Category Archives: Audiobooks

The Book of Tea by Kakuzo Okakura

The Book of Tea by Kakuzo Okakura o el Libro del Té.

Autor: Okakura Kakuzō (岡倉覚三, February 14, 1862 – September 2, 1913; also known as 岡倉 天心 Okakura Tenshin)
Libro para descargar en audio: The Book of Tea by Kakuzo Okakura

Libro para leer en forma de etext: The Book of Tea by Kakuzo Okakura

En una de mis caminatas decidí llevarme uno de mis más recientes aditamentos a mi Stone Zen player. Se trata de nada más ni menos que una alma bilingüe como la mía, Kakuzo Okakura.

The Book of Tea was written by Okakura Kakuzo in the early 20th century. It was first published in 1906, and has since been republished many times. – In the book, Kakuzo introduces the term Teaism and how Tea has affected nearly every aspect of Japanese culture, thought, and life. The book is noted to be accessibile to Western audiences because though Kakuzo was born and raised Japanese, he was trained from a young age to speak English; and would speak it all his life, becoming proficient at communicating his thoughts in the Western Mind.

Hemos de enfatizar que el audiolibro es en inglés, como ya lo he lamentado anteriormente, carezco de conocimientos para descargar libros en español que se ofrezcan de manera gratuita para el publico en general y es por eso que la lengua de origen británico tiende a inundar mis tímpanos con sus sonidos. Para los que les dan ansías por escuchar inglés, les aseguro que el inglés de este libro no es difícil y es además sencillo. Carece de esos arcaísmos que suelen representar la era en que se escribió el libro. Pero no es por la lírica inglesa lo que me hace escuchar los audiolibros sino porque el tema es de sumo interés.

El Libro del Té fue tan interesante que llevo dos días tomando té blanco por las noches, tal es el impacto que me causó en mi vida, escuchar las palabras de Kakuzo Okakura durante una tarde de Julio en los altiplanicies de Suecia. Uno nunca se detendría a pensar en cosas como las bebidas y los impactos que estas últimas han producido en las culturas. Por lo general las grandes noticias que se dan por brebajes en nuestras culturas occidentales suelen ser relacionadas con bebidas alcohólicas o cómo es que las bebidas americanas se bebían o quienes las bebían, tal es el caso del chocolate que para nuestra desgracia, por lo menos para los americanos, nunca nos damos el debido orgullo que debería de darnos el saber las grandes contribuciones que le hemos brindado al mundo. Aquí en Europa muy pocos saben o se interesan, por ejemplo, por saber de dónde proviene el cacao. En fin, decíamos que las bebidas y su impacto en sociedades son de escasa discusión a mí parecer, en occidente, y pues fue un gusto poder escuchar, aunque de manera breve, pues el Libro del Té es más bien una conversación enterada que no dura más de 90 minutos aunque deja el paladar sediento de más.

Aquí se podrá escuchar cómo es que el té impactó el curso de varias dinastías chinas, cómo es que el té llegó a Asia y cómo es que el té llegó al occidente y cómo es que los europeos reaccionaron al té. Otras reacciones al té son de personas que deleitan del brebaje y cómo es que ha templado la vida espiritual de naciones enteras. Aquí habrá que remarcar que escuchar el audio de Herbert Allen Giles, China and the Chinese, capítulo 5, sería de mucho beneficio para el entendimiento de los aspectos espirituales ya que tanto como Herbert como Okakura discuten la religione del Dao. Hay un capítulo especialmente dedicado a las flores y otro a la arquitectura. Quizá lo más importante de la lectura es cómo ha de prepararse el té, cómo mejor hervir el agua y cómo mejor disfrutar de los efectos que produce beber té. Tampoco es de despreciar la discusión milenaria de cómo mejor preparar el té y los grandes argumentos que ha producido discutir por uno u otro método y sus aliados y defensores de sus formas especiales de preparar el té.

