Category Archives: Sueños

Y otro año más

Justo a diez días que se nos acabe el 2015. Qué rápido se nos fue. Aunque todo tiene su cauce.

Algunos dirían y estarán contentos de que al fin se acabe el 2015 en el mar del tiempo del hombre.

A ser francos, a todos nos tocan años que ni les vemos salida ni entrada.

Yo, ni sé a dónde se fue el 2015 y hasta pareciese que si apenas ayer fuese enero. Mucho es rutina ya, para bien y para mal. Y así, ni vale la pena deparar lo que viene ni lo que fue o fuimos.

Marcar los años no conviene a estas alturas.

Y para qué.

El fin está más cerca en términos matemáticos. Uno está más allá que acá siempre y cuando acá es la vida misma, aquella que uno deja atrás, esa que nace y se nutre de los sueños y se rememora en un fue/era no la de los 50’s.

No es casualidad que la mayoría de los seres se la pasa en un mundo idóneo al pasar cierta edad. Es chistoso ver esto por estos días; jóvenes de 15 que se preocupan por menores al ver que en vez de jugar al aire libre se la pasan con sus ipads o sus dispositivos móviles.

Quizá sea un grito en el espacio.

Eso es cuestión de gracia. La nostalgia o congoja prematura antes de los 30 es tierna, ya después es maula.

Lo digo porque hay cierta xente que no sabe envejecer. No sabe dar pasos adecuados ni mantener un ritmo de vida que sea digno. Estar a la altura pues, de qué no sé. Y hemenos de nuevo en el alpha y no el omega. Y yo en medio de ello. Y es que no sé yo si dar pa’llá o pa’cá. Y por ende, no conviene al pasar cierta edad, consumir 12 uvas o marcar tradiciones ya. Lo cual no significa decir lo contrario. Y es que hay que vivir el momento.

Algunos dirían que amargas son las cosas que nos pasan (dixit JAJ) aunque uno está para juzgar, eso, de lo dejamos a seres superiores fuera de este mundo. Y no pido que naiden me llore.

Me apresto a las consequencias. Y así

 

Mirabile dictu

Días extraños.

1.- El otro día me dí cuenta que en mis sueños quería corregirme de un error que me vi cometer. O sea, Me observaba en mis sueños. Un sueño lúcido. Tengo por costumbre agregarle miel a shampoo. En mi sueño, dentro de una conversación, le agregaba al shampoo otro producto que me pareció ser jabón líquido. Me percaté del error y quise corregirme pero mi sueño parecía no mio, y dentro del sueño lo que me recalcó fue que me percaté del error y la sensación de haberme visto observando mis propios sueños. Algo así como una especie de metalingüística pero de sueños. Como sabrán, dentro del campo de aprendizaje de idiomas, una de las destrezas a lograr es poder lograr corregirse a uno mismo o por lo menos percatarse de que uno a cometido un error lingüístico. En inglés, esto es comúnmente conocido como metalinguistic awareness. Mis sueños son interesantes.

2.- Por estos días todo cambia, y como diría el recién finado, William Safire, el día que dejes de cambiar, estarás muerto. Me percato de que si quiero escribir tendré que recurrir a lo que hay a mi alrededor. Recontar lo que existe y lo que veo por muy cotidiano y simple que esto último sea. Me ha llevado muchos llegar a este punto y como cada realización mía, siempre hay luto por no haberlo hecho antes. He aprendido también que tengo que aceptar lo que el día me dé en vez de rechazar todo lo que se me dirige a mí.  Ayer todo fue hermoso. Me doy cuenta de que si vivo cosas negativas estas tienen que tener su flujo pero no tienen porque influir en mi comportamiento ni dejar que su flujo influya en mi pensar sobre la humanidad.

