero la esperanza se nos da a cucharadas y justo cuando creemos que la vida de nuestro interlocutor está por mejorar se nos arrebata la esperanza haciendo del lector un actor más de la vida de un chino antes y a principios de la Revolución China. Los grandes eventos de la vida del país se ven reflejados en la situación económica del buen campesino de nombre Fugui. De hecho esta novela me trajo recuerdos de Mariano Azuela y su novela Los de Abajo por tener el mismo sentido social de querer relatar lo que pasó, o querer describir la cruenta realidad, realismo social pues.

Lo curioso de la novela es que está un tanto demasiada adaptada al Occidente que insiste en dejarnos lo más pasivos cuanto posible. Para nosotros los de Occidente, la lectura es una actividad que presenta su realidad al leerla y ahí poca o nada de actividad más allá de la lectura de parte del lector. Sé que habrá algunos que me contradigan al insistir que el lector Occidental al leer recurre a las asociaciones como yo lo he demostrado anteriormente pero la verdad es que se requieren de muchas indoctrinaciones para lograr ese tipo de deducciones. La mayoría de los lectores son pasivos quienes se retienen en un ámbito de lectura superficial. Es más forma que fondo en lo que concierne leer, por un así decirlo. El chino no, ellos están un poco más avanzados en estos menesteres. Recordemos que los chinos tienen una escritura de logogramas lo que implica en sí toda una cultura distinta a la de nosotros.

“… Chinese readers are used to being asked to infer certain points on their own with only a little help from the author.  Shen explains that this technique, included in both creative writing and criticism, is known as “yijing.”  Shen defines yijing as “the process of creating a pictorial environment while reading a piece of literature” (537).  Yijing is meant to keep the reader active in the story by forcing the reader to decide what the author had in mind while writing the story.  The reader has to develop the picture described by the author.”

Por lo enfrascado que estuve en la lectura no me acordé de este último párrafo que un buen día me encontré durante mis días de universidad en Estocolmo. A los chinos se les pide participar en la lectura.

En fin, el libro valió la pena y eso que di con el autor por medio de una revista que hojeaba en la bibliteca mientras mataba el tiempo.

Vinterträdgården Christine Falkenland

Bueno, va la primera reseña de libro del año, que ya me estaba tardando un tanto. Casi no leo libros en sueco pero mi sentido de culpabilidad me hizo hacerlo. Frecuento la biblioteca del pueblo cada vez que salgo del trabajo y la portada de este libro me atrajo la atención.

Vinterträdgården
Falkenland, Christine
Inbunden. Wahlström & Widstrand 2008.
ISBN: 9146218149 / 91-46-21814-9
EAN: 9789146218142

Jardín de Invierno

Christine Falkenland ha escrito una hermosa, brillante y triste novela sobre la pasión, la poesía, y el amor prohibido. Pero también una historia sobre una mujer que busca un escape de las condiciones de libertad y cautiverio; de la soledad y la intimidad. No es infrecuente que los libros de Christine Falkeland sean un lugar donde el tiempo se ha detenido de una buena vez por todas. Pero en su nueva novela Jardín de Invierno, es sin duda el presente que es la historia del fondo. Esta vez, ella nos permite disfrutar de una persona ordinaria que se ha establecido en una existencia relativamente estancada. Hasta que un día se encuentra con la impresionante belleza de Sharzad. “Quería escribir sobre el amor en una forma totalmente nueva para mí”, dice Christine Falkenland, “Ahí, en donde los rayos del impacto cambian todo. Yo quería escribir sobre la pasión, que no está reservado a la ciudad y la vida nocturna. El deseo doloroso que no toma en cuenta quien tú crees quien eres “.

198 páginas Hardcover.

Traducí el siguiente pedazo de texto gracias a Google translator. No sé porqué me da por escribir reseñas de libros en sueco en español, no es como si alguien por ahí este interesado en Christina Falkenland, creo que es una de esas escritoras nórdicas que solo el pueblo de acá sabe quién es. En fin.

