Category Archives: Libros niponeses

Libros sobre autores japoneses o sobre el Japón.

The River Ki

Ever had a good idea gone bad? This is one of them. I thought it’d look great taking all the pieces I had on The River ki and paste them together. It looked better in my head.

En fin. Prosigo con El River Ki. Y es que este libro no deja de darme gustos y pensamientos. Estoy enfrascado con Fumio, la hija rebelde del clan Matani. Pero entre más leo y me entero de cómo tratan a Fumio más me doy cuenta de que la lectura es una de advertencia al nipones. La advertencia es un tanto nacionalista.

Verán, Fumio ha rechazado toda tradición japonesa y ha acogido todo lo moderno. Recuerden, la historia se sitúa a principios del siglo XX. Para Fumio, las tradiciones japonesas son cadenas que no permiten salir adelante. Ella hace todo lo posible por rechazar lo viejo y todo por valerse de lo moderno.  Su familia nunca deja de velar por ella aunque ella los maltrate con sus ideas modernas.

Aquí lo que hace que Fumio empiece a cambiar de parecer son cambios radicales en la vida. De esos momentos que le hacen a uno recapacitar y dudar de las fundaciones mentales creadas a través de la lectura y las ideas que le hacen a uno adherirse a principios intelectuales como, en este caso, el feminismo y el rechazo a las viejas usanzas basadas en tradiciones y supersticiones. Las tragedias que le hacen a Fumio cambiar de mentalidad le hacen retornar a las viejas costumbres que tanto rechazó. Por lo tanto, recae en los cuidados que debió de haber recibido durante su infancia. Las mujeres que tanto velaron por ella durante su periodo de rebeldía ahora la tratan de comprender con las preguntas que se hacen. La tratan como un alma perdida en un limbo y el tono de la narrativa adquiere un tono condescendiente. La familia no se burla de ella directamente pero quien narra los eventos hace entender al lector que algo no está bien, casi como si la intención es sentir lástima por Fumio.

 

 

 

First published: on March 13, 2011

The River Ki
Sawako Ariyoshi
Published by Chuokoronsha in 1959
Translated by Mildred Tahara
Kondansha International
Tokyo, New York and San Francisco
1ra ed. 1980 3ra ed. 1985
LCC 79-66240
ISBN 0-87011 514-6
isbn 4-7700-1000-1 (en Japón)

Bueno, después de estar jugando un poco con programas de fotos puedo dedicarme a la recensión de este libro que como los muchos libros que he venido leyendo por estas fechas, suelen ser leídos con una fuerza rara.

¿Qué se puede decir del libro The River Ki?

Para los interesados en el feminismo es un libro bastante ideal para empezar a comprender la cultura nipones y su historia dentro del feminismo aunque habrá que decirlo con cautela ya que el libro fue escrito en la década de los 50’s del siglo pasado. Eso en sí indica una serie de ideas revolucionarias en lo que concierne literatura pues en puerta está el desenlance de la revolución sexual de la década de los 60’s.

Eso no quiere decir que la lectura no produzca placeres nada más porque el trama o los detalles se hayan manchados por teorías literarias; muy al contrario, los detalles y la imaginación se enriquecen ya que la autora tiene la licencia para ello. Aunque habrá que escarbar para obtener la veracidad de los hechos que se presentan en la novela. Uno de esos hechos que le llaman a uno la atención y que uno no sabe si es verdad o no de ello es la narrativa que la novela lleva sobre el feminismo en Japón antes de la II Guerra Mundial.

Dentro de la narrativa de The River Ki existe un conflicto de liberación femenina enterrado cuyo desenlace tiene la buena elocuencia de hacer su catarsis a manera sutil, sin que uno se de cuenta que dentro la corriente del río Ki hay un sedimento cuyo lento mover produce cambios pero a larga plazo. Quizá sea ese el mensaje que Ariyoshi presenta para su pueblo pero para uno que ni pío ni idea tiene del pueblo del Sol naciente sin ofender a la Raza China, pues bien, venga, que quizá las ideas de las sufragistas de nuestra Norteamérica bien hicieron sus onditas allá por esos lares del planeta en aquellas fechas pues.

Aparte del feminismo implícito en la novela hay mucho que una lectura de The River Ki ofrece al buen lector cuya paciencia quizá sea mayor que la mía. La novela está llena de esos símbolos milenarios como lo es un buen río. Así como en México el Río Bravo cuenta sus historias y el Río Don de Rusia cuenta las suyas, el Río Ki o Kinokawa cuenta una serie de cuestiones humanas y la narrativa de este río empieza con las consecuencias de ir o darle la contra al río.

Ir a contra corriente nunca es bueno se nos induce a creer al principio de la lectura y los detalles y las mini narrativas de las mujeres en la novela nos harían creer que nunca es bueno ir contra la corriente. Pero Ariyoshi mientras nos inunda con sus ricos detalles quizá querrá decirnos algo más allá de los micro relatos o las vidas sumisas que las mujeres del River Ki llevan acabo en su diario porvenir.

Y es que a pesar de las tradiciones que las mujeres insisten en perseverar acaban con destruir lo que ellos más aprecian: ellas mismas.

The River Ki II

Published on April 11, 2011

Mas me parece que la novela japonesa tiene cosas comunes como la política y el orden político que ello conlleva con los géneros. Así como con ese autor inolvidable, Yukio Mishima, la política es un actor cuyas trascendencias van más allá de las vidas de los personajes y cuya mención mientras insignificante en cuanto a cupo en la novela afecta de maneara grandiosa el destino de las personas en cuenta. Las mujeres en ese río de confluencias históricas saben su lugar y desde esa orilla del río hacen del flujo una corriente difícil de ignorar. Y es ahí en donde el género quezque subyugado reafirma su poder, el cauce de la narrativa de la historia. Acá unas pantaletas femeninas y el lugar que esas pantaletas deberían de indicar su lugar adquieren un poder místico. Y a eso va la novela, en realidad.

Ahora, la autora también sufre del virus del racismo de que la humanidad, por alguna razón, por cada raza que en ella existe, se cree original e única cuyo destino tuvo su lugar de origen singular. Todas las razas del mundo se creen originales aunque aquí hemos de enfatizar que en el Japón las razas entre ellos mismos distan de ser solos sino como el Ginseng muchas raíces los hace singulares a sí mismos.

Mas en esta lectura es dato curioso que el rechazo al paisano parece tener aspectos universales por un así decir y es que me parece coincidencia que lo que los pochos sufren se vea tan reflectado en la vida de El River Ki.

What? Lee.

December 23, 2013

Enter Fumio from The River Ki by Sawako Ariyoshi. A rebel as told by third persons. A youth whose childhood exploits and academic interests surpass the present and future in every fashion. Yet she must obey conventions and give in to the norms of her era for legacy to remain. A misunderstood kid whose few laughters are retributed in pain. I am Fumio too.

 

The River Ki II

Mas me parece que la novela japonesa tiene cosas comunes como la política y el orden político que ello conlleva con los géneros. Así como con ese autor inolvidable, Yukio Mishima, la política es un actor cuyas trascendencias van más allá de las vidas de los personajes y cuya mención mientras insignificante en cuanto a cupo en la novela afecta de maneara grandiosa el destino de las personas en cuenta. Las mujeres en ese río de confluencias históricas saben su lugar y desde esa orilla del río hacen del flujo una corriente difícil de ignorar. Y es ahí en donde el género quezque subyugado reafirma su poder, el cauce de la narrativa de la historia. Acá unas pantaletas femeninas y el lugar que esas pantaletas deberían de indicar su lugar adquieren un poder místico. Y a eso va la novela, en realidad.

Ahora, la autora también sufre del virus del racismo de que la humanidad, por alguna razón, por cada raza que en ella existe, se cree original e única cuyo destino tuvo su lugar de origen singular. Todas las razas del mundo se creen originales aunque aquí hemos de enfatizar que en el Japón las razas entre ellos mismos distan de ser solos sino como el Ginseng muchas raíces los hace singulares a sí mismos.

