De cuerpo entero

WHAT shall I do with this absurdity – O heart, O troubled heart – this caricature,
Decrepit age that has been tied to me
As to a dog’s tail?
The Tower– William Butler Yeats

De cuerpo entero 2004 Nueva Imagen

a Luis Felipe Hernández lo conocí gracias a la generosa amistad que Erika Mergruen me brindó durante mi estancia en el DF a principios de año.

Tuve amplias ocasiones para charlar con él a mis anchas y a pesar de que soy chiviado no deparo en ello para nada, fue/es generoso con sus plabras y su estima, más de un cafe y varios cigarros compartimos en atardeceres defeños, y generoso con sus cigarros mentolados, porque yo como buen fumador que se niega a aceptar que fuma, me los brindaba si tan sólo al pedirle, antes no me acusó de pediche….

Su libro, De Cuerpo entero me lo obsequió sin más ni menos y yo me dispuse a leerlo en cachitos, como los post que pone en su blog.

Es una lectura simple a primera vista mas lejos de la verdad no puede estar y menos no se espera de un tomo así. Se trata más de las veces en proyecciones de problemas existenciales, bueno, por lo menos así me pareció a mi. Y es que ¿qué más se puede esperar de un relato donde unos tenis adquieren voz para relatar sus travesias por pistas de baile? Yo, Izquierdo es el minifix de un par de sneakers que cuentan sus emociones y quejas al ser los elegidos o no; pero por los pasos de estas letras camina una critica social que quizá depara mucho valor en los zapatos. Nuestra sociedad, la mexicana, tiene un fetiche, nos miramos el calzado demasiado y este cuento se vuelve una parodía de los gustos por llevar los zapatos adecuados a fiestas etc y lo efímero e insignificativo que un par de tenis pueden ser para el encuentro entre dos personas.

Mientrás me calzaba, no pude evitar ver de reojo a las botas vaqueras y mostrarles mi lengüeta, orgullosa como estaba. ¿Ya vieron, méndigas arrogantes?

El valor social, la presión por traer el atuendo adecuado, se torna un simbolo de lo bizarro que nuestra sociedad puede ser.

Así pues no es sorprendente leer Rúbrica. Un relato de una firma que se escapa y a la vez se vuelve una fábula sobre lo que es el estatus, un simbolo que se nos puede escapar en cualquier momento y de los esfuerzos que hacemos para retener ese estatus como el que una firma poseé.

En cuanto estampé mi firma en el documento, ésta se deslizó fuera del papel, alcanzó el suelo y huyó enloquecida

Es una lectura bizarra y entretenida que nos invita a una lectura simple pero que con el paso del tiempo da lecturas de una sociedad que quizá le dé demasiada importancia a sus conceptos abstractos de estatus social y que nada tienen que ver con la vida. Liberación va al caso, se trata de un hombre que se ahoga en deudas, válgame, si aquí no hay una lección sobre la importancia que le ponemos a los deberes económicos de nuestras vidas no sé dónde más. El estress y lo inútil que sería salir librado de ellas en esta vida invitan al confort de aceptar esos menesteres con debida tranquilidad y deliberación. Dicen los gabachos: Only two things are certain, death and taxes y Luis nos lleva en esa travesía a un mundo que ni Dan Piraro se hubiere podido imaginar.

Cada letra de este libro fue un deleite al paladar, gracias Luis.