Me llamó la atención la portada, muy sensual. Es una novela lésbica, se trata de un amor entre dos mujeres y como todo buen amor una termina más peor que la otra. Siempre existen estos dejos del amor, alguien sufre más que el otro, no es como Brokeback Mountain, bueno sí pues. La combinación de lo exótico, para los suecos, con la idea de entablar amor con otro que no sea de su raza es palpable aquí. La amante es una mujer iraní que está casada mientras que Laura, la protagonista de la novela, es una sueca típica de un pueblo típico de Suecia. En lo particular no me interesó mucho el aspecto de la relación, me interesó mucho más el proceso mental de Laura. Ella esta sumergida en un pantano de pensamientos que le aquejan como las mil y una noche. Tiene problemas con el pasado, el presente y el futuro.

El pasado porque su madre le inculco una inseguridad por si misma que no la deja paz ni un segundo. En este cuadro tenemos a la madre, quien esta muerta ya por cuestiones de cáncer en los senos, y quien dejo una impresión fuerte en Laura. El presente se ve lleno de traumas por personas de carne y hueso los quienes afectan mucho la vida de Laura la insegura, así le pondremos. Laura tiene una relación bastante pesada con sus entornos. Es cuestión típica de los suecos de pensar de más y en este caso Laura se la pasa pensando de más lo que podría pasar o decirse o interpretarse al menor contacto humano con otras personas. Es en este entorno en que vemos a una Laura que no es muy atrevida pero a la misma vez vemos a la Laura que quisiera hacer más de lo que se atreve a decir o hacer. Aquí lo curioso es que la escritora del libro introduce un símbolo importante de la cultura persa, el djinn o genio. Estos genios son a la vez portadores de buenos y malos augurios. La metáfora del genio es importante para la lectura puesto que funciona como el genio atrapado en el cuerpo de Laura, la caja de Pandora que no quiere abrir. El futuro está lleno de incertidumbres pero no oscuro, Laura se las huele de que algo malo va a pasar o quizá es el resultado de una profecía autocumplida y a tientas y regañadientes avanza paso a paso a un destino que ella mismo se fabricó.

Los suecos tienen un sentido del humor pesadisimo, y en esta novela no podemos ver un dejo de alegría ni cuando hay contacto sexual, solo vemos un remolino de emociones que la mayor parte de la veces transcurren solo en la cabeza de Laura, pero qué se puede esperar más de una sueca tímida que piensa de más. Para ser francos disfruté la novela, me la acabé casi en una semana y qué más quisiera que así fuere con todos los demás libros que me ladran como perros a que los acabé de leer.

Det är sant att jag är en fånge, och här sitter jag nu inlindad i längtan efter henne som är så långt borta. Fem och en halv timmes flygresa från Landvetter men i en annan värld. Jag vet att hon inte tänker på mig där borta. Hon hinner inte ens tänka. Det finns ingen längtan där. Familjelivet, alla som vill umgås med henne.

Es cierto que soy prisionera, y ahora me encuentro sentada aquí, enredada al sentimiento de extrañarla, ella que está tan lejos. Cinco horas y media de vuelo desde Landvetter, pero en otro mundo. Sé que ella no piensa en mí allende. No alcanza ni siquiera a pensar. No existe ningún anhelo ahí. La vida familiar, todos los que quieren pasar tiempo con ella, no hay manera.

Punkindustriell

Acabo de leer un libro en sueco, hoy, de por cierto. Se titula Punkindustriell hårdrockare med attityd por Louise Halvardsson Författarhuset. Creo que una traducción es innecesaria. Me gustó bastante pues como el libro de Rivera Garza, es un libro que leí justo en la zona geográfica donde la trama se desarrolla, en el municipio en donde vivo y donde trabajo, N-, y para acabarla de joder, justo en el lugar donde trabajo, la preparatoria de B-.

No hay demasiados autores de N- que me llamen la atención, de hecho, uno de ellos escribe tan complicado que es una de las estrellas de las grandes ligas, Per Odensten; hay otro, pero es poeta, y como todos sabemos los poetas no saben demasiado de prosa que digamos y luego es inmigrante pues.

El libro en sí es un jugendromane lleno de ese angst adolescente y trata sobre lo que la juventud vivió antes de la explosión de la internet, teléfonos moviles, ipods, mp3’s y la absorbación de la juventud por esos menesteres como el blog como hoy se vive en estos mundos primermundistas. Me parece que es importante mencionar esto ya que soy de la opinión de que es un parteaguas crucial para nuestra sociedad y eso que la línea del tiempo si apenas va a llegar a la década pues la cronología en que transcurren los hecho ocurrieron si apenas hace 9 años atrás. Como dije, a mí me gustó porque al leer el libro estuve recorriendo los mismos pasillos que la autora o los personajes del libro recorren. Aunque es menester puntualizar que la escuela sólo se menciona de nombre pero nunca se describe su aparencia más allá de la lata que da tener que cumplir con los deberes escolares. De hecho, uno bien puede decir que el libro narra un periodo de tres años que son los que se toman para terminar la preparatoria acá en este lado del charco.

No me cabe la menor duda de que se trata de una especie de normas y vigencias plenamente nórdicas. Entre el sexo, el alcohol y las desobedencias que caracterizan la problemática que componen el hilo de la narración del libro se puede apreciar una cierta moralidad hacia lo que es correcto o no lo es. Por ejemplo, acá la edad marca mucho las relaciones sexuales y tener cierta edad para hacer el amor tiene que ajustarse a las normas vigentes de la sociedad. Con esa pasión que los nórdicos tienen porque todo sea igual, al amor hay que tratarlo justo dentro de la misma edad que uno tiene, o a lo más dos o tres años mayores, lo demás es asqueroso.

A la misma vez, el libro es un documento vivo de lo que es vivir el primer mundo o segundo, que sé yo a cuál pertenezca Suecia, y las problemáticas sociales que ahí se manifiestan. La narradora del libro se queja de pequeñeces como qué cruel es la vida sin novio o cuánto pesa a pesar de que es vegetariana y si a lo mucho durante toda la narración se chingó una galletita que escupía tras mordida [quizá una pequeña alusión o indicación de problemas de anorexia] o cómo la narradora relata la problemática de una chica que se corta las venas sin que ésta última reaccioné más allá de saber lo que ocurre sin hacer el menor intento de hacer por que el incidente no reincida o ya por lo menos preguntarle a la chica por qué lo hace, al contrario, cortarse los brazos para sentir dolor es tan natural en la literatura ésta como beber alcohol todos los días sin que nadie diga pío.

El contenido del libro tiene también como hilo común el desquinté de la chica, [* nota: no sé como se diga hoy por día en Tijuana desquintar pero desquintar es cuando uno y en este caso particular, una chica pierde la virginidad.] Todo el libro parece querer relatar éste hecho desafortunado en que la chica nada más no tiene buen sexo por lo menos por toda la mitad del libro. No sabe qué hacer con la calentura que le aqueja y ni borracha se le antoja a nadie, pinches nórdicos que no saben expresar emociones. No es que no haya emociones en el libro, las hay, pero al estilo sueco, bajo el estupor etílico de Bacus. De hecho, la narradora logra llevarnos por la travesía de su primera vez guiándonos la palma de la mano por su cuerpo hasta que acaba con su martirio sexual. Al igual la felicidad está prácticamente ausente y aun en el clímax del texto no se discierne una mueca de alegría que deje su marca en el lector. La vida es una vil tragedia donde las calificaciones marcan el ritmo de la vida.

Otra cosa que me cayó en la madre y que me cae en la madre de estos nórdicos es su pasión por los ochentas, jode, ¿qué no podrán tener su propia moda estos? Los ochentas son mi moda y esta mujer de 25 hoy nombra y vive mi década que viví en carne propia, pensé que los ochentas se habían acabado hace mucho pero no, hay mención de todo los ochentas en cuanto a música concierne y otras nimiedades menores.

He visto a la autora deambular por los pasillos de la escuela en donde trabajo y nada más no logro animarme a hablarle. ¿De qué le hablaría? pero es curioso tener el libro en mente, ver a la autora y simplemente pasar por su lado como si uno no supiere quién es la autora. Veo que sostiene conversaciones con sus antiguos profesores y conociendo a los suecos me pregunto si está consciente de toda la crítica que esta generando hacia su persona y toda envidia que se está cocinando a sus espaldas. No es fácil contestar, pero ha sido interesante leer el libro desde el centro geográfico del libro, de haber leído el libro por otro lado aparte de N- no creo que haya sido tan divertido.