Mas en esta lectura es dato curioso que el rechazo al paisano parece tener aspectos universales por un así decir y es que me parece coincidencia que lo que los pochos sufren se vea tan reflectado en la vida de El River Ki.

What? Lee.

The Book of Tea by Kakuzo Okakura

The Book of Tea by Kakuzo Okakura o el Libro del Té.

Autor: Okakura Kakuzō (岡倉覚三, February 14, 1862 – September 2, 1913; also known as 岡倉 天心 Okakura Tenshin)
Libro para descargar en audio: The Book of Tea by Kakuzo Okakura

Libro para leer en forma de etext: The Book of Tea by Kakuzo Okakura

En una de mis caminatas decidí llevarme uno de mis más recientes aditamentos a mi Stone Zen player. Se trata de nada más ni menos que una alma bilingüe como la mía, Kakuzo Okakura.

The Book of Tea was written by Okakura Kakuzo in the early 20th century. It was first published in 1906, and has since been republished many times. – In the book, Kakuzo introduces the term Teaism and how Tea has affected nearly every aspect of Japanese culture, thought, and life. The book is noted to be accessibile to Western audiences because though Kakuzo was born and raised Japanese, he was trained from a young age to speak English; and would speak it all his life, becoming proficient at communicating his thoughts in the Western Mind.

Hemos de enfatizar que el audiolibro es en inglés, como ya lo he lamentado anteriormente, carezco de conocimientos para descargar libros en español que se ofrezcan de manera gratuita para el publico en general y es por eso que la lengua de origen británico tiende a inundar mis tímpanos con sus sonidos. Para los que les dan ansías por escuchar inglés, les aseguro que el inglés de este libro no es difícil y es además sencillo. Carece de esos arcaísmos que suelen representar la era en que se escribió el libro. Pero no es por la lírica inglesa lo que me hace escuchar los audiolibros sino porque el tema es de sumo interés.

El Libro del Té fue tan interesante que llevo dos días tomando té blanco por las noches, tal es el impacto que me causó en mi vida, escuchar las palabras de Kakuzo Okakura durante una tarde de Julio en los altiplanicies de Suecia. Uno nunca se detendría a pensar en cosas como las bebidas y los impactos que estas últimas han producido en las culturas. Por lo general las grandes noticias que se dan por brebajes en nuestras culturas occidentales suelen ser relacionadas con bebidas alcohólicas o cómo es que las bebidas americanas se bebían o quienes las bebían, tal es el caso del chocolate que para nuestra desgracia, por lo menos para los americanos, nunca nos damos el debido orgullo que debería de darnos el saber las grandes contribuciones que le hemos brindado al mundo. Aquí en Europa muy pocos saben o se interesan, por ejemplo, por saber de dónde proviene el cacao. En fin, decíamos que las bebidas y su impacto en sociedades son de escasa discusión a mí parecer, en occidente, y pues fue un gusto poder escuchar, aunque de manera breve, pues el Libro del Té es más bien una conversación enterada que no dura más de 90 minutos aunque deja el paladar sediento de más.

Aquí se podrá escuchar cómo es que el té impactó el curso de varias dinastías chinas, cómo es que el té llegó a Asia y cómo es que el té llegó al occidente y cómo es que los europeos reaccionaron al té. Otras reacciones al té son de personas que deleitan del brebaje y cómo es que ha templado la vida espiritual de naciones enteras. Aquí habrá que remarcar que escuchar el audio de Herbert Allen Giles, China and the Chinese, capítulo 5, sería de mucho beneficio para el entendimiento de los aspectos espirituales ya que tanto como Herbert como Okakura discuten la religione del Dao. Hay un capítulo especialmente dedicado a las flores y otro a la arquitectura. Quizá lo más importante de la lectura es cómo ha de prepararse el té, cómo mejor hervir el agua y cómo mejor disfrutar de los efectos que produce beber té. Tampoco es de despreciar la discusión milenaria de cómo mejor preparar el té y los grandes argumentos que ha producido discutir por uno u otro método y sus aliados y defensores de sus formas especiales de preparar el té.