La lectura, o escuchar el audiolibro vale la pena aunque no sé todavía cual es el mejor método para caminar y escuchar a la misma vez, lo que sugiero es que quizá se escuche dos veces para poder escuchar bien. Y es que escuchar y caminar a veces no invita a la concentración como lo invitaría una lectura puesto que la lectura invita a menos distracciones que el ir caminando y escuchando.

repaso de lecturas hechas

Quiero un cambio en mi vida. O varios si es posible. Por lo general estos días la presión por leer libros me trae a mecate corto, pero no entiendo el todo del porqué. Leo prácticamente todo el día. No soy de los que se ponen a mirar la televisión, para eso tengo la internet que me proporciona todo tipo de lectura y entretenimiento. Pero es lectura efímera, pasajera, que no alimenta el espíritu. Me informo mucho pero no tanto o quizá más que otros. Lo que he hecho de reciente para acá es escuchar audios, muchos audios, esos me entretienen cuando hago mis caminatas de una hora o más. Las últimas semanas he tenido la oportunidad de escuchar varias lecturas interesantes. China and the Chinese by Herbert Allen Giles es una de ellas. El narrador es una persona con un rico acento inglés que da indicios de buena educación y que hace de las lecturas un paseo placentero al siglo pasado. Aparte, la información es muy detallada. Describe con sumo detalle la historia de China y las normas y vigencias de ese país antes de que terminará en las garras de los hoy comunistas. Se aprende mucho.

También de reciente he querido escuchar lecturas de liderazgo, no sé porqué estoy interesado en ello, de hecho, disto mucho de querer ser líder de algo pero me he dado cuenta que debo de por lo menos hacerme líder de mi mismo. Bueno, quizá se deba a mi profesión, un profesor es una especie de líder y pues he ahí la oculta verdad. He bajado varios del sitio de internet http://www.learnoutloud.com. Extraordinary Leadership by Robin Sharma es uno de ellos, es muy interesante. Habla muy bien y uno queda con la idea de orale, sí se puede, o sí puedo. Este tipo de desarrollo personal es una parte de mi vida que había descuidado, sé de antemano de dónde proviene esta necesidad, de mi americanismo.

Por igual he estado viendo conferencias mediante MIT World quien produce gratis estas viñetas para los internautas como yo. He disfrutado mucho de las conferencias que a mí interesan, como lo es la educación, idiomas y conferencias sobre liderazgo. La verdad ya me hacía falta algo así, como que extraño de más mis días universitarios en la Universidad de Estocolmo y estas conferencias son unos ricos vasos de conocimiento que colman esa sed. Hay cualquier cantidad de sitios por la red que ofrecen conferencias sobre los temas más variados que puedan existir. Lamentablemente estos sitios solo se dan en inglés. Aquí esta World Lecture Hall el cual brinda este servicio de localizar cursos totalmente gratis. El que más me ha gustado es TED, son conferencias totalmente al punto y usualmente los conferenciantes se limitan a 18 minutos. La gente que se para a platicar allí es de talla y tienen muy buenos puntos de vista.

propaganda y escritura

Este día ha sido uno lleno de múltiples historias y mucha media. Si el día funcionara como catalizador del hoy, válgame, que buen catalizador es. Ha sido un día lleno de lectura, de viajes consuetudinarios, de escuchar mi país, o el DF, desde acá, Suecia.

Las primeras reacciones son que necesito más alcohol para poder escribir todas las posibles reacciones que me han asaltado desde que me percaté que algo no cuaja, esa es la historia de mi vida, algo no cuaja, algo está mal. Y así culminó mi día.

Desde ayer me cargo el DF en mi vida nórdica. Un chico que visitó el país por cuestiones de un estipendio que le condujo a estas tierras escandinavas y a mis cercanías a los altiplanicies suecos alcanzó a rozar mis entornos por azares de mi escuela en donde enseño idiomas. Me dijo un amigo del trabajo, un hombre de sindicato, que había un chico que quería masticar el mexica. El sindicalista me invitó a ser parte de un ámbito social que sé repercutirá más de lo que me imagino en mi vida pero eso es socializar en Suecia. Accedí, con eso de que ando muy social estos días, pues órale, habrá que agarrar el toro por los cuernos. Y heme en una situación inesperada, entre las cortesías suecas y un mexicano enfrente de mí. Ni cómo hacerle. Arrinconado como me sentí me reduje a la posición prenatal y me acurruqué como cualquier humanoide lo haría ante tales circunstancias. No platicamos mucho ya que la platica se vio reducida al sueco. Cosa rara ya que una de las características de un buen bilingüe siempre ha sido distinguir entre la plebe de uno y los demás. Impuse las reglas del bilingüismo a mi amistad mexicana sin que éste pudiere digerir exactamente lo que pasaba. Le pedí que solo hablaremos sueco por cortesía a los anfitriones. Me acusó de ser español, mi español le pareció un tanto gachupín, ok, pensé, le dije, medio espeté entre las vocales al respirar mi respuesta amable, mi español está corrompido por los años. Y sí, reconozco que una de las primeras victimas de mi español norteño de Baja California es el acento. La primera victima que ha sufrido alteraciones sin límite. Es una ironía, para ser francos. Yo, quien ufana rechazo a la lengua estúpida del Manco de Lepanto suena como lo haría un buen Peninsular. Válgame. Algo me habrá sabido el perro. Lo bueno es que tengo planeado para el futuro cercano irme a vivir todo un año a mi adorada baja sólo para revitalizar y recuperar mis idiomas adorados y queridos.

En fin, decía, el día. Escuché por buena parte de la tarde a estaciones de medios electrónicos del DF por medio de la red. Hay bastantes y la principal suministradora de vínculos fue/es Squid TV. Is nice diría uno de mis estudiantes que tiene la facilidad vocal de imitar a Borat. Pero OMG qué decepción son las estaciones. No hay ni cómo empezar a comprender las decisiones editoriales para aceptar el tipo de basura que escupen por las bocinas que transmiten tal cochumbre. Porque eso es. Para empezar se escucha a leguas que aún se ven hipnotizados por la insistencia de los grupos gachupines de querer echarnos línea sobre cultura. La cultura está practicamente occidentalizada, ni una pizca de lo de uno, o sea de lo mexicano, ni en las babas que les escurre a los locutores que se prestan a tal barbarie cultural. No sé porque los nuestros rebajan su intelecto a algunos cuantos pesos devaluados, habrá que tener más principios para poder sostener el valor de lo nuestro, pero al igual que nuestra moneda, nuestros principios fluctúan a banda ancha y, peor, sin alguna reserva que valoré lo que verdaderamente vale, o sea, lo mexicano, la cultura de nuestro pasado que, como el peso actual, está devaluado. Y todo gracias a uno.

Escuchaba William Burroughs esta tarde. Aquí están los links para los que disgusten de escuchar a autores anglosajones parlar la lengua del buen Bardo Anglo. Caminaba por el bosque local. Escuché. Qué divertido. Escuchar a Burroughs por estos días es un bálsamo revitalizador. Despues escuché y vi por medio de la red a Ricardo Raphael de Proyecto 40 Clave. Tenía como huesped a José Iturriaga De La Fuente. Como el ocio no deja otra que caer en esa tramposa tentación de comparar las cosas, pensé, cosa medio peligrosa porque uno siempre termina insultando a alguien en este tipo de ejercicios. Y esto no es la excepción, creo, pero empecemos inocentemente aunque las agruras me ganen porque el mayor despecho recaerá sobre el mexicano. Y es que no es secreto a voces bajas que mi rechazo a la clase media mexicana es total, o sea, pienso muy poco de ese tipo de personas que se regodean o se codean con las altas esferas del poder siempre y cuando la mayoría de los mexicanos sufren atrocidades tanto físicas como espirituales solo para que ellos y ellas puedan disfrutar a costas de la esclavitud que es la pobreza mexicana el estilo de vida que ellos y ellas han sostenido por muchos años ya.

Y es que nos falta mucho para llegar a tener un escritor de la talla de Burroughs. Y eso es decir mucho. Burroughs es un producto de una generación Protestante, medioclasera y una sociedad que supo alimentar esperanzas de las que uno desearía para la gente mexicana. En contraparte, Iturriaga pertenece a esa clase de mexicanos medioclaseros que alimenta una especie de gente que jamás comprenderá lo que es vivir. Mientrás que Wiliam Burroughs es un escritor vicioso que le imprta la conciencia del ser humano, a Iturriaga solo le importa romantizar hechos y dárselas de sabelotodo. No sé porque a los escritores mexicanos les encanta demostrar todo lo que saben, se quieren hacer pasar por una enciclopedia y utilizan este método para contrarrestar cualquier discusión. Se me afigura como que el próposito del ejercicio es demostrar a ver quién sabe más y algunos incluso, bajo esa peste que le llaman aura de sabiduría, les da por dar golpes bajos queriendo demostrar un intelecto que sólo tienen a superficie, o sea, todo forma y nada de fondo.

Borges

He escuchado varios audios. Entre ellos el del Jorge Luis Borges. Aquí el link para aquellos que quieran torturar su cerebro para las ínfulas del ego. Hace unos años atrás leí 20 Poemas de Amor y Una Canción Desesperada de él [corrección, el autor es Pablo Neruda] y no recuerdo nada de ello más allá de haberlo leído porque un curso en la universidad de Estocolmo así lo pedía, un libro canonizado, que a estas alturas, es casi maldición caer en esos alambres de púas. Decidí tomarme la molestia de bajarlo para ver cuál es tanto el argüende en que mis paisanos se regodean cada vez que sus labios prietos sueltan su nombre como si uno soltará los espíritus del bienestar para la humanidad así como Pandora soltó el mal para Uno. Uta mano, qué desperdicio de tiempo, como la buen Logovo dice: habrá que lavarme los oídos tras haber escuchado el alarde de unos cuantos a los cuales bien hubiere nunca haber escuchado los lores que le tiran al Gaucho del reino del Argen. No valió la pena.

Y es que Borges pertenece a esa lacra de la humanidad hispana que le da por realzar lo hispano a costa de Uno. Es el príncipe de vuestra merced, o sea, para Borges, lo que vale es la cultura gacha del perro asesino que rinde tributos a la corona española, siervo fiel pues del pronombre en tercera persona y nunca amigo del tuismo.

En la poesía de Borges no hay campo para el tú.

La distancia entre los unos y los otros es latente. Por lo menos en este CD. Y no es que no tenga méritos el poema o los poemas que ahí se dictan, por el amor de Dios, méritos hay para mucho pero lo chocante es esa insistencia por conservar la separación de la gente entre gente de razón y gente bruta, de existir hoy Borges no pudiere aguantar el tuismo que cunde por toda la galaxia cibernética. En este caos no existe respeto para viejos chochos que se dejan llevar por sus propias ínfulas de grandeza. No, aquí, en esta galaxia, nada está expuesto a la soledad, como quizá algún día lo estuvo B.

consumidor de medios

He estado escuchando ciertos audios pero de los cuales no he escrito nada al respecto por varias razones, no le veo mucho mérito en ello y no que los audios sean malitos ni nada de eso sino que no me da por reflexionar sobre ello bajo las auspicias de la palabra escrita. He escuchado Bartleby de Melville, la mayor parte de Poetics de Aristotle y el último que me fascino bastante y procuraré escuchar más, William S. Burroughs class on the technology and ethic of wishing. Todos estos audios pueden ser obtenidos mediante los servicios de LibriVox los quienes graciosamente proveen a limosneros con garrotes like yours truly, como tú comprenderás a excepción el del William Burroughs y cual puede ser obtenido en Learn Out Loud. Habrá que, sin embargo, recomendar mucho el del William Burroughs. Nunca había escuchado al viejo heroínomano hablar. Había visto un película basada en uno de sus libros, Naked Lunch y el escritor sólo lo he escuchado mediante las voces que componen leyendas, como aquella de que pasó tiempo en Lecumberri y que mató a su esposa y así, un sinfín de imágenes me han acompañado durante el proceso que se le podría llamar como pop culture en nuestra sociedad en lo que concierne a William Burroughs.

Ayer vi la película The Punisher en Joox.net, no la más moderna sino la más viejita, de 1989 con Dolph Lundgren. Ni sabía que habían hecho una anteriormente a la nueva, así que fue una agradable sorpresa para mí dar con ella. Lo malo de ambas películas es que quedan relegadas a la categoría de B movies no importa quién sea el actor que represente a Frank Castle y por mucho que la del 2004 haya querido subirse a la ola de popularidad que de repente Stan Lee ha tenido de recién para acá, ambas tienen ese cheesy feeling que nada más no convence. Me imagino que ha de ser por eso de lo cuadrado que los actores están pues están, como dicen en mi tierra, bien ponchados, o sea, que su físico es una exageración que desafía hasta la misma ficción. Hay ciertas películas así, ahí tengan a Barb Wire la quién es una super mujer que tiene todo y se las sabe de todas a todas. Either way, me gustó más la viejita ya que está última no peca de tanto cheeseness como la del 2004.

Otra de esas movies que me acabó de quemar es Death Sentence que es basicamente una especie menor del mismo genero que The Punisher. Está dos-tres, una de esas movies que hay que ver cuando no hay nada mejor por la red, es una buena tragedia pero cheesy hasta el cansancio.

Don Porfirio Díaz – audio

Recuerdo mucho cómo mi abuela recontaba la historia de Don Porfirio quién por alguna razón transmitió el nombre como pérfido. No creo que exista un hombre como él. Dentro de mi pequeña infancia él fue el villano singular por muchos años, esa fundación de mi mexicanismo me hizo odiar al viejo dictador aún después de tantos años de su muerte, pues tan viejo no estoy. Quién sabe qué tipo de indoctrinación recibiría mi abuela, pero válgame la santísima, sí que bien hizo a hacerme de mi un enemigo del güero a huevo.

Hoy en día hasta parece que la historia se repite pero eso es harina de otro costal. Recuerdo cómo hasta leyendas entorno al malvado sujeto me contaba desde el arcón de sus recuerdos. Me decía que hasta mandó construir una ciudad debajo del agua. Que tenía harto dinero. Que salió del país huyendo diciendo que pronto volvería y la indignación se transmitía hacía mi con odio singular. Aquella infancia resguardada por los rebozos de mi abuela me dejó un mexicanismo que amaba lo indígena, el pueblo y despreciaba el gobierno.

Es por eso que me dio mucha risa interna y curiosidad aparte escuchar la voz de Don Porfirio Díaz. El mal héroe ahora tiene voz.

Audios 2007

Bueno, en esta nueva-vieja forma de hacer lectura mediante la narrativa oral por medio de auriculares, u otros medios que requieran de la oreja bien presta, creo que tiene muchas ventajas, como la de evitar sentir hueva al hojear un libro o ver un tomo y sentir pereza por la cantidad de páginas que contenga. No faltará el cínico conservador que me eche en cara que qué poca madre tengo al elucidar tales pensamientos pero diré en mi defensa que el que nunca haya sentido hueva al ver ciertos libracos que hay que leer y no haya bostezado de acidia ante la empresa, que tiré el primer ejemplar de su lectura a la basura, porque sé de antemano que es naturaleza humana el hecho anterior.

Pues en este menester me he visto durante el año corriente, el de escuchar audios y no sentir hueva al ver libros, en pos de extinguir su ultima luces y válgame que acá en Suecia eso es decir que quedan muy pocas luces de las cuales uno pueda contar. En la categoria de audiobooks tengo la lista completa. Y estoy en pos de agregar uno más. Acabo de terminar de escuchar un audio proporcionado por las buenas gentes de Librivox. Se trata nada más y nada menos que de Pedro Antonio de Alarcón. Al principio rehusé querer enterarme de qué fulano se trataba pues como no hay que juzgar al libro por su portaba me aventuré a bajarlo de la red y darle chance al titulo presentado como audio en español. Vaya linda sorpresa. Con eso de que ando con ganas de escuchar un buen castellano debido a la lectura de este otro libro este pequeño libro-audio me cayó de super perlas.

Me ha gustado mucho. El libro es leído por Karen Savic la cual sospecho de mexicana por ciertas entonaditas que por ahí dejan pesquisas de que así sea el barrunto que jodió por todo el camino que recorrí mientras escuchaba los relatos que en esencia giran entorno a la mejor mitad del siglo XIX con un dejo singular de la invasión francesa a España. Y qué buena fortuna haber dado con este pequeño tomo pues habrán de saber que España este apunto de celebrar “el Bicentenario del Dos de Mayo, que dio lugar a la Guerra de la Independencia de España contra Francia e indirectamente a las de la América hispana”. Así que los relatos de El Afrancesado, La corneta de llaves, Viva el Papa!, El Extranjero y El libro de Talonario dejan un saborcito rico en la boca.

De primero no sabía que formular ante el flujo de imágenes que recorrían mi mente ante la voz de Karen que me hacía volar la imaginación por los campos de Granada allá en España del siglo XIX y me remití a sólo escuchar el español que brinda de una buena dosis de linduras castellanas poco inusuales hoy en día. En retrospectiva me doy cuenta que le ganó al buen Unamuno y a la generación del 27 en eso de narrar la intrahistoria. Fiel ejemplo de ello es El Libro Talonario.

Por último, lo que verdaderamente me impactó fue El Año en Spitzberg y como menor nota El Extranjero ya que ahí se hace mención directa a Suecia. No podía comprender cómo es que el relator pudiese comprender lo gélido que le pueda aquejar a una alma hispana en estos lares nordipolares, en pocas palabras, me dejó el ojo cuadrado pues.

Al terminar de escuchar el audio me propuse a leer un poco sobre Pedro Antonio de Alarcón y cuál viene siendo mi sorpresa saber que fue embajador de España en Suecia y Noruega, la vida da sorpresas y aquí lector, te presento una de ellas, claro, mínima, pero sorpresa sea lo de cada quien.

Para poder gozar de esta lindura de pronto ya más de dos siglos atrás hacer click aquí o dirigirse a la página ésta que bien les valdrá la pena invertir un poco de sus vidas hispanas en ello.

Mijaíl Alexándrovich Bakunin: Dios y el Estado


Con eso de las vacaciones uno como profe tiene ciertos días de asueto, en mi caso casi 10 días antes de regresar a las aulas de la prepa en que enseño inglés pocho de califas. Mas soy un tonto, simplemente no sé descansar. Así que siempre estoy en pos de algo, o como diría antes, ando bien sobres. Ayer estuve haciendo multitud de labores domesticas y hoy me di a la tarea de bajar un libro audio para la caminata que me había programado desde ayer. Así que le quité el mp3 player a mi hija de 13 años y me dispuse a descargar un libro audio de LibriVox. Opté por Mijaíl Alexándrovich Bakunin, Dieu et l’état. Casi me arrepentía de ponerme a escucharlo. Mas las buenas vibras de las pascuas me han hecho el favor de virarme hacia un buen audio-libro. Jode. Qué tienen estos rusos que se adelantan a todo, como lo escuché de un profe en la universidad de Estocolmo, whatever it is, the russians have done it first.

He escuchado casi tres horas de lo que son casi seis horas de audio y estoy contentísimo de haberle elegido. Recordemos que el libro fue escrito en 1871. El libro es narrado en inglés, off course.

Me fue refrescante escuchar este libro porque los tiempos son propicios a ellos ya que en mi país, México, estamos sufriendo una intromisión de la Iglesia católica en nuestras vidas sin precedente alguno. Es bueno recordar las viejas premisas que nos hicieron alejarnos de la Iglesia y esposar un estado laico. Durante mi caminata escuchar la lectura del audio, narrado por la voz británica de CarlManchester me hizo recordar mis raíces intelectuales y mis resistencias hacia la iglesia como mediador entre una población y sus respectivos políticos.

Ver mi post anterior a este para abordar un pequeño barrunto a lo que me refiero.

A la misma vez me hizo recordar cuan impregnado estoy de lo que se podría considerar como bagaje intelectual del Occidente, para poder entender a Bakunin hay que tener historia y referencias a las sociedades del mundo occidental del siglo XIX y con eso digo una visión netamente eurocéntrica pues el pensamiento de Bakunin está cimentado en una tradición, por lo menos en este libro de Bakunin, netamente europeo y además patriarcal por eso de que la mayoría de las alusiones que hace a los pensadores suelen ser hombres. Las mujeres lucen por su ausencia en la narrativa de lo que por otros tiempos sería una obra par excellence que antecedió al mismísimo Georges Bataille por muchos años.

Aquí fue refrescante poder ver la Palabra cristiano del modo en que debería de verse y cuestionarse con antecedentes históricos y además con detalles y opiniones que han formado a entes, ya sea parcialmente o enteramente, como el presente narrador de lo corriente a mano. Con esto confieso que albergo muchos de las ideas de Bakunin dentro de mi repertorio personal sobre la vida espiritual del hombre y las actividades políticas en este planeta llamado Tierra. En retrospectiva creo que muchas de sus ideas espirituales no son aceptadas ya que el autor está etiquetado como anarquista, cosa que no está mal en sí, pero creo que al legarle un estatus de autoridad en anarquismo, las ideas sobre el poder de la religión en la humanidad pasan muchas o más de las veces, desapercibidas.

Escuchar a Bakunin también es un refrescante acto de actos históricos que de manera sorprendente califican el día actual de nuestros días con una precisión casi increíble de aceptar que le atina a los desaciertos de una sociedad cuyos saldos han sido todos menos blancos.

En fin, las primeras 3 horas con ese autor ruso me ha hecho sentirme bien este día de pascuas y me ha hecho reflexionar mucho sobre el estado actual del cristianismo hoy en día.


, ,

Repaso de lecturas al corriente


Con corrientes me refiero las que están al corriente. Bueno, por el momento estoy leyendo varios libros y escuchando uno. Como había dicho anteriormente, estoy detrás del nuevo diseño del blog en lo a que código se refiere. Estoy presente mas no estoy presente, se puede decir que estoy debajo de la cajuela dándole la manito de gato al blof.

Antes había mencionado a Lamport. Esta pequeña recensión de los primeros capitulos del libro había ocasionado cierto intercambio de opiniones con un visitante que no se animo a escribir su opinión en el blog sino que me mando un correo a mi cuenta de flickrmail 1Dear Julio,

I have tried to make sense of your criticism of the book “The Irish
Zorro” but find myself confused.

(1) You appear to describe the author as monolinguistic, but to the best of my knowledge he is multi-lingual and has lived in both Mexico and Catalonia.

(2) You speak about writers including in the writing “Voices foreign to their culture. I failed to see any examples of this in this book. In fact Lamport’s “culture” was quite uniquely and ambiguously Old-English, a culture little known to the average Irishman and probably not at all to outsiders. I felt he managed to convey the ambiguities and conflicts of this identity quite well.

I’d love to know more about your views of this subject, but unfortunately I am one of these anglo-saxon monoliguists who has only a smattering of schoolboy Spanish, but has been interested in all things Mexican for many years now.

Brendan Friel.

Sé que es difícil explicar mi posición al respecto pero creo que es necesario puntualizar que este tipo de trabajos requiere una especie de investigación literaria que abarca dos lenguas enteras a lo menos. Mi criticismo sobre el autor de susodicho libro yace en que los valores que radican en la cosmovisión inglesa están yuxtapuestos a los de la lengua de castilla desde que la Leyenda Negra entro en efecto. No sólo eso sino que este tipo de labor requiere contrarrestar varias jerarquías de vigencias sociales no sólo españolas sino novohispanas por igual.

Este criticismo surgió por consecuencia de una resistencia a proseguir leyendo el libro. Y es que todo iba bien en la lectura hasta que el protagonista de la novela y el narrador ponen al héroe de nuestra historia en aquel México colonial en que nuestro personaje se encuentra. Debo de confesar que hasta la fecha no podido levantar el libro desde que lo deje. Mas no por ello quiera decir que no lo haré en muy próximas fechas.

Otro libro del cual he hablado anteriormente se trata del libro en sueco titulado Himmel över Everest escrito por David Lagercrantz. El libro lo escucho en uno de esos mp3 players que no contienen mas de 256 MB. Debo de decir que la ‘lectura’ del susodicho libroaudio me pesa por ese hecho puesto que se que cuando acabe de escuchar el libro otros capítulos me esperan.

Sé muy poco sobre la literatura sueca pero por lo menos tengo un barrunto al respecto. Recuerdo haber leído por ahí en un matutino que los alemanes empezaban a leer más libros suecos porque la literatura había pasado de una donde lo pesado y lo abrumador que dominaba narrativas suecas cambió a una donde la literatura ha perdido esa caracterización que pesaba sobre ella.

Y concuerdo. No porque he dado con susodichas lecturas donde no existe lo abrumador sino porque la presente ‘lectura’ que sostengo del libro de Lagercrantz se manifiesta una psicología terriblemente abrumadora. Voy en el capitulo 14 y hasta la fecha todos los personajes tienen algún problema psicológico con su auto-estima. Lo peor de todo, es gente mediaclasera con problemas de auto-estima en todo, inseguras y que se encuentran en sus posiciones sociales por algún motivo o fuerza que se manifiesta como ambición de sobrepasar el problema de auto-estima mas que siempre les acompaña en cada labor que emprenden a pesar de ser gente exitosa en lo que hacen. Problemas del primer mundo I suppose. Hasta la fecha se puede decir que el Monte Everest, que es no sólo el titulo de la novela sino que es todo el fondo donde se desarrolla la novela, se usa como metáfora para exaltar las dificultades de la vida, que no es fácil estar donde uno se encuentra y que sin la ayuda de otros no podría estar uno dónde está.

Hay más, claro. Mas es difícil escuchar la narrativa debido a que lo negativo no sólo abruma sino que domina la lectura de una manera que te hace sentir el rechazo a tales ideas o pensamientos.


El otro libro que leo y que también está escrito en sueco amén de tenerlo de cabecera es uno con más afines a mis apetitos literarios o uno de esos que alimentan la paranoia cual niño disfrutando un dulce. Se titula Spioner emellan escrito por Tore Forsberg, un ex-director de la agencia de espías suecos, Säpo. Ha decir verdad este libro me lo regalé yo solito de navidad ya que muy pocos conocen en mi está pasión que tengo por temas de política exterior.

Mientras que el libro presenta un sólo autor el hecho es que se trata más bien de una colaboración entre dos sujetos dedicados a la profesión de espionaje y contraespionaje en sus respectivos países.

Desde que empecé a leerlo este libro ha sido una jugosa fruta que no termino de acabármela porque hay que disfrutarla lentamente. Mucha historia y mucho detalle en él. La historia en el libro detalle desde la concepción de los servicios de espionaje y contraespionaje tanto en Suecia como en Rusia y el nacimiento de susodichas actividades en estos países del Occidente. Muchos nombres y nombramientos de las clases altas de Suecia que rellenan la imaginación de manera minuciosa.

Los detalles se dan en las descripciones sobre los acontecimientos que dieron a lugar a tales servicios y lo que llamaría como tit for tat dialogue en la narrativa entre estos dos viejos zorros del servicio de espionaje.

Dato curioso es que alaban la labor de esta vocación como cualesquier otra profesión, ya sease de profesor, plomero o electricista.

.
.
..
.


,

1ras Impresiones

A decir verdad tenía mucho que no disponía de tiempo para leer literatura sueca, pero por estos días me he dispuesto a cambiar la situación en que tengo al idioma sueco dentro de mi repertorio lingüístico. Recordemos que tengo un blog en sueco y ahí suelo de vez en cuando escribir para no dejar que el idioma se llene de moho por eso del uso infrecuente tanto en el diario parlar como el escrito. Por otro lado, se me imposibilita no leer el sueco por eso de mi situación, aquí hago vida ergo las noticias del pueblo le afectan a uno y por ende revisó periódicos suecos con una frecuencia regulada que se puede clasificar no ya como diaria mas sí bajo los términos de un sistema regulado.

Es por eso que el año nuevo trae consigo varios libros suecos, uno del cual no hablaré puesto que tengo planes para él en un post más adelante, esperemos no muy lejano y otro, que a modo de audio entró hoy en mi vida de manera inesperada.

Después de haber escuchado el audio-libro de Dostoevsky las ganas de escuchar otro libro se me habían aplacado, simplemente no me entraron las ganas y como dice Mayra Luna: Quien lee [escucha] porque debe hacerlo pierde el sentido de la lectura.

Tenía ya de hace días listo mi siguiente libro a escuchar. Mas las ganas de meterme a la cabeza otro libro me quitaba las ganas de encima.

Hoy lo escuché. Tenía que esperar un bus debido a contratiempos que no valen la pena detallar aquí porque son de pura mala vibra y como dicen los gabachos: every cloud has a silver lining. Y válgame que si estaba lloviendo. Muy a pesar de que mi raite me falló, el caminar entre la lluvia de Enero fue un tanto refrescante, por estos días no hace ese frío gélido que suele marcar las tierras nórdicos por estos días otoñales, mas por eso no quiere decir que no sentí todo el esplendor que una temperatura de hielos me refrescara la frente del nopal con su helado refrescor amén del agua que hacía de las suyas en mis entradas de calvo.

Así comencé a escuchar los primeros 5 capítulos de la novela del escritor sueco David Lagercrantz titulada Himmel över Everest. Para ser franco tenía bastantito que no leía literatura sueca, desde que terminé mis estudios básicos de sueco A y B en la misma escuela que ahora doy clases de inglés y de español. En aquellos entonces se me fue obligatorio leer varios libros, uno del autor Theodor Kallifatides y otro Nilsson, Johanna. Desde entonces no me puse a leer mucho sobre otros autores mas que los obligatorios, como Strindberg, Lars Norén o Selma Lagerlöf. No, no estoy presumiendo de que he leído autores suecos o muchos más que tu lector, sino al contrario, quiero utilizar esto de fondo para contextualizar lo que estoy a punto de escribir, no por satisfacer tus ciegas emociones, oh querido lector, sino para clarificar las mías.

En primer lugar, al escuchar la narración del audio, lo primero que se me vino a mente fue mi clásica esperanza al escoger el susodicho audio: la promesa de un libro bien escrito bajo buena investigación. El tópico de montañismo requiere de estudios porque no es nada más de escribir una novela sobre alpinismo sin antes saber algo al respecto, pues nada, que los primeros 5 capítulos no decepcionan. El escritor ha hecho su trabajo. Lo segundo son mis reacciones como inmigrante. Mantengo una posición de confrontación al sueco, soy de la opinión de que el sueco es un idioma que desdeña su pasado, ese es y ha sido mi peor criticismo del sueco, no saben apreciar su pasado lingüístico y eso hace que hagan de menos a un vocabulario considerado viejo y arcaico, algo así como cuando los españoles escuchan a los mexicanos usar palabras como haiga, mesmo, traiba o ansina en su reperterio lingüístico. Lo desconocen. Mas hay que tener en claro que mi crítica es que no lo usen en el diario devenir del sueco. Otra observación interesante es que las vigencias están sintonizadas al modo actual de ser del sueco.

Los suecos, como cualquier otro grupo social, tienen sus códigos sociales y estos los siguen al pie de la letra. En este audio, ver esos cambalaches de poder entre los entes sociales ha sido algo sorprendente. Siento cada momento que escucho en carne propia.


, ,