Category Archives: Fotografia

Convencido

Estoy convencido de muchas cosas pero menos de esto de escribir. Le he perdido la fe. Hace mucho que no escribo como esos anteayeres en que la palabra era un acto divino. Divino porque podía transportar un momento de vida a cierta hora, día, semana a un minuto, segundo y experiencia a otro momento en la historia. Time mover, shifter, and checker.

No me digas cómo lo logré. Solo sé que lo pude en su tiempo. Observaba un momento, lo llenaba de palabras románticas y lo transportaba a otro sitio con una hora diferente, con tiempo de detallar lo que se vio, como si tuviese un vhs para hacerle forward or backwards a mis anchas. Y escribía.

Después, ya no supe hacerle. El Now me mató. O yo le maté. Uno de los dos nos dimos quiebre.

Lo que queda es un espacio lleno de silencio a medias y un mil decires sin sentido que no hay psiquiatra que logre descifrar lo que no digo con las letras que nunca plasmé en la pantalla de plasma enfrente de mi.

Regreso a medias ganas por leyendas que leo en un aparato cuyo cupo en mi mano es cuestionable. My Samsung GT-i9100 drains the flow inmy veins. Alas! I read holding my hands upwards towards the ceilng.  Me dice a voces secretas y con letras que a penas reconozco: escribe.

Estas palabrerías. Como las venas verdes que corren por las carnes de mis huesos. Parecen interminables. A pesar de su fragilidad.

Todos los días las vemos y un día las ignoramos. Hasta que nos damos cuenta que transportan.

O las palabras parecen hacerlo. Me siento engañado.

O vivo una vida llena de engaños. Que sería lo más lógico.

Como el poema del árbol

Aquella fuerza de la naturaleza. Como esa  fuerza de desear algo ahora en este instante. Muy Vodoo what not.

Esa tinta de un deseo indebible.

Para remorerar habrá que remontar a un pasado como las experiencias de un adolescente.

lo que acaba de ser

Y así la cruenta batalla empieza | o acabó | regurge

recogiendo los pedazos | o la fantasía renueva | en cero a la izquierda

haciendo inventario | contando lo que no es | dando gracias no sé porqué

de lo que es

expresar insatisfacción – desaprobar

Reanimar | -los ojos insisten en ver a nuevo las cosas | Peter Weiss ( agárrarse de los pelos, darse una vuelta de 360º para ver el mundo de nuevo | ¡Marat! -)

y el viejo quiere la cruenta batalla que nunca se acaba, que prosiga.

de dónde proviene esa insistencia por querer de un sablazo, #==acabarconlatristeza>

Y mañana, ¿será, lo mismo? Será el fin.

 

 

momento

El Hotel Scandic de Gotemburgo, a unos cuantos escasos pasos de la estación central de trenes de la ciudad, será quizá un hotel para personas de escasos recursos que se la quieran dar de personas un poco bien. Ahí fuimos a una conferencia un compañero de trabajo de Marruecos que trabaja como profesor de sueco y francés en la escuela en que yo trabajo. El Marroquí es toda una personalidad, me recuerda  mucho a Danny de Vito a la nordafrikansk. No le faltan bríos en su autoestima o por lo menos tiene mucha más que yo. Yo soy todo lo contrario, por lo menos en Suecia. Le encanta hablar; habla y habla para quedar bien. Y la gente le cree, así es su disposición. Pero el hotel tiene azulejos blancos. El baño muestra que hace mucho nadie le presta atención a limpiar bien y la mugre se deja ver fácil. Negra y con aspecto húmedo me dejó mala impresión el baño.

Tengo una relación rara con las mujeres por estos días, desde que me separé no puedo ni darme o dejarme dar el lujo de entretener nociones románticas así como no confío en los avances coquetos de las suecas. Tampoco dejo que mis emociones me hagan juegos mentales de que quizá alguien me hizo un guiño o adivinar avances sexuales en gestos con múltiples interpretaciones. La mente está ahí, esa me juega bromas pesadas pero mi constitución no tiene los bríos o las ganas de querer echarme en cama a una mujer. No es que no quiera, quiero, pero no puedo porque no quiero, u algo así.  Estas cuestiones de romanticismos también traen consigo cosas como las buenas vibras, tampoco confío en ellas, y conste que el jueves por la noche sentí buenas vibras con una chica que se puso el dedo entre los labios y la boca al hacerme una pregunta y esperar una respuesta, me puse nervioso, a ser franco, y le dije que estaba apañado, que por eso estaba en Suecia. En pocas palabras, estoy jodido, mutilado, dañado, sin reparo. Hasta cuándo me pregunto, la esperanza muere al último y hasta en los deseos carnales este viejo dicho se hace presente.

Las mismas chicas con las que compartimos la noche del jueves estuvieron presentes durante el desayuno. Yo me había levantado temprano, a pesar de haber bebido un poco durante el transcurso de la noche el dolor de cabeza se hizo presente, tenía un poco de cerveza y con justo propósito con que me traje las píldoras para el dolor de testa, saqué una y me la baje con una trago de Norrlands Guld, una cerveza sueca del norte de Suecia. A mí el norte me persigue por si no se han dado cuenta. En fin, bajé, leí los periódicos que fueron el hilo de la emoción a las 7 de la mañana  pues rara vez tengo a mí disposición más de 4 ó 5 a escoger amén de gratuitos y agarré tres para leer mientras desayunaba.

