Futuro incierto: Lenguas indigenas, espionaje y la cibernética en México

La verdad es que no es de sorprenderse. La nuestra ha sido y es una democracia a mochas y si a eso, más bien a retazos. La información pública nos la hemos en verdad ganado a pulso de pecho. Por eso no es de sorprenderse que la narrativa mexicana concerniente a sus actividades de espionaje se remonta a actividades políticas dentro de nuestro propio país. El CISEN [esta página no funciona en Estocolmo] es y será por los años a venir una organización con afines políticos en casa. Jamás me ha tocado, hasta la fecha, leer de que México haya sido acusado por otro país de espionaje. Muy al contrario, me imagino que nosotros somos demasiado un blanco fácil de espionaje, realmente no estamos a la altura de los países desarrollados por mucho que les haya costado los títulos esos de la OECD y TLAN a la élite del país que a final de cuentas viene pagando el erario de la nación. Amén de que se hable de ello, pues luce por su ausencia.

Traigo esto en mente porque los Israelitas por estos días se las están viendo negras y quién sabrá a donde irán las investigaciones de las que varias compañías están siendo sujetas por cuestiones de informática cibernética y perdonen las dudas, si es que se va al fondo de ello.

Y si la información cibernética es un abstracto lingüístico la imaginación nunca falla para solucionar estos menesteres por medio del ingenio que es un idioma diferente y mucho más si este es Americano. Me viene a la memoria los Navajos, codebreakers. De ahí salió una película bien romántica llamada Windtalkers donde el racismo gringo se dejó ver en todo su esplendor a pesar de que unos indios de los desiertos del Southwest les ayudaron en sus empresas Imperiales. Ansina, en México, muchos aún conservan esos vestigios de racismo. Para esa élite no existe futuro más allá del bienestar propio de su clase, México, para muchos bien les convendría quedarse en el pasado.

De lenguas indígenas de México se cuenta, y sin precisión alguna, de que se hablan 150 de las cuales gozan de la gran inseguridad que representa ese papel de mestizos para mestizos, la Constitución Mexicana. El país, en esta era de la informática, no está aprovechando los recursos de la nación y mucho sospecho que eso se lo están dejando a otros ajenos al país (como ha venido sucediendo for the past 200 years …) pues dudo mucho que el gobierno del país, con todo su patriotismo y nacionalismo al servicio de la élite exclusiva del país, poco le interesaría invertir en Elaboraciónes de gramáticas de lenguas indígenas.

¿Será? alguien, díganme cuan equivocado estoy, ¡por favor!

**Name to watch: especialista en temas de seguridad y Fuerzas Armadas: Carlos Humberto Toledo

This entry was posted in Democracia, Lingustica. Bookmark the permalink.