Crush

The truth of the matter is that sometimes being a coward is a choice. I have been a coward many times and the most damaging part of that is that I got the darn disease of free willing it implanted by a cherished person who insisted that the valiant only lives so long as the coward wants although it sounds better in Spanish cause that’s how I heard it first. Honor cultures always have more sayings about bravery than Anglo-saxon based cultures, thinketh me then again there is always Shakespeare “Cowards die many times before their deaths, The valiant never taste of death but once.” Julius Caesar (II, ii, 32-37). You’d think that after so many years that would have hit home but it really hasn’t. One thing is understanding the mechanisms of syntax but another implanting the behavior. Am sure there is a hell for things where the crux and the defining juncture for trails to blaze are so patently clear that a wrong choice just damn ruins every other step until hell in its nicer pavement arrives just there laughing at the effort of good intentions. Besides, if the syntax is correct, then dying only once for bravery while alive means more than a certain death of dreams, hopes and desires.

Love is my crux, the juncture filled with good intentions. It’s painfully obvious that I have made many a mistake and every time I choose wrong it certainly feels that my ticket to happiness just got out of dodge. Ever wonder why people get crushes that never seem to actualize? What the heck is that all about anyways? I come from a culture where belief in predetermination is the answer and cure for just about any mysticism that engulfs our daily chores so a crush is a major thing. A crush is like the Call of the Wild except that it is for life. A crush is the beginning of an end, a life long fulfillment filled with accomplishments. Who knows how many crushes I’ve had but certainly, there have been a few for every decade of my life. Right now am struggling with one, and she is a major one, as are all of the other ones. She is perfect in the sense that it is pure emotion and not carnal, if you will. Am not attracted to her because of her looks or so I think, it would be a plus if you will, but it is beyond that.

The problem is that I know the futility of the enterprise by heart. The roller-coaster of emotions involved  is a myriad of mental illusions that I call with endearment Illusions of Grandeur. Girls. Whether married or single always drive one more nuts than they can handle. Easy for them to ignore. Hard for us let go.

My medicine to this peculiar problem is to ignore and desist. It’s a nice cowardly act were no one gets hurt. Good intention of course. The inferno that follows is a series of mental attrition with no respite at all. The juncture becomes a Medusa and the snakes all the possible paths that could of have been. This isn’t made any easier since life with all its mysticism likes to joke with humanity at all levels. Messages are discerned in every act, ad or image.

Letting go of a crush amounts to giving up. A dream, a desire, a hope goes back to that black hole it originated from and left is the wait for the next mystic appearance of that magic being that will turn us head over heals and crash galaxies of destinies in a big bang of sorts.

Soltero

Llevo desde a fines del 2009 de soltero. A veces molesta estar soltero pero la mayor parte del tiempo no me molesta mucho. Hay muchas razones para ello que no tengo ni la menor intención de ocultar. Una de ellas es que así no le hago daño a nadie así como cuestiones económicas pues estar en pareja siempre cuesta dinero. Me molesta a veces porque uno quiere compañía, alguien con quien hablar y claro, porque no, intercambiar líquidos etc.

Digo, no me molesta, estar soltero después de dos décadas de juntado a otra persona deja sus huellas en la compostura de la persona en cuestión. Uno adquiere una personalidad basada en compromisos para no molestar al otro y por mucho que se hable de individualidad la verdad es que las parejas a través del tiempo se vuelven un ente basado no en el yo sino en el nosotros y a veces un yo enteramente entregado al otro. Bueno, decía, no me molesta y hasta hace un año atrás eso me ayudaba mucho a  racionalizar el porqué no tenía pareja.

El caso es que mientras ocasionalmente me molesta la verdad de las verdades tampoco me hace mello eso. Soy feliz o creo estar feliz de estar como estoy. Soltero. De hecho, para mi es de gran curiosidad cómo es que las personas en mi entorno les molesta que acepta tan campechanamente mi estado cívico. He tendido tanto preguntas como sugerencias de cómo adquirir una mujer.La gente ve en mi estado cívico una molestia, algo mal en ello.

Y bueno, ha de ser una de esas reacciones primitivas en la gente. He intentado racionalizar mi estado cívico pero la verdad es que no hago la menor intención de buscar amor. Y es aquí donde se pone bueno. ¿Porqué? He llegado a la conclusión de que aquí en en este rincón nórdico la gente de mi edad está toda ocupada en matrimonios ya. Por lo general aquí la gente se va mucho por la edad, no esto racionalizando mi situación, bien podría buscar chicas más jóvenes, pero se me hace imposible aquí y por ende si hay que buscar pareja uno busca pareja de personas que tengan más o menos la misma edad que uno, así son las normas aquí.