, ,

Entre espiones

Me llevo más de medio año terminar el libro pero bien que valio la pena, entre el trabajo, el ajetreo familiar y problemas personales tanto existenciales como interpersonales amén de que se trata de un libro escrito en sueco [pequeño merito en sí, por lo menos para mí] lo terminé hace tres días atrás por la mañana, en cama. Aquí ya había escrito algo sobre ello.

El libro se titula Spioner emellan escrito por Tore Forsberg , un ex-director de la agencia de espías suecos, Säpo y Boris Grigorjev, un agente secreto de la KGB apostado en los paises nórdicos con base en Suecia durante la Guerra Fría. Traductor: Bengt Eriksson; casa editorial: Bokförlaget Efron & Dotter AB; idioma: Sueco; fecha de publicación: 200609; ISBN10: 9197574767, ISBN13: 9789197574761.

El documento es interesante en sí porque detalla, en grandes esbozos, pero en suculentos cachos, la historia del espionaje en los países nórdicos con especial énfasis, visto desde la óptica tanto rusa como sueca, en la ‘verdad oficial’ de los incidentes que ahí se discuten. Aquí se detalla desde los principios de la industria del espionaje que datan desde el siglo XV y cómo se desarrolló la necesidad del espionaje entre los países de Rusia y Suecia. Se tratan temas jugosos como el espionaje y el contraespionaje y los errores cometidos entre ambas naciones durante la II Guerra Mundial y la Guerra Fría. Se habla abiertamente de cómo la antigüa Unión Soviética deliberadamente intentaba calar las aguas de la política de neutralidad de Suecia después de la II Guerra Mundial así de cómo los suecos aprendieron a ser una organización de espías moderna como lo es hoy gracias a los errores que cometieron durante el siglo pasado.

Los agentes en cuestión se sientan y discuten la profesión del espionaje hasta llegar a nuestro tiempos siendo el punto del climax de este intercambio entre colegas el incidente de Karlskrona y el submarino U 137 que encalló en el archipiélago detonando así una serie de conflictos diplomáticos entre la antigüa Unión Soviética y Suecia.


, ,

Repaso de lecturas al corriente


Con corrientes me refiero las que están al corriente. Bueno, por el momento estoy leyendo varios libros y escuchando uno. Como había dicho anteriormente, estoy detrás del nuevo diseño del blog en lo a que código se refiere. Estoy presente mas no estoy presente, se puede decir que estoy debajo de la cajuela dándole la manito de gato al blof.

Antes había mencionado a Lamport. Esta pequeña recensión de los primeros capitulos del libro había ocasionado cierto intercambio de opiniones con un visitante que no se animo a escribir su opinión en el blog sino que me mando un correo a mi cuenta de flickrmail 1Dear Julio,

I have tried to make sense of your criticism of the book “The Irish
Zorro” but find myself confused.

(1) You appear to describe the author as monolinguistic, but to the best of my knowledge he is multi-lingual and has lived in both Mexico and Catalonia.

(2) You speak about writers including in the writing “Voices foreign to their culture. I failed to see any examples of this in this book. In fact Lamport’s “culture” was quite uniquely and ambiguously Old-English, a culture little known to the average Irishman and probably not at all to outsiders. I felt he managed to convey the ambiguities and conflicts of this identity quite well.

I’d love to know more about your views of this subject, but unfortunately I am one of these anglo-saxon monoliguists who has only a smattering of schoolboy Spanish, but has been interested in all things Mexican for many years now.

Brendan Friel.

Sé que es difícil explicar mi posición al respecto pero creo que es necesario puntualizar que este tipo de trabajos requiere una especie de investigación literaria que abarca dos lenguas enteras a lo menos. Mi criticismo sobre el autor de susodicho libro yace en que los valores que radican en la cosmovisión inglesa están yuxtapuestos a los de la lengua de castilla desde que la Leyenda Negra entro en efecto. No sólo eso sino que este tipo de labor requiere contrarrestar varias jerarquías de vigencias sociales no sólo españolas sino novohispanas por igual.