La lectura, o escuchar el audiolibro vale la pena aunque no sé todavía cual es el mejor método para caminar y escuchar a la misma vez, lo que sugiero es que quizá se escuche dos veces para poder escuchar bien. Y es que escuchar y caminar a veces no invita a la concentración como lo invitaría una lectura puesto que la lectura invita a menos distracciones que el ir caminando y escuchando.

Kazuo Ishiguro: Never Let Me Go 2005

neverletmego03

Never Let Me Go

by Kazuo Ishiguro

263, Faber

ISBN13: 9781400043392

ISBN10: 1400043395

Read in English off course.

No me cabe la menor duda de que nunca podré leer a Kazuo Ishiguro como cuando me cautivó la imaginación con Remains of the Day. Es una droga que nunca podrá darme el mismo impacto que la primera vez. Simplemente no es un escritor que logre repetir lo mismo. Hasta la fecha he leído tres novelas suyas, Remains of the Day, When we were orphans y ahora Never let me go.

Kazuo es un experto en explotar varias zonas comunes como trasfondo, el uno es guerra, el otro es un amor inconcluso, incompleto y el otro la obsesión por terminar lo empezado. Es un maestro de la sutileza y un ladrón experto para robarnos el clímax. Aunque para ser francos esta novela me sorprendió mucho por el genero. Se trata de una distopía. Se trata de varias personas que son clones, que viven en una Inglaterra a finales del siglo pasado y que se autoregulan.

Aquí lo interesante no es la distopía, sino la idea palpable de que los que nos narran la novela son unos clones con eso que Virgina Woolf llama como Stream of consciousness. Nuestros protagonistas son el esfuerzo de unos científicos que quieren darle derechos humanos a los clones y batallan para que el resto de la sociedad logre ver que los clones son tan humanos como ‘nosotros’. Los clones son educados y tratados como seres humanos pero eso es solo un experimento; el verdadero propósito de su existencia es más cruel y espantoso, son entes cuya única función es ser donadores de órganos vitales. Y como los patrocinadores de la única escuela de humanidades que logró llevar a cabo un experimento con éxito para humanizar a los clones dicen, no podían evitar sentir miedo ante lo que veían delante de sí. En pocas palabras, los guardianes de los clones que veían cómo los clones podían desarrollarse como humanos causaba pavor entre sus propios patrocinadores. Algo así como si Dios tuviere corazón y nos viere tal y cual cómo somos y sufriere de repente remordimiento ante lo que ha creado.

La novela tiene sus flaquezas por supuesto, por una, los clones tienen un sentido de moralidad cristiano, les da pudor tener sexo y sentirse cachondos sin poder explicar porqué quieren de repente tener sexo con desconocidos. Esta flaqueza contrarresta la idea de una sociedad altamente científica que no tiene el menor escrúpulo para producir clones que solo sirven como fructíferos de órganos para los ‘humanos’. Son tratados como ganado para poder extraerles sus órganos vitales cada vez que son requeridos y esto se acepta como norma sin la menor pizca de resistencia por rechazar el status quo que reina. De hecho los únicos que hacen resistencia son los humanos que llevaron acabo el experimento para humanizar a los clones los quienes se ven de repente privilegiados por el hecho de que vivieron en una granja mucho más mejor de las que existen en el país según nos cuentan.  Este binomio es interesante en sí si se pone uno a investigarlo un poco porque los humanos, quienes están más predispuestos a hacer resistencia llevan a cabo lo que los caracteriza como humanos mientras que lo clones aceptan sin el menor respingue su situación tanto social como existencial. En pocas palabras, no son humanos, pero a la misma vez este argumento no termina ahí. Los clones superan a los humanos en muchos otros aspectos, ellos sienten un dejo de esperanza por querer ver un final feliz, aunque sea efímero y prolongar una existencia en un mundo que los tiene predestinados a un fin y es el amor que los impulsa a buscar esas horas extras en la vida. Ellos anhelan vida aunque su inocencia los tenga ajenos a la verdad que los rodea. Ellos poseen esa cualidad humana que ya no existe en el mundo en que viven. La ironía es obvia: ellos son la esperanza para los humanos y actúan tal cual su destino pues.