No es que las mujeres de estos altiplanicies no sean hermosas o deseables, hay muchas y lo son. Quizá no para aventar al aire pero si que las hay. Y bien podría uno coquetear con casadas pero eso es un tabú o no tengo los contactos adecuados para estar dentro de círculos de amistades que den oportunidad para ello. Aunque aquí habrá que confesar que no estoy del todo atraído a mujeres nórdicas. O por lo menos no me he encontrado una que me atraiga como para irme con todo lo que tengo para tener a una mujer en miz brazos. Por lo general siento una especie de rechazo al mirar a las mujeres nórdicas. Me hacen sentir mal, me hacen un ser indeseable. No que esto no me suceda en con hispanas pero a diferencia el rechazo de las hispanas solo causa más deseo, aquí no, parece que uno comete un crimen al mirar a los mujeres con deseo. Eso acopa mucho las intenciones de andar de coquetón por ahí. Y sí, llevo años viendo mujeres sin ese deseo lascivo de tenerlas en mis brazos.

A mi me hace falta que las mujeres me miren con deseo, que me hagan sentir atractivo, pero creo que aquí en este rincón eso tardará o no pasará en mi vida. Y así como uno se acostumbra a estar en pareja uno se acostumbra a estar sin pareja. Yo estoy consciente de que pronto tendré pareja, pero no estoy corriendo hacía ella, ni tampoco estoy desesperado por estar al lado de una mujer. Cuando todo eso pasé ella estará allí y yo estaré ahí y los dos nos comprenderemos y nos completaremos los unos a los otros, yo seré su pareja ideal y ella la mía. Nada de compromisos, solo el destino, es todo.

petatear

Morir, eso que ni qué. Hay miles de refranes, dichos y quién sabe qué más palabras entorno al tabú ese de morir. Un compañero de trabajo tiene la costumbre de decir que “todos vamos para allá”. A los 40 ni en qué más pensar sino en la mortalidad del cuerpo. Todo ronda ante lo inevitable.

Por estos días me da por pensar cómo habré de morir. Un infarto, un cáncer o un mal físico es lo más común. En segundo lugar un accidente à la mexicana, como dicen en el periódico español El Mundo: Y es que México tiene la habilidad para que los accidentes parezcan atentados y los atentados parezcan accidentes [Jacobo G. García | México sábado 12/11/2011 ].

No estoy obsesionado con la muerte, pero sí pienso en el como moriré. Ha de ser natural al comportamiento humano pensar en eso. Y no es que acote mi vida o que este traumado por ello, es simple una de esas cosas de seres cuarentones.

Al escribir esto estoy bien de salud. Si a lo mucho me preocupa que quizá beba demasiada cerveza o que los kilos me ganen y que no haga ejercicio como debería.

Pero cualesquier dolor basta para darle combustible a la imaginación. Cualesquier dolor basta para imaginar una serie de escenarios que conllevan no a un hospital o una curación sino una muerte lenta y agonizante. A qué se debe ello no sé. Pero intuyo a que se debe a que sé que tendré que entregar lo prestado. No, no tengo problemas de hipocondría, para nada, pero se acerca, se acerca.

De hecho no me gustaría vivir más de los 80, me dije a mí mismo hoy. Antes por cuestiones supersticiosas y males otros me daba aires de que vivir hasta los setenta bastaría. Hoy pensé más allá de ello.

Décadas van y décadas vienen

  • Originally published: Dec 31, 2010 @ 22:28
  • Nací a mediados de un 1966
  • Entré a la primaría Alba Roja en 1971
  • 3 años después acabé en California, Redwood City para ser más exactos más a o menos a mediados de 1974
  • Estudié en Hoover elementary School
  • Para fines del 77 estaba de regreso en Tijuana y en el 78 se quemó la Dorians.
  • Iba a entrar a quinto año en Hoover pero de regresó a Tijuana me retacharón al 3ro porque la educación no era la misma y acabé terminando mi Primaria en la escuela Lic. Grabiel Ramos Millán de la Zona Norte de Tijuana
  • Para el 1979 mi madre tuvo la idea genial de mudarse al barrio Maya 13.
  • En 1980 me hice punk y me juntaba con los punx de la Torre de Aguacaliente donde conocí de forma especial a la banda Solución Mortal.
  • Siete años después salía hacía los EEUU de nuevo, corriendo de unos judiciales corruptos, acabé otra vez en Redwood City en 1987.  The Smiths entra a mi vida cambiando todo. Skinny Puppy entra a mi vida cambiando todo.
  • En 1992 regresé pero a San Diego California, no venía solo, conmigo venía una sueca y dos años después de esa unión salió mi primer hija, Xóchitl. A la misma vez se cumplía uno de mis sueños más grandes, por primera vez en mi vida y después de miles de obstáculos, pude por fin cursar una universidad: SDSU.
  • Para 1996 estaba desesperado por conseguir mi pasaporte y entre San Diego y Tijuana corría desesperado entre oficinas de Relaciones Exteriores, Campos militares de Baja California, y el cónsul de Suecia en la Ave Revolución en Tijuana.
  • Ingresé a Suecia permanentemente en Abril del 1997 el mismo año que nació mi segunda hija, Itztli, bajo una lluvia de nieve con conos grandísimos.
  • En 1998 me enamoré de una Belga increíble en Madrid y nace el odio eterno de la sueca y conocí Inglaterra gracias a la sueca en dónde tuve la gracia y honor de visitar el coraz´n de uno de mis escritores favoritos de la lengua inglesa: Percy Bessy Shelly.
  • El 2000 entró a mi vida siendo aceptado en la Universidad de Estocolmo.
  • Empecé a bloguer de lleno y en el 2003  JulioSueco nace a la vida.
  • En el 2005 acabé mis estudios y para ese entonces el alcohol había entrado a mi vida como nunca antes. Ese mismo año entré a la vida laboral en Suecia.
  • Para el 2008 recibí mi examen de profesor de bachillerato para enseñar Inglés y español en preparatorias suecas.
  • El 2009 escribí por paga por 1ra vez en mi vida para el SDReader, me separé de la sueca, las autoridades suecas reconocen mi profesionalismo y me dan más trabajo a la misma vez que la soledad llena sin misericordia un hueco insaciable por más soledad que el destino me deparó.
  • El 2010 ha sido marcado por una soledad increíble que entró como un Tsunami anunciado pero el animal en mi renunció el llamado de la naturaleza así mismo como mi profesionalismo se ve lleno de seguridad nunca antes visto y dejo de beber whisky pero no de beber bebidas alcohólicas.
  • El 2011 empiezó a recorrer Europa como nunca antes, solo el 2011 estuve en: París,
  • Y estoy por morirme de curiosidad que escribiré el 2020 y saber desde dónde lo haré.

Emociones encontradas a los 44

Erick de Arvika, 61 y Sylvester Stallone, de 64

Seamos francos, a los 44 ya debería de estar contemplando un buen lugar en donde despojarme de mis garras terrenales, pero no es así, cada día que pasa veo que el terreno de los cuarenta es como regresar al mundo de los prenatales que ni idea tienen de lo que esta por venir. Y es que a los 44 en este terráqueo que habitamos contrae una serie de emociones encontradas que no deja más que para la depresión. A la misma vez llevo batallando mucho cómo es que un señor, que no Don, de 44 debería de comportarse, o sea, las convenciones sociales que dictan cómo es que un persona mayor como yo supuestamente lo soy, debería de comportarse, cosa que al parecer solo logro hacer todo lo contrario de lo que uno debería de ser en estos altiplanicies de Suecia con bastante éxito. Siempre me parece que mis peores detractores son adolescentes, mis peores críticos de lo que uno no debería de hacer. A qué se debe eso me ha hecho pensar que a lo mejor los adolescentes de los altiplanicies de Suecia son los jóvenes más conservadores del planeta, pero a la misma vez, en un país que desdeña y le hace el feo a parejas que no sean de la misma edad, qué más hay que esperar en el reino de la equidad en el que cualesquier traición a la igualdad es pecado mortal. Me visto como no debería de vestirme y escucho música que no debería de escuchar si es que uno habría de hacerle caso a las voces que inundan el diario acontecer del devenir de uno.