Este criticismo surgió por consecuencia de una resistencia a proseguir leyendo el libro. Y es que todo iba bien en la lectura hasta que el protagonista de la novela y el narrador ponen al héroe de nuestra historia en aquel México colonial en que nuestro personaje se encuentra. Debo de confesar que hasta la fecha no podido levantar el libro desde que lo deje. Mas no por ello quiera decir que no lo haré en muy próximas fechas.

Otro libro del cual he hablado anteriormente se trata del libro en sueco titulado Himmel över Everest escrito por David Lagercrantz. El libro lo escucho en uno de esos mp3 players que no contienen mas de 256 MB. Debo de decir que la ‘lectura’ del susodicho libroaudio me pesa por ese hecho puesto que se que cuando acabe de escuchar el libro otros capítulos me esperan.

Sé muy poco sobre la literatura sueca pero por lo menos tengo un barrunto al respecto. Recuerdo haber leído por ahí en un matutino que los alemanes empezaban a leer más libros suecos porque la literatura había pasado de una donde lo pesado y lo abrumador que dominaba narrativas suecas cambió a una donde la literatura ha perdido esa caracterización que pesaba sobre ella.

Y concuerdo. No porque he dado con susodichas lecturas donde no existe lo abrumador sino porque la presente ‘lectura’ que sostengo del libro de Lagercrantz se manifiesta una psicología terriblemente abrumadora. Voy en el capitulo 14 y hasta la fecha todos los personajes tienen algún problema psicológico con su auto-estima. Lo peor de todo, es gente mediaclasera con problemas de auto-estima en todo, inseguras y que se encuentran en sus posiciones sociales por algún motivo o fuerza que se manifiesta como ambición de sobrepasar el problema de auto-estima mas que siempre les acompaña en cada labor que emprenden a pesar de ser gente exitosa en lo que hacen. Problemas del primer mundo I suppose. Hasta la fecha se puede decir que el Monte Everest, que es no sólo el titulo de la novela sino que es todo el fondo donde se desarrolla la novela, se usa como metáfora para exaltar las dificultades de la vida, que no es fácil estar donde uno se encuentra y que sin la ayuda de otros no podría estar uno dónde está.

Hay más, claro. Mas es difícil escuchar la narrativa debido a que lo negativo no sólo abruma sino que domina la lectura de una manera que te hace sentir el rechazo a tales ideas o pensamientos.


El otro libro que leo y que también está escrito en sueco amén de tenerlo de cabecera es uno con más afines a mis apetitos literarios o uno de esos que alimentan la paranoia cual niño disfrutando un dulce. Se titula Spioner emellan escrito por Tore Forsberg, un ex-director de la agencia de espías suecos, Säpo. Ha decir verdad este libro me lo regalé yo solito de navidad ya que muy pocos conocen en mi está pasión que tengo por temas de política exterior.

Mientras que el libro presenta un sólo autor el hecho es que se trata más bien de una colaboración entre dos sujetos dedicados a la profesión de espionaje y contraespionaje en sus respectivos países.

Desde que empecé a leerlo este libro ha sido una jugosa fruta que no termino de acabármela porque hay que disfrutarla lentamente. Mucha historia y mucho detalle en él. La historia en el libro detalle desde la concepción de los servicios de espionaje y contraespionaje tanto en Suecia como en Rusia y el nacimiento de susodichas actividades en estos países del Occidente. Muchos nombres y nombramientos de las clases altas de Suecia que rellenan la imaginación de manera minuciosa.

Los detalles se dan en las descripciones sobre los acontecimientos que dieron a lugar a tales servicios y lo que llamaría como tit for tat dialogue en la narrativa entre estos dos viejos zorros del servicio de espionaje.

Dato curioso es que alaban la labor de esta vocación como cualesquier otra profesión, ya sease de profesor, plomero o electricista.

.
.
..
.


,

1ras Impresiones

A decir verdad tenía mucho que no disponía de tiempo para leer literatura sueca, pero por estos días me he dispuesto a cambiar la situación en que tengo al idioma sueco dentro de mi repertorio lingüístico. Recordemos que tengo un blog en sueco y ahí suelo de vez en cuando escribir para no dejar que el idioma se llene de moho por eso del uso infrecuente tanto en el diario parlar como el escrito. Por otro lado, se me imposibilita no leer el sueco por eso de mi situación, aquí hago vida ergo las noticias del pueblo le afectan a uno y por ende revisó periódicos suecos con una frecuencia regulada que se puede clasificar no ya como diaria mas sí bajo los términos de un sistema regulado.

Es por eso que el año nuevo trae consigo varios libros suecos, uno del cual no hablaré puesto que tengo planes para él en un post más adelante, esperemos no muy lejano y otro, que a modo de audio entró hoy en mi vida de manera inesperada.

Después de haber escuchado el audio-libro de Dostoevsky las ganas de escuchar otro libro se me habían aplacado, simplemente no me entraron las ganas y como dice Mayra Luna: Quien lee [escucha] porque debe hacerlo pierde el sentido de la lectura.

Tenía ya de hace días listo mi siguiente libro a escuchar. Mas las ganas de meterme a la cabeza otro libro me quitaba las ganas de encima.

Hoy lo escuché. Tenía que esperar un bus debido a contratiempos que no valen la pena detallar aquí porque son de pura mala vibra y como dicen los gabachos: every cloud has a silver lining. Y válgame que si estaba lloviendo. Muy a pesar de que mi raite me falló, el caminar entre la lluvia de Enero fue un tanto refrescante, por estos días no hace ese frío gélido que suele marcar las tierras nórdicos por estos días otoñales, mas por eso no quiere decir que no sentí todo el esplendor que una temperatura de hielos me refrescara la frente del nopal con su helado refrescor amén del agua que hacía de las suyas en mis entradas de calvo.

Así comencé a escuchar los primeros 5 capítulos de la novela del escritor sueco David Lagercrantz titulada Himmel över Everest. Para ser franco tenía bastantito que no leía literatura sueca, desde que terminé mis estudios básicos de sueco A y B en la misma escuela que ahora doy clases de inglés y de español. En aquellos entonces se me fue obligatorio leer varios libros, uno del autor Theodor Kallifatides y otro Nilsson, Johanna. Desde entonces no me puse a leer mucho sobre otros autores mas que los obligatorios, como Strindberg, Lars Norén o Selma Lagerlöf. No, no estoy presumiendo de que he leído autores suecos o muchos más que tu lector, sino al contrario, quiero utilizar esto de fondo para contextualizar lo que estoy a punto de escribir, no por satisfacer tus ciegas emociones, oh querido lector, sino para clarificar las mías.

En primer lugar, al escuchar la narración del audio, lo primero que se me vino a mente fue mi clásica esperanza al escoger el susodicho audio: la promesa de un libro bien escrito bajo buena investigación. El tópico de montañismo requiere de estudios porque no es nada más de escribir una novela sobre alpinismo sin antes saber algo al respecto, pues nada, que los primeros 5 capítulos no decepcionan. El escritor ha hecho su trabajo. Lo segundo son mis reacciones como inmigrante. Mantengo una posición de confrontación al sueco, soy de la opinión de que el sueco es un idioma que desdeña su pasado, ese es y ha sido mi peor criticismo del sueco, no saben apreciar su pasado lingüístico y eso hace que hagan de menos a un vocabulario considerado viejo y arcaico, algo así como cuando los españoles escuchan a los mexicanos usar palabras como haiga, mesmo, traiba o ansina en su reperterio lingüístico. Lo desconocen. Mas hay que tener en claro que mi crítica es que no lo usen en el diario devenir del sueco. Otra observación interesante es que las vigencias están sintonizadas al modo actual de ser del sueco.

Los suecos, como cualquier otro grupo social, tienen sus códigos sociales y estos los siguen al pie de la letra. En este audio, ver esos cambalaches de poder entre los entes sociales ha sido algo sorprendente. Siento cada momento que escucho en carne propia.


, ,