Por dos, la estructura de la novela es larga y pésima y venga, Kazuo dejo de ser la sensación que alguna vez causó. No lo digo por mí sino por todos aquellos que le rindieron proezas a una prosa que nos recuerda a A Handmaid’s Tale de Margaret Atwood. Me imagino que ha de ser uno de esos proyectos que todo escritor cometé como sacrificio a la vanidad.

La novela tiene un buen fin, deja campo para la especulación. Kathy H, edad: 31, la protagonista de la novela es una chica especial y posee el talento de poder leer mentes, de hecho tiene una memoria increíble aunque la mayor parte del tiempo no sepa realmente que tiene un talento especial. Ella es el primus motor y la narradora de la novela y como dije, al último se nos deja especulando si ella no es hija in vitro de uno de los guardianes que luchaba por los derechos humanos de los clones llamada Marie-Claude. Por toda la novela podemos leer que Kathy posee este talento mental de poder leer mentes pero no es sino hasta el último que el tema sale a flote. Y resulta curioso que Marie-Claude, Madame, también es telepática. Esta dotación me trajo recuerdos a Gloria Anzaldúa. Ella asegura que nosotros suprimimos estos dotes especiales de poder comunicarnos con fuerzas extrasensoriales. Y es allí en donde Kathy H. sale más humana que los humanos. La comunidad científica enfrascada en poder solucionar el mundo exterior con métodos empíricos mientras que desconoce el mundo subjetivo.

Por último, la novela causó mucho revuelo cuando salió. Hace 4 años atrás. Por lo general a mí no me gustó del todo, se me hizo larga y no es sino hasta la mitad del libro que empecé a interesarme por él. Quizá el tema esté trillado, venga, no hacen falta nombrar las películas que predicen el mundo de los clones como la peor tragedia del mundo y de nuestra humanidad. Se podría también decir que el libro es una critica ligera a la pasividad de la humanidad para dejar sin cuestionar las facetas más feas del ser humano, pero la verdad es que nos estamos viendo en ese mismo fondo narcisista que narciso se vio y ni qué hacerle.

Otra reseña en Español: Delicadamente atroz.

Gwen Terasaki de Bridge to the Sun

Bridge to the Sun
Gwen Terasaki
Charles E. Tutle Company
Suido I-chome, 2-6, Bunkyo-ku, Tokyo
1957 mi edición 1984

Fue como un parteaguas para mi leer Bridge to the Sun de Gwen Terasaki. Si Unamuno instruye a uno leer la intrahisotria este libro llena todos los requisitos de ello. Una dama que termina casada con un nipones con carrera diplomática, Hidenari Terasaki, y que la II Guerra Mundial depara para ellos toda una travesía sinigual. Esta lectura representa saber la verdad del otro campo. Tan acostumbrado a sólo haber escuchado la verdad de los gabachos nunca deparé en saber sobre la verdad de los niponeses. Gwen Terasaki hace justo eso, desde su posición como esposa de un diplomata y como norteamericana del estado de Tennessee nos lleva al antes y el después de la segunda guerra mundial construyendo con sus relatos un puente entre la Tierra del Sol naciente y los EEUU. De hecho uno bien podría concluir que el libro trata sobre los esfuerzos de un diplomata de querer apaciguar a dos naciones dispuestas a guerra. Pero mientrás la narrativa del libro presenta la voz de una mujer que nunca sale de su papel de esposa de un diplomata no es hasta que uno hace busquedas por la red que uno se da cuenta de que el esposo es considerado espía.

El libro también ofrece una ventana a las vigencias de aquellos entonces para el lector moderno, tanto de las costumbres niponesas de antes de la guerra contra los EEUU como durante la guerra contra los EEUU en el japon así como el de las vigencias de los norteamericanos de clase media en los EEUU antes de la II guerra Mundial. Las creencias sociales de Gwen se dejan ver y la lectura causa uno que otro levantamiento de cejas al leer cosas que serían totalmente inaceptables escribir hoy en día. El libro fue popular durante su publicación y tuvó buena recepción dentro del idioma en que fue impreso, el del inglés, bajo la tutela de la casa editorial Charles E Tuttle. El libro fue hecho pelicula durante un tiempo en que las relaciones raciales no eran optimas de los EEUU, 1961, y se deja ver en los posters de la pelicula, ver aquí por ejemplo. Claro, todo visto a travez de los ojos de Gwen, mujer, esposa, norteamericana.

Aquí nos podemos enterar de que el Japon no atacó a los EEUU mediante medios democráticos sino que hubo lucha interna dentro los poderes políticos de aquel país hasta que los militares decidieron actuar en contra del estableciemineto político japones y así haciendo a un lado al aparato político por medio de asesinatos lograron convencer a Hirohito (裕仁), el Emperador Shōwa de atacar a los EEUU. Los japoneses, que formaron una alianza con los alemanes y los italianos conocida como the Axis, operaban con una mentalidad geopolítica y sus acciones así lo dictaban aunque su actitud fue atroz. Gwen nos cuenta, por ejemplo:

In discussion of the China situation my husband took the position that it did not matter whether the Chinese had actually blown up the railroad at Harbin in 1931. He stated that the invasion of Machuria and the taking of Shangai were justified because Japan, for her own survival, had to occupy Machuria to keep the Russians out and that the creation of a buffer against Russia would be to the advantage of the Chinese and Japanese alike. … He always insisted that Russia was the real enemy of both China and Japan.

También se entera uno de que en un intento de querer apaciguar al Japon, la Liga de las Naciones Unidas le prometieron a los japoneses darles Nueva Guinea!

La narrativa aquí nos lleva a campos de concentración estadunidense donde alojaron a todos los japoneses que estaban en los EEU durante aquellas decadas malas. Las historias que uno escucha de los labios de los suyos no logran capturar del todo lo que no se vive pero algo logramos saber por medio de las bocas de los nuestros y a mis oidos infantiles nunca faltaron historias de estas internamientos. Lo curioso de todo esto es pues que no es un relato de la II Guerra Mundial cualquiera pues Gwen Terasaki tenía una posisción privilegiada y al parecer no sufrió como los otros japoneses sufrieron en los EEUU. Hemos de recordar que los EEUU otorgó compensaciones económicas a los japoneses por haberles internado ilegalmente en campos de concentración allá en los beautiful USA.


Technorati Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Per Erik Wahlund: Japansk dagbok. Impressioner och ironier

Japansk dagbok. Impressioner och ironier. Stockholm, Bonniers 1968. 169 sid.

Después de tener en mi posesión por más de 4 años éste libro lo acabo de leer, verano del 2005. La cultura japonesa siempre me ha interesado desde que descubrí por medio de un libro que tomé gratis de entre unas rejas cuando vivía allá por la Adams Ave de North Park en San Diego hace un poco más de 2 lustros ya. El libro, un penguin paperback mutilado y con las hojas despegandose, de John Nathan titulado Mishima: A Biography fue el principio de un interes que hasta la fecha no cesa de causarme más amor a esta cultura.

El libro es un diario de un sueco que anduvo por allá en Nipolandia en 1968. Siempre es bueno leer este tipo de libros que aunque ya no son modernos siempre tienen algo que decir de las percepciones de uno. En este caso son las percepciones de un sueco de 1968 y cómo es su reacción de su encuentro con el Japón. El escritor era en ese entonces un estudioso de la cultura japonesa y le daba por traducir la poesía japonesa, en especial los Haikus. Su interes le acarreó cierta fama y recibió un estipendio para pasar unos días en el Japón. El libro es pues el recuento de ese viaje.

Hoy en día los libros de este autor están en demanda, según wikipedia:

Per Erik Wahlund är en författare vars böcker det handlas ovanligt mycket med i antikvariaten. [trad. libre] Per Erik Wahlund es un escritor cuyos libros están inusualmente bastante en oferta en las tiendas de antigüedades.

La lectura alcanza a captar ese ambiente de tranquilidad que una prosa sobre japón debe de tener, o respeto, o admiración pero algo de la lectura me hizo que seguiría leyendo el libro lo cual es inusual, para mi. Un libro que atrae a él día con día es un éxito. El autor detalla muy bien la psicología de respeto y admiración que los japoneses sienten por su religion y sus templos, su historia y ese constante miedo de perder sus tradiciones, una narrativa de precaridad que he descubierto en otras culturas también.

Hay un afán por detallar la ceremonia del té en la cultura japonesa, incluso el autor se toma la molestia de hacer un viaje a cierta región donde se cultiva el té. Esto me gustó a mi ya que detalla muy bien lo que uno debe y no debe de hacer al tomar té en el japón. Me imagino que esto ya debe de estar un poco caduco pero en fin, el chiste es verlo con esos ojos de antes. También hay descripciones de templos y una mención de Yukio Mishima, the Tempel of the Golden Pavilion. Yeah. Aparte se detalla también su encuentro con la cultura japonesa y hay muchas observaciones sobre de cómo es aquí en Suecia y cómo es allá en Japón y las diferencias culturales pues. Buena lectura, if I may say so myself.


Technorati Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Kazuo Ishiguro: When we were orphans

Kazuo Ishiguro (2000)
When we were orphans (english version)

El autor de esta novela me impresionó bastante con The Remains of the Day, una novela que fue hecha pelicula y como actor principal no pudo ser ni más ni menos que Anthony Hopkins. Tanto la novela como la pelicula me dejaron impresionados, claro, la pelicula le corta mucho a la novela pero mejor actor que Anthony no pudieron haber elegido.

Ishiguro es un japonés-inglés. Por lo tanto logra de manera deliciosa y esplendida transportarnos al mundo de las maneras y el etiquette tanto del japonés como el inglés de principios del siglo XX. En esencia, la novela está impregnada con manerismos ingleses y las reglas del decoro que gobernaban las clases altas de esa sociedad de aquellos tiempos, cualquier desliz y se armaría un escandalo, remember Oscar Wilde?

La novela trata sobre la vida de un detective [Sherlock Holmes comes to mind] famosó en Londres. Los sentimientos encontrados en la novela suelen ser sobre la orfandad en que la humanidad queda a veces. El protagonista principal, Christopher Banks, trata de resolver el caso más importante de su vida: saber la verdad sobre el paradero de sus padres los quienes fueron secuestrados mientrás cuidaban los turbulentos negocios de una empresa inglesa dedicada a la venta de opio en Shanghai. Y es aquí donde su don de esritor resalta como en Remains of the Day. El recuento de las memorias las relata de una manera tan suave que parece una carpeta árabe que nos levanta de la realidad sin percatarnos de ello. Es tan sútil su manera de relatar el pasado que de repente se nos va el mundo detrás de las páginas de la novela.

Los ingleses tienen una manera rara de ver el mundo en sí; ahí tienen ustedes a Harry Potter, el quién en realidad se la pasa en un internato sin más mundo que aquel que los adultos le permiten. Y en la novela esta tradición es preservada, tanto Banks como su sobrina son educados en internatos y curiosamente el Shanghai al que regresa, después de haber sido mandado de niño a Londres, es un Shanghai donde la guerra se daba alrededor de una colonia internacional fuera del conflicto pero cercada tanto por los japoneses como los soldados de Chiang Kai Sheng el quién es la única persona política de importancia que aparece en la novela. Lo menciono porque el aparato burocrático de la conolización inglesa es presentado por medios de hechos y actitudes burocráticas de los ingleses y hasta ahí, no hay mención de otros actores políticos de envergadura en la novela.

Entonces vemos a un Christopher empeñado en saber sobre sus padres y el mundo de su niñez. Las memorias fluyen al llegar a Shanghai pero también se nos relata un poco de la vida en ese Shanghai ya lejos de nosotros donde el opio regulaba la vida cotidiana de los orientales mientrás los europeos vivían la gran vida; se obsesiona con su caso que hasta pierde la oportunidad de fugarse con el amor de su vida por dar con sus padres; sí, esto nos recordó al famosó Stevens de Remains of Day y como a él también se le va el amor de su vida por estar empeñado en su labor y las lealtades a las que se ata.

Es una novela larga pero lo vale, es una lectura rica y no decepciona, léanla.


Technorati Tags: , , , , , , , , , , ,