Si mi vida fuere un personaje de los Simpsons este sería mi ideal

No solo tengo problemas con ser adulto, venga, no sé ni cómo es que me tomen en serio una vez que me escuchan balbucear mis pensamientos que de por sí son extranjeros ante la vikingada, amén de que nadie entiende lo que propongo más que yo. Esto es todo un sumidero de los mejores que existen y si fuere atracción turística ya habría asiáticos por aquí, pero no.  También tengo problemas con mi cuerpo. Este verano ha sido una especie de ideales que a juzgar por mi barriga, la mente es un universo aparte de las masas que forman el volumen de existencia. Lo curioso es que mis pobres intentos de ser lo que el universo vecino, o sea mi mente, exige de mí cuerpo igualan a la eterna bronca carnal que Abel y Cain una vez en la historia de la biblia cristiana bien tuvieron en su prime performance.

pero seamos francos, la realidad se apróxima más a este otro

En pocas palabras no sé ser un hombre de 44.

Y es que no hay una especie de diagrama à la IKEA. No hay instrucciones de cómo montar algo que nadie te dice cómo construir. Habrá que hacer todo lo que nadie espera que hagas y si bien sale, pues saldrá.

Honestamente soy un hombre cuyas fuentes de influencias fluyen de los comerciales de la televisión, de lo que leo en la internet, de lo que leí alguna vez en mi vida en libros,  que una persona cuya conducta es producto de la interacción de una larga trayectoria en una comunidad que solo crecen viéndose a sí mismos los unos a los otros, reprochando esto u lo otro, para nada. I am a media made man.  Y por lo tanto, lo que esté en vogue, eso es lo que soy a pesar de que lo que está en vogue no necesariamente está en vogue en mi pueblo.

Ofrezco mi estancia en Suecia para desplayar los conflictos existenciales cuya órbita merodea mi devenir.

Todos deberían sufrir la crisis de los 50

Aquí un hombre de 50 ya es canoso, lo acosan miles de comerciales que insisten en que es hora de prepararse para la jubilación y si uno no procura u ordena todo adecuadamente como deberían de ser las cosas en Suecia, pues lo que aguarda el futuro es un mundo desolador en el cual lo que único que existe es la soledad de la vejez y eso las compañías de aseguranzas lucran como veta de oro sin límite amén de las organizaciones que se dedican a recabar dinero para sus causas como el cáncer. Como por ejemplo, por estos días es imposible dejar de notar el comercial en donde cancerfonden.se de Suecia quiere que todos los cincuentenarios de Suecia se pongan a pensar en la crisis de los 50 dizque porque es un derecho que todos deberían de poder vivir algún día. Bien, no me opongo al derecho e intención de la organización de que todos puedan gozar de esa crisis, pero a los ¿50? Así es Suecia.

Corsettes para hombres, fabricados en Dinamarca

Ahora, si es usted tan amable, estimado lector, conjure imágenes del ayer en que una persona de mi edad era una persona cuya obesidad era más que aceptable. Los gordos, muy a pesar de su gordez, dan señas de que el cuerpo humano puede aguantar todo lo que se le eche encima, sin respingar más allá de que quizá uno pierde la posibilidad de acostarse con una mujer bella, pero ni eso, los medios de nuestra sociedad han hecho posible la fantasía de que no importa que gordo estés, siempre hay una rendija de esperanza de que podrás acostarte con la bealdad del barrio así sea que tu próxima visita al hospital sea para salvarte de la extrema obesidad que uno posee. El futuro que le aguarda a uno diría lo más sensato después de las miles de historias que la pupila retransmite al cerebro dispuesto a aceptar toda clase de muladar en que la vista recae.

Pero no. Agréguele usted al cóctel de imágenes la idea de que los señores con veinte años de por delante de uno, tienen mejor fisioculturismo que uno menor como el mio a pesar de que tengo 20 años menos que ellos.