La chica del dedo entre los dientes se sentía bien, no sé que efecto causé entre las chicas o qué impresión les deje pero pude intuir por un simple comentario que lo ríspido no estaba presente dentro de esa hora. Se sentían a gusto, conversaban mientras yo leía y conversaba a medias cada vez que me pedían que les prestare atención.

Ese momento me dejó alegre, hacía mucho que no sentía el impulso de escribir un recuadro que la vida me ofrecía para admirar. Fue simple y sencillo y el tiempo dejo de transcurrir. No había tensiones ni nada. Solo un comentario en el espacio de la vida sin fecha de caducidad. Un momento nirvana en lo cotidiano que yo viví, que fue un regalo para mí.

Y me pregunto, por qué todo tiene que ser complicado, y me respondo que soy un cobarde, un chico sin muchos deseos o impulsos a tomar riesgos y un chico que le tiene miedo a fallar, errar, en pocas palabras, miedo a las mujeres y la injusticia de vivir un recuerdo hermoso ya en el pasado se manifiesta con crueldad singular pues no vivir aquel instante como lo viví en su pleno esplendor. Lo poco que dura la inocencia inocente sin las viejas mañas o intromisiones del hoy y su látigo de castigo o ofertas de interpretaciones double entendre, su adianoeta para matar a rienda suelta el autoestima y sus viejas manías de querer estropear todo, toditito porque ese es su labor y quien le culpa por querer hacer su trabajo. Qué efímera es la alegría del pasado bajo el influjo del presente que quiere a huevo exprimir más de lo que dio.



Old paper clippings

I used to be an avid newspaper clipper. I have some left with me, man I loved to cut stories I found interesting and breathtaking. Here are two of them from the Yugoslav war of the 90’s.

To enlarge just click/ Clickear para ampliar.

To read more about Vedran Smailović you can do so by clicking here.

Click to enlarge/ Clickear para ampliar

To read more about the Star Crossed Lovers please click here.

aquellos entonces


Me miro hoy.

Y no es como yo

miraba esa

cara

ilusión

que

demanda su cuota:

Exige el reclamo del presente, sacrificar el ayer por las ofrendas del ahora.

Observo ante los minutos transcurrir, los segundos correr.

Mis sentimientos en eterno flux.

Ni de aquí ni de allá.

Fotografía

Photo set: Reflejos

No hace mucho me di cuenta del efecto, lo ví y me asombró, es por eso que ahora cada que lo veo intento capturarlo con mi cámara digital. Se trata sobre reflejos en los paradores de la ciudad o cualquier otro objeto reflejado en un cristal. La imagen se vuelve ambigüa por naturaleza sin efectos secundarios o artifciales, es un fenomeno natural y no creado por el otros objetos, ahí está, es sólo de mirar. Y ese es el desafio, la mirada, hacer trabajar el cerebro. El reflejo esconde miles de imagenes que como reza el dicho gabacho, there’s more than meets the eye.

Me da cierta curiosidad que hasta las palabras ‘tercera dimensión’ vienen a mente. En este set de reflejos mi intención fue capturar la imposición del reflejo ante lo real. Lo real viene siendo lo más próximo a lo tangible, es un juego de imagen sobre imagen. por ejemplo, en Rex T-Centralen Stockholm 5 se pueden apreciar hasta cuatro realidades, esta la imagen principal. Una imagen de la calcamonia de un tren pegada al cristal [es el tren que lleva al aeropuerto, Arlanda, Estocolmo], luego está el reflejo principal: las escaleras electricas, el hombre subiendo esas escaleras, el reflejo de parte del edificio y luego al fondo se puede apreciar la luz de la calle además que en su conjunto se puede apreciar el espacio donde todo esto se encuentra, para mi, esto es sensacional. Si quieres ver el set, lo he puesto en Flickr porque la verdad es más fácil así y no se pierde mucho, más es menester puntualizar un dato curioso, ciertas imágenes presentan más detalles en tamaños menores que el tamaño original. Hope you enjoy.

______________

En la fotografía de últimas acá me ha entrado una especie de sentimiento de fracaso, no salen las cosas como yo quiero y creo que todo se debe a lo que mi ojo capta pero que el lente de la camara, simplemente no le se manejar como es debido. El Wendigox cuando anduvo acá en Estocolmo me dio varios tips, parece que el sí estudio esa madre, yo al puro chance. Y es que yo más que nada siemrpe he tenido una relación instrumental, por un así decirlo, con la cámara. La utilizo como una red, un atrapa sueños, un dreamcatcher y no como un partner in crime, la verdad, de mécanica sobre cámaras no sé más allá de apretar el botoncito para tomar la foto y eso si me indican con mucha anterioridad su función.

Iba, voy pues, o sea que mi relación al aparatito cacha almas como mis antepasados le decian a estos artilugios del demonio, la utilizo porque soy de una percepción sensible (sí, rianse putos, que al cabo ni los escucho, dice mi lado masculino vulnerable) percibo más allá de lo normal en mis entornos, percibo como la comunicación entre mi y el exterior se extiende más allá de la comunicación y por ende mi ojo es más alerta de lo inusual. Esta fenomenología es causa de mucha alegría en mi vida y es por eso que quiero capturar esos momentos a cada rato. ¿Qué es? Según Husserl son momentos únicos y singulares. Son momentos intuitivos sublimes dados por uno mismo (self-given intuitions)

Mas alas! Fallo, la distancia entre el objeto y yo es muy larga para la cámara, so de ahora en adelante probaré objetos y sólo objetos de cercas a ver si así me resulta más satisfactoria mi afición por la fotografía.

______________