Category Archives: Lecturas Rusas

Тарас Бульба Tarás Bulba

bulbaBibliografisk information
Titel    Taras Bulba
Volym 5742 av El libro de bolsillo: Literatura
Författare    Nikolaï Vasil’evich Gogol’,
Traductora: Isabel Vicente
Utgivare    Alianza Editorial, 2009
ISBN    1450500188, 9781450500180
Längd    120 sidor

Ilustración de cubierta: Ilya Repin: Cosacos de Zaporozhie escribiendo una carta en torno al Sultán turco

A ser franca verdad Tarás Bulba me recordó a Pancho Villa. Digo. He ahí mi referencia máxima. Y es que ambos fueron caudillos y perseguidos por poner en jaque a las autoridades regionales.

Al parecer algunos consideran esta obra Homérica y asegún lecturas rápidas aquí y por allá en la red es una obra bastante controversial ya que Gogol re-escribió la obra porque a las autoridades del imperio Ruso le pareció bastante antirusa. Recordemos que la obra fue escrita en 1842 la cual es la II versión de la obra ya que la I fue escrita en 1835. La versión que leí es una versión traducida por mi traductor favorito del ruso al español, o sea, Isabel Vicente. «Junto a Lydia Kúper, Arnaldo Azzati, , José Laín Entralgo, Luis Abollado y Augusto Vidal formaron parte del Grupo de Moscú, un extraordinario conjunto humano al que debemos buena parte de las traducciones de los grandes clásicos rusos que se editarán en nuestro país [España] a partir de la década de los años cincuenta del siglo XX.»

Tarás Bulba es una novela típica machista en todo el sentido de la palabra y más a la vieja usanza en que los principios de hombría era demostrar valor y paciencia ante el dolor. Mientras que la novela está basada en el siglo XVI y siendo escrita en el sigo XIX se notan varias afinidades que vistas desde un siglo XXI no pueden pasar desapercibidas por un lector del hoy. El hecho de la propaganda como instrumento para unificar a una nación y como incitar a los hombres a salir a luchar bajo pretexto de defender ideales culturales o religiosos son un aspecto de la novela rimbombantemente llamada epopeya por algunos que bien así puede ser a no ser que también se le llama como genero romántico porque eso es justo lo que entusiasma de la novela, esos pasajes narrativos en que podemos ver como hombres en pos de guerra sin más que la bravura de antaño se libran a muerte por defender su identidad. Aquí las mujeres tienen poca representación y cuando bien la tienen son todas mal narradas injustamente. Al igual que las etnías, la narrativa de Tarás Bulba se centra en el odio al Otro y como es que el enemigo es un ente que amenaza la cohesión de la fraternidad entre los Cosacos del Dniéper. La peor ponzoña verbal de la narrativa se la llevan los judíos que antes no me ha sorprendido encontrar acusaciones por la red de antisemitismo en la novela como ocurre con mucha frecuencia por estos días con muchos otros autores del siglo XIX por reseñistas del siglo XXI.

Lo que más me gustó de la novela fueron las descripciones de las vidas nómadas de los bárbaros de ayer y como estos se últimos se las hacían para hacer valer la vida. Les pesaba que no hubiere redadas al enemigo y que los jóvenes se la pasaran ociosos sin poder experimentar guerra o apañar experiencia en los campos de batallas. Quizá la identificación más palpable y apetecedora de la novela es esa idea de luchar con enemigos comunes y la fraternidad eterna que logra una cohesión tras el re-conteó de la hazañas de otros iguales o del mismo grupo, ese clásico “sí se puede” tan común hoy en día en los labios de nuestros políticos. Como la novela es histórica hay ciertos detalles de los cuales uno no depara, como aquel que el reino polaco alguna vez fuese un imperio con el cual contender o como es que la iglesia ruso ortodoxa creció con objetos donados por cosacos durante sus emboscadas a otros pueblos.

Como siempre, leí el libro de Gogol, el segundo de él, porque fue traducido por Isabel Vicente y no por alguna otra razón y como siempre, la traducción no decepcionó ya que Isabel Vicente utiliza un lenguaje en su español tan rico y delicioso que me hace sentir vergüenza al descubrir que no sé del todo mi propia lengua.

 

 

Ucrania

In this age of the Now, going back in history to explain the far past in the perfect tense is tantamount to explaining slingshots to the new generation. It’s hard to compete with the selfie world why Ukraine matters to the West as much as it does. UK what?

The Ukraine matters because its a cradle of Western & Russian being. This is not Macedonia disputing a name with Greece. Ukraine has more racial tones to it than one might imagine.

Hence the reluctance to compare the current dispute (& its, as Russian propaganda would have it, benevolent benefactor, Putin) to WWII.

& I can understand that. Who cares about Aryan beginnings. Lest one forgets that the old men directing destinies for profit like Putin and The West are old turncoats fully indoctrinated with old school Cold War rhetoric. One only wonder or perhaps, understands, why China doesn’t meddle: it’s a white man’s brouhaha.

Having said that Ukraine offers a number of lessons to bilinguals & propaganda at large.

Let’s start by giving credit where credit is due: Putin & Russian propaganda. Not to mention the legal system that allowed said constellation to flourish as it did.

I mean Russia. 11 time zones which pale in comparison to written Mandarin. You have to think that Russia has got something going on for itself we, as we in the West, can barely comprehend. This is the enemy we keep close but apparently, not close enough. Hence the lesson to be learned. This bloodless land grab in part by the Putin Oligarchy gives loads.

First, laying the ground for things to fall into place is a lesson in itself & worthy of merit in any Stanford classroom anywheres. I mean, it’s all about the wooing & by wooing the russians abroad, enticing them to embrace Mother Russia, well, that’s just hard to ignore & something many countries worldwide are going to heed. Thanks Putin, for that lesson.

Or as it came out in Slitz 1987, Eldricht, Sisters of Mercy frontman said,  “Mother Russia” was a call for the West to give up Berlin to the Soviets, “because in reality they already control the city. It’s only stupid to pretend otherwise”.

The lesson then went amiss for Western intelligence. Russian propaganda to turn Russian speakers to turncoats is admirable. Why, they have a sleeping army just about everywhere!

Meanwhile, America firsters are still doing 1700’s patriotic propaganda. Go USA!

Which brings us to the nasty bit about bilingualism.

Which by the by’s Russian has won singled handedly by procuring a substantial faithful following by mere allegiance in preference to Russian vis-à-vis Ukrainian. One can only speculate as to how that came about. Although one is hard pressed not to believe that old apparatchiks from the ol’ Soviet empire left in place old school of thought seemingly harmless to the population. As viruses go, this one is unwanton to ignore. Which brings the more interesting and aggressive case of the Latvia people who flatly refused to accommodate the Russian language. Which the Ukrainians failed to imitate after the dissolution of the Soviet Empire.

Although am sort of ecstatic about successful Russian propaganda this bodes ills for bilinguals worldwide. As it were, bilinguals are in dire situations because they are proficient in more than the monolinguals can handle. Seeing the Russians turn sides like they are not Ukrainian in the face of the legal quagmire they are flirting with means that Russians elsewhere are now the focal point in any state run policy when it comes to Russians abroad. Bad news for them indeed but also bad news for bilinguals worldwide because we are now seen as potential turncoats and pawns for intelligence services worldwide since, well, we can turn anywhere.

No wonder I have low self-esteem indeed.

 

 

León Tolstói

Infancia, adolescencia, juventud / Leon Tolstoi ; [traducido del ruso por Isabel Vicente ; ilustraciones de N.P. Glazunova]. Other Titles: Detstvo, otrochestvo i i͡unostʹ. Spanish Author: Tolstoy, Leo, graf, 1828-1910. Publisher: Moscú : Editorial Progreso, c1978. Description: 413 p., [34] p. of plates : ill. ; 21 cm. Series: Progreso. Serie “Clásicos rusos”

Lo que es la puta perra vida. Y yo dándole de patadas a ella desde un presente cómo este.

Leo con gran interés Infancia, Adolescencia, Juventud de Tolstói, traducido por Isabel Vicente en plena Guerra Fría. El tomo proviene de Obras Clásicas de la Literatura Rusa bajo las auspicias de Ediciones en Lenguas Extranjeras de Moscú. Obras que oscilan desde la dictadura de Stalin hasta allá por los 60’s cuando la cultura dejó de ser vehículo de propaganda de envergadura para la sociedad. Venga, si salen estas notas sobre cómo la cultura hasta corrumpió a unos premios Nobel de literatura, qué más saldrá adelante. Eso era creer en la envergadura de la literatura en nuestra sociedad. En fin, Isabel Vicente se llama el traductor quién a mí opinión ha logrado capturar una buena esencia de la literatura o por lo menos eso pienso ya que la lectura fluye sin menores percances como ocurriría en otras traducciones y eso es hablar bien de un traductor. Y es que es buen castellano lo que fluye en esta lectura y cuando digo castellano digo castellano de Castilla la Mancha. Algún lector mio por ahí ha de haber alzado la pestaña ante esto último leído pero sí, sé distinguir entre el español y el castellano. Sin embargo, pobre traductor, como buen cristiano, de seguro terminó sucumbido ante la cruda realidad de una labor que nada más no rindió frutos pues cayó en ese trampa del buen comunismo, y si algún día leo una biografía de un traductor, esa sería la de Isabel Vicente. Hasta la fecha no doy con una buena ficha de los datos de este personaje de la literatura rusa al español pero parece ser buen mozo o moza. Habrá que investigar más al respecto y consultar fuentes ineditas al respecto ya que promete mucho pues tal parece que el o la traductora se chuteó buenos tomos de la literatura rusa al castellano.

Acabo de terminar de leer Infancia, un capítulo que empecé en Tijuana allá por julio del corriente [no yo, sino del año pues] cuando andaba dándole vuelo a la hilacha como buen gringo en Tijuana. Mas retrocedamos un poquitín. El tomo lo recibí de mi único buen amigo de infancia, José Virgén, un tijuanense de buena ralea nacido en Mazatlán quién no le da vergüenza reconocer sus raíces y aún así llamarse tijuanense. Este tomo cruzó la frontera entre Tijuana y San Diego varias veces antes de emprender el vuelo a Suecia y una escala en el DF. Antes de eso no sé cómo terminó en Tijuana pero ahora está cerca, de nuevo, de las impresas que lo vieron nacer, quizá ahora esa imprenta ni exista ya. Lo malo del tomo es que no hay detalles de fechas e imprenta de él al respecto.

En fin, la traducción es una fiel copia de lo que quizá nuestro buen Tolstói quizó decirnos con su infancia. Aquí no hace falta subrayar las raíces mediaclaseras del autor ruso, jode, pertenecía a una clase alta y en su autobiografía que se considera como un tomo culto entre las grandes masas de los que se ufanan de ser cultos. El tomo en sí tiene valor histórico pero no mucho más que el documento que la esclava de Incidents In The Life Of A Slave Girl
por Harriet A. Jacobs nos demuestra allá por aquellas mismas decadas que Tolstói vivió, venga, el libro es culto porque ensalza los valores medioclaseros de las dizque buenas costumbres, esa eterna aspiración que algunos siempre desean retroceder o retornar al presente. La infancia de Tolstói se basa meramente en aludir a los buenos sentimientos de la gente que lo lee por estos siglos nuestros. Pero la verdad es que leer a Tolstói en este milenio es como leer a De Sade en los tiempos de Jesucristo, jode, o sea que no hay manera de chutearse el tomo sin tomar en consideración cómo es que los criados son tratados, quizá eso salve el tomo, después del todo, a lo mejor y Tolstói eso quizó, realzar la condición de los criados en los tiempos de los Romanov en una casa mediaclasera como la de él dizfrazándola como una narración de buenas costumbres clasemedieras llenas del espíritu santo y buenos ejemplos judeo-cristianos. Y es que los criados, a pesar de sus buenas intenciones no eran más que esclavos de las emociones de otros superiores a ellos, una especie de siervos esclavizados a un orden de predestinación que no les permitía salir de su circulo social debido a su condición social. Una condición peor que la feudal pues.

Hay que comentar que entre tanta letra de Castilla se escucha la voz de Tolstói. Me imagino mucho la óptica en que retrocede para comentar su infancia y ahí veo lo diestro que es Tolstói para manipularnos a creer en algo, o hacernos ver lo que él quiere que nosotros veamos, y ahí, como todo buen escritor, Tolstói merece todo mi respeto. Ahora vamos por Adolescencia.


, ,

Mijaíl Alexándrovich Bakunin: Dios y el Estado


Con eso de las vacaciones uno como profe tiene ciertos días de asueto, en mi caso casi 10 días antes de regresar a las aulas de la prepa en que enseño inglés pocho de califas. Mas soy un tonto, simplemente no sé descansar. Así que siempre estoy en pos de algo, o como diría antes, ando bien sobres. Ayer estuve haciendo multitud de labores domesticas y hoy me di a la tarea de bajar un libro audio para la caminata que me había programado desde ayer. Así que le quité el mp3 player a mi hija de 13 años y me dispuse a descargar un libro audio de LibriVox. Opté por Mijaíl Alexándrovich Bakunin, Dieu et l’état. Casi me arrepentía de ponerme a escucharlo. Mas las buenas vibras de las pascuas me han hecho el favor de virarme hacia un buen audio-libro. Jode. Qué tienen estos rusos que se adelantan a todo, como lo escuché de un profe en la universidad de Estocolmo, whatever it is, the russians have done it first.

He escuchado casi tres horas de lo que son casi seis horas de audio y estoy contentísimo de haberle elegido. Recordemos que el libro fue escrito en 1871. El libro es narrado en inglés, off course.

Me fue refrescante escuchar este libro porque los tiempos son propicios a ellos ya que en mi país, México, estamos sufriendo una intromisión de la Iglesia católica en nuestras vidas sin precedente alguno. Es bueno recordar las viejas premisas que nos hicieron alejarnos de la Iglesia y esposar un estado laico. Durante mi caminata escuchar la lectura del audio, narrado por la voz británica de CarlManchester me hizo recordar mis raíces intelectuales y mis resistencias hacia la iglesia como mediador entre una población y sus respectivos políticos.

Ver mi post anterior a este para abordar un pequeño barrunto a lo que me refiero.

A la misma vez me hizo recordar cuan impregnado estoy de lo que se podría considerar como bagaje intelectual del Occidente, para poder entender a Bakunin hay que tener historia y referencias a las sociedades del mundo occidental del siglo XIX y con eso digo una visión netamente eurocéntrica pues el pensamiento de Bakunin está cimentado en una tradición, por lo menos en este libro de Bakunin, netamente europeo y además patriarcal por eso de que la mayoría de las alusiones que hace a los pensadores suelen ser hombres. Las mujeres lucen por su ausencia en la narrativa de lo que por otros tiempos sería una obra par excellence que antecedió al mismísimo Georges Bataille por muchos años.

Aquí fue refrescante poder ver la Palabra cristiano del modo en que debería de verse y cuestionarse con antecedentes históricos y además con detalles y opiniones que han formado a entes, ya sea parcialmente o enteramente, como el presente narrador de lo corriente a mano. Con esto confieso que albergo muchos de las ideas de Bakunin dentro de mi repertorio personal sobre la vida espiritual del hombre y las actividades políticas en este planeta llamado Tierra. En retrospectiva creo que muchas de sus ideas espirituales no son aceptadas ya que el autor está etiquetado como anarquista, cosa que no está mal en sí, pero creo que al legarle un estatus de autoridad en anarquismo, las ideas sobre el poder de la religión en la humanidad pasan muchas o más de las veces, desapercibidas.

Escuchar a Bakunin también es un refrescante acto de actos históricos que de manera sorprendente califican el día actual de nuestros días con una precisión casi increíble de aceptar que le atina a los desaciertos de una sociedad cuyos saldos han sido todos menos blancos.

En fin, las primeras 3 horas con ese autor ruso me ha hecho sentirme bien este día de pascuas y me ha hecho reflexionar mucho sobre el estado actual del cristianismo hoy en día.


, ,

Los corruptos premios Nobel de Literatura

Vaya, estos sí que no dejan nada para la imaginación y para usar el cliché más común en la literatura, ahora si que la realidad sobrepasó a la ficción.

Me enteré de por medio del periódico sueco svd que tanto Boris Leonídovich Pasternak como Mijaíl Shólojov no son verdaderos acreedores del codiciado premio de literatura sino meros títeres (o victimas, quién sabe) de la propaganda de la Guerra Fría entre los EEUU y la vieja Unión Soviética.

La noticia que está dando revuelo en el mundo inglés tanto como germánico se debe a las afirmaciónes que el ruso Ivan Tolstoy hizo durante una presentación en la Biblioteca de Lenguas Extranjeras en Moscú a mediados de Febrero del corriente año.

El antes mencionado dice que la CIA financió la publicación del famoso libro Doctor Zhivago. Lo que la CIA quería hacer era dejar en ridículo a la Unión Soviética ya que la antes mencionada novela critica severamente a la vieja Unión rusa. El comité del premio Nobel ya había entretenido la idea de darle el premio a Pasternak anteriormente más desistía porque su libro no estaba publicado en Rusia. Como el comité del Premio Nobel requiere que los acreedores de los premios sean publicados en sus países de origen el autor de Doctor Zhivago no se vislumbrada como acreedor pero, según el historiador ruso, la CIA le hizo llegar al comité, como por arte de magia, una copia del libro antes de que tomaran la decisión vital.

Para esto, dice el historiador y contribuidor de Radio Liberty, la CIA se hizo de una copia del manuscrito de Pasternak y lo imprimió en la Unión Soviética.

Para un reportaje más detallado por favor de leer acá o aquí 1

Pasternak obtuvo el Nobel gracias a la CIA, afirma un historiador

La CIA pagó de sus propios fondos la primera edición en ruso de “Doctor Zhivago”, lo que permitió que su autor, Borís Pasternak, fuera galardonado con el premio Nobel de Literatura en 1958, aunque pocos días después renunció al galardón tras ser amenazado de deportación.

“Pasternak nunca hubiera recibido el premio Nobel de no ser por la CIA, que además le salvó la vida”, asegura el historiador y periodista ruso Iván Tolstói, autor de un libro cuyo título podría traducirse literalmente como “La novela blanqueada”.

En ese libro, fruto de “dieciséis años de investigación”, Tolstói intenta arrojar luz sobre ese polémico episodio con ayuda de una carta de un agente secreto norteamericano que relata detalladamente las peripecias de la CIA para editar la novela en plena Guerra Fría.

Cuando el escritor francés Albert Camus (1913-1960) propuso a su admirado Pasternak para el Nobel -premio que el autor galo había recibido en 1957-, “Doctor Zhivago” -a la espera de ser editada desde 1955- aún no había sido publicada en ruso, condición indispensable para la concesión del premio.

La principal editorial rusa tenía previsto su publicación, pero la revolución popular en Hungría (1956) cambió sus planes, debido al cambio político que se produjo en el seno del régimen soviético encabezado entonces por Nikita Jruschov.

Entonces, la CIA decidió solucionar el entuerto, “robaron el manuscrito de un avión que había aterrizado en Malta, lo fotografiaron y editaron el libro de manera clandestina en la editorial Mutón de La Haya”, señala el autor.

“Para evitar sospechas, utilizaron el mismo papel de imprenta que era corriente en la Unión Soviética e imprimieron el texto en diferentes lugares”, apunta Tolstói.

La famosa editorial italiana Feltrinelli, la primera que editó la novela en 1957, “dio carta de legalidad al libro al estampar su sello en el texto final, tras lo que el libro fue presentado justo a tiempo al comité de los Nobel”.

Tras la publicación de la novela en Occidente (1957), “Pasternak recibió serias advertencias por parte de las autoridades soviéticas”.

“Así que, de no haber sido galardonado con el Nobel, Pasternak hubiera sido detenido y enviado a un gulag en Siberia. El premio le salvó de una muerte segura”, afirma.

Tolstói considera que la URSS “nunca hubiera publicado el libro, ya que éste hablaba de la Revolución Bolchevique de 1917, del bien y del mal. Este es aún hoy en día un tema tabú que divide a la sociedad rusa entre blancos y rojos”.

En cambio, para Occidente Pasternak “era un símbolo, un ariete con el que sacudir los cimientos de la URSS. Mientras el KGB (espionaje soviético) utilizaba veneno para eliminar elementos indeseables, la CIA recurrió a algo más efectivo, la cultura”.

“Era el último de los grandes escritores rusos vivos. Los otros o habían muerto de viejos -como Mijail Bulgákov-, o habían sido fusilados o enviados a Siberia”, apunta.

“Doctor Zhivago” narra los avatares de un médico y su familia durante los últimos años de la Rusia zarista, la guerra civil, la Revolución bolchevique y los albores de la URSS.

Además del trasfondo político, la obra relata el dilema romántico de Zhivago -un burgués e intelectual que se convierte en víctima propiciatoria para los bolcheviques- entre el cariño por su esposa y el amor por la hermosa y desventurada Lara.

Paradójicamente, Pasternak, que es más apreciado en Rusia como poeta que como novelista, nunca recibió el Nobel, ya que fue obligado a rechazarlo públicamente cuatro días después del anuncio, bajo amenaza de deportación.

El escritor, considerado uno de las más grandes poetas rusos del siglo XX, murió a los 70 años (1960) en medio de una durísima campaña de desprestigio por parte de los intelectuales soviéticos.

En uno de los aspectos más polémicos de la novela, Tolstói mantiene que Pasternak “había enviado el manuscrito a sus amigos en Occidente, pero no sabía nada de la intervención de la CIA”.

Eso sí, cuando supo de su publicación en ruso y de su candidatura al premio Nobel, “se puso muy contento”.

En cambio, el hijo de Pasternak, Yevgueni -que recibió el premio en nombre de su padre en 1989-, no comparte muchas de las teorías del libro de Tolstói.

“Mi padre nunca esperó recibir el Nobel. Sólo le trajo sufrimientos”, asegura, reacio a ver el nombre de su padre relacionado con la CIA.

La novela fue editada por primera vez en Rusia por la revista cultural Mir en 1998, siete años después de la caída de la Unión Soviética (1991).

Llevada al cine por el británico David Lean, en 1965, con Omar Shariff y Julie Christie en los papeles principales, la película obtuvo cinco Oscar.

Tolstói, que trabaja como corresponsal para Radio Libertad en Praga, espera publicar el libro en ruso, inglés y español -“si es posible”- en verano, con ocasión del quincuagésimo aniversario de la primera edición de la inmortal novela.

Fuente: Pasternak obtuvo el Nobel gracias a la CIA, afirma un historiador

.


,

Fin del audio de Dostoevsky

whatever it is the russians have done it first

No recuerdo con exactitud dónde haber escuchado o leído esta frase pero creo que después de leer a Dostoevsky esa frase resuena una verdad imposible de ignorar. Siempre creí que el Stream of Conciousness pertenecía Virgina Woolf, Henry James. Veo cuán falso han sido mis presuposiciones, para que vean, tampoco hay que creer todo lo que se lee. Acabo de terminar de escuchar Notes from the Underground. Increíble por su relación a mí como escritor de blog, increíble porque las letras que Dostoevsky deletreó con ese triunfalismo pírrico de su antihereo hacen eco para los que nos dedicamos a las letras, famosos y no famosos por igual.

Qué dulce ha sido escuchar a Dostoevsky, me cae. Me trajó muchas memorias, como al Bartleby de Melville y a un viejo recorte de periódico sueco que tenía almacenado para no sé qué. Me recordó que habrá que leer a Felipe Alfau. Con tiempo podré leer a otro burócrata aburrido y sus fantasías sin iguales.

Lo último del libro fue una verdadera incubadora de pensamientos. A principios pensé que Notes from the Underground representaba lo mejor de las moralidades que pintan los cristianos y sus normas éticas para guiarse en la vida, después me aburrió con ese fanatismo que existe en la humanidad por deletrear las relaciones entre un hombre y una mujer. En retrospectiva es un ejercicio de poder entre hombres por igual.


, ,

Dostoevsky siempre ahí presente

Que alarmante. Espero no presagié aves de mal agüero. Y es que escuchar las diatribas de Dostoevsky y ver la película Kafta me han dado en qué pensar.

No es bueno ver esto back to back. Yes am joking. Aunque debería de postear lo significante para mi escuchar a Dostoevsky y decir cuán parecidos semos ambos en ese atributo de detallar pormenores insignificantes de la fantasía humana para el beneficio de la venganza. Lo alarmante yace por otros lares. Alguien merece una bofetada por todo esto.

Leyendo un poco de la biografía disponible del autor ruso veo que varios de los que más han influenciado en mi vida, no ya como un simple redactor de letras regurgitadas por el devenir diario sino como lector que se siente afectado por lo que lee, a manera de simple albañil de palabras sin sentido, han sido también afectados por el ruso.

Qué cosas pues.


Dostoevsky: libre albedrío

Escuchar el libro-audio de Fyodor Mikhailovich Dostoevsky me está causando pensamientos sobre la cuestión del libre albedrío. Notes from the Underground, por lo menos los primeros 9 capítulos, discute eso. Esto me trae recuerdos de recientes noticias en la comunidad científica de hoy en día. No sé que pensaría el ruso ese pero me imagino que detentaría no ya como amenaza sino como afrenta a la misma humanidad los avances en el área de la psicología cerebral.

Por ejemplo, Dostoevsky arguye fervientemente que no hay tal cosa como el libre albedrío, que la humanidad lo ha demostrado así una y otra vez durante el curso de la humanidad. A la misma vez, dice que la moralidad del ser humano no es una de las mejores cualidades del ser humano pues en cuanto el ser humano se aburre se torna en la peor fiera del planeta sin deparar mucho en el bien o en el mal.

A mi pensar, la moralidad se basa mucho en el temor, el miedo que se produce en uno, por eso la biblia recurre a estos métodos para reforzar sus ideas. El infierno no está ahí para darle gusto a la imaginación, sino para inspirar pavor de lo que puede pasar si osamos ser transgresores de las leyes morales del Ruco de los cielos. ¿Qué pasaría si este temor de repente fuera localizado en el cerebro del ser humano? Me imagino que muchos no estarían muy alegres, que digamos. Para empezar, sería el principio del fin para el culto del cristianismo pues al no ser regulado el ser humano por las reglas morales de los judeo-cristianos ¿qué guiará a la pobre alma, que quezque puede permanecer en las llamaradas del fuego terrible por los miles de los miles de años, si uno no es bueno en la tierra?

Otra terrible noticia para los que se ufanaban del ruso es esta otra noticia.

Dostoevsky se queja mucho de los impulsos de los humanos, que es eso la maldad misma del hombre ahora, ¿pensaría lo mismo después de estos descubrimientos dentro de la mente? ¿Dejará el humano de Dostoevsky de existir tal y cual lo conocíamos? Realmente no tengo la suficiente imaginación para penetrar las posibilidades e investigar las consecuencias, sólo siente cierto temor ante lo desconocido.


, ,

Dostoevsky se queja

Sufriendo el angst de siempre cada vez que tiro party. No sé porqué me impregna el malestar este y no lo soporto, supongo que es una parte intrínseca de mi ser. Todo se me impregna y recuerdo estupideces, lo revivo y me remuerde el consciente bien gacho, no sé porqué pues. Guilt, parezco judío así.

Me dispuse a escuchar un audio libro mientras dí la caminada obligatoria que me doy por estos días. Dostoevsky, Fyodor . Notes from the Underground, el audio acá,

En una caminadita que perduró una hora alcance a escuchar 7 capítulos y vaya que si cayó bien el audiobook. Necesitaba un libro así. Que tuviere pura rabia. Dostoevsky se queja de todo, más que nada de la humanidad, así que se la pasa renegando de la raza humana y más de los científicos que quieren dar o buscar con afán respuestas a toda la naturaleza humana. Me ha gustado, tengo el libro por ahí y siempre he tenido la intención de leerlo pero ahora ya le di solución a todo libro que tengo haciendole fila para poder leerlo. Es hora de comprarse un ípod too.

New Year? Humbug!


, ,