Uf, y ni qué hacerle o qué hacer más que escribir un post al respecto para despejar la mente un poco o quiza mejor, comprarse uno de estos aparatos para burlar el ojo un poco ….

http://www.aftonbladet.se/kropphalsa/article7487048.ab

Piratpartiet

Clikeale para ampliar

Pues en vez de hacerme más conservador al paso de los años tal parece que me estoy haciendo más radical, what the heck? Hice un test para colocarme en la esfera política de Suecia mediante la red y resulta que soy más afín a un partido político que recientemente ganó renombre porque nació a partir de una propuesta de ley de prohibir descargas de información en la red. Se llama Piratpartiet y es el partido más bien de los jóvenes en Suecia, o por lo menos los jóvenes que han crecido con el Wild West de la internet. Piratpartiet o Partido Pirata hasta ganó un curul en la UE durante las elecciones del 2009. Para mí el partido no fue más que una sensación de su tiempo, pues ¿quién podría tomar en serio a un partido político con ese nombre? Pues aparentemente los jóvenes. Hasta en México existe el Partido Pirata, válgame la santísima.

En fin, no creo que vaya a votar por ellos pero es interesante recibir noticias de las verdaderas tendencias políticas de uno si es que habrá que confiar en el juego este de internet.

* The Pirate Party in English.

Jubilation

Ser inmigrante conlleva a sueños a raros, como el viejo pescador de Hemingway en The Man and the Sea: sueña la jubilación. Yo sueño también.

Aquí en Suecia eso de jubilarse hay que planearlo. Yo creo que es negocio redondo para algunas empresas en Suecia dedicarse a promover la idea de la jubilación todo el año. Si las naciones se pudieren clasificar por los comerciales televisivos yo creo que Suecia no tuviere escape de lo obvio al observar que anuncios de planes de jubilación son cosas de 7/24, 365. Es importante. Es el mismo modelo que le quieren vender a países como México pero que para nosotros eso significa una transa más para chingarnos de los pocos pesos que tenemos. No existen mecanismos para asegurar los ahorros de uno. Ni siquiera hay cultura del ahorro en México, solo la del sobrevivir.

Yo no sé para qué ahorro. Tengo una cuenta de ahorros para el día de mi jubilación pero como que no tengo poder como para poder cancelarla, sería un escándalo de mayores proporciones en este pequeño pueblo cuyo infierno es más grande que el que Dante diseño para uno que es de sangre latina. Yo no sueño con el día que pueda descansar y poder disfrutar del dinero ahorrado. Mis tíos adoptivos, esos sí, esos si planearon todo muy bien y ahora viven, como reza el dicho aquel, de sus rentas. Ellos se fueron al Otro Lado y ahora disfrutan una vida agradable y cómoda sin más amenazas que las ansias de los hijos por la herencia de lo que dejen ya que petateén los ruquitos. Yo sueño diferente. NO sé si es malo ni tampoco sé si es bueno, es un sueño.

Yo quiero ayudar a la gente de México. Yo quiero poder irme de este país algún día y poder ayudar a la gente con sus problemas lingüísticos. Sí, sé que suena idealista pero ese es el sueño. No sé porqué me nace esa fantasía de querer ayudar a mis connacionales. Pero yo creo que todo tiene que ver con la idea de que extraño a mi país y echo de menos a su gente, ese el momento que vivo este minuto y eso influye demasiado en mis deseos aunque esos deseos sean deseos de mucho antes ya. Es una idea que me coquetea de hace mucho denantes cuyas raíces se remontan a las ideas esas de dar servicio cívico, no sé si eso se da aún pero en México todos aquellos que terminaran una carrera tenían que brindar un servicio social. Ahora no sé pero tengan ustedes ahí esa idea germinándose aún en mi cerebro. Ahora, yo me conozco y las posibilidades de hacerlo o no hacerlo son iguales.
Pero sueño que en mi vejez pueda ser útil aún, ese es mi sueño y quiero ser útil enseñado inglés o español. Pero que locuras, que cosas más chochas pero sí, ese es mi sueño el día que me jubile.