love is a pain

I wonder how aztec and maya loving chicanos will react to this.

Specially La Voz de Aztlán. My, my indeed. Moctezuma was gay. He loved to gorgle the mayonesa; le gustaba el arroz con popote. Well, you get the picture. I personally don’t subscribe to the aztec and maya semiotics of the Chicano propaganda machine anymore. I have said that numerous times before. So much I don’t care to enumerate anymore. So am going alphabet baby: A, B, C and D are but a few examples of my distancing. I strictly subscribe to desert semiotics in my xicanismo. I belong to the Southwest indigenous cultures. Apache, pai pai, kumai and navajo traditions first and foremost.

A Mexican consulate chief stationed in the Dominican Republic, who is in transit to Philadelphia and that goes by the christian name of José Luis Basulto Ortega has written a historical novel titled Cuiloni. He explains therein how “el Imperio de México fue un obsequio de Moctezuma a Hernán Cortés como parte del cortejo amoroso que tuvieron” that is “the mexican empire was a gift from Moctezuma to Hernán Cortés as love dowry for the love affair that they engaged in.”

This is heavy stuff. The whole notion of aztec semiology in Chicano narrative is for machismo purposes. Not to mention the notion in México where aztec culture is represented as undefeated and resilient willing to withstand the Spanish masculinity despite the years gone by.

If you can muster some Spanish I suggest these hush hush links:

El jefe de la sección consular de la embajada de México en República Dominicana (cónsul de carrera, en tránsito hacia Filadelfia),, ha escrito una novela histórica, Cuiloni: historia de una lágrima, en la que establece que “el Imperio de México fue un obsequio de Moctezuma a Hernán Cortés como parte del cortejo amoroso que tuvieron”. Basulto, quien fue subdirector del Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos, asegura contar con “quince pruebas documentales que demuestran la relación homosexual de ambos” y hace que uno de los personajes de su novela, Gerónimo Aguilar, conversando con la Malinche, llegue a decir que “México se perdió por una loca”. El autor de esa obra ha sido diplomático durante 30 años y asegura que su provocativa interpretación histórica proviene de la lectura de mexicanistas casi olvidados y de varios códices antiguos “censurados”. Basulto envió algunas de sus reflexiones a esta columna porque, dice, con lo escrito aquí “se provoca un dolor reflexivo que pocos están dispuestos a asumir, y creo que este tema que propongo es parte de esa necesidad que tiene el actual poblador de México de reconocer y conocer la verdad ‘manque duela’” El libro, publicado por Editorial Felou, será presentado el próximo 24, a las 17 horas, en uno de los auditorios del INAH…

Diversas reacciones causó la referencia hecha ayer aquí de una novela histórica que plantea que “el Imperio de México fue un obsequio de Moctezuma a Hernán Cortés como parte del cortejo amoroso que tuvieron”. Por ejemplo, Guillermo Marín (www.toltecayotl.org.mx) lamenta que haya “mexicanos que son extranjeros incultos en su propia tierra”, al señalar que el conquistador hispano ultrajó no sólo a la Malinche sino también a Moctezuma. Pero, añade, “en Tenochtitlán existía el Tlatocan, el consejo supremo, con dos figuras gobernantes, el tlatoani (el que organiza) y el ciuhacoatl (el que administra), y los dos mandaban obedeciendo a ese consejo. De modo que Moctezuma no era un rey todopoderoso, como los europeos. Las decisiones que se tomaron fueron en consejo, como se siguen tomando en las comunidades indígenas”.

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *