Category Archives: Tj Xicano

Malplaced Autoctono II

Y es por eso que me pregunto cómo es que viven los güeros en México.

Y es que los mexicanos que vivimos en el extranjero damos cuenta de varias cosas que la élite de México no quisiera que nosotros supiéremos o rendir cuenta de ello. Una de esas es que el blanco en México es el más viejo de los extranjeros en México. Es el más viejo anhelo de retornar a la madre patria, es el más antigüo deseo del Eterno Retorno.

Que triste es, pues, ser, una vieja expresión no cumplida, una frustración jamás liberada como lo es el anhelo eterno del Eterno Retorno así presuma mil viajes mentales, nunca podrá presumir que es de aquí porque el hoy no es de él ni jamás podrá serlo.

Nosotros no queremos ser regurgitados mentales de malas decisiones: ya sabemos lo que somos.

Sé que te duele admitirlo, pero ninguna lavada de coco podrá jamás en tu vida hacerte de Tijuana. ¿Qué locuras más tristes no?

Reconozco ese proceso de higiene mental al que te sometes, lo hago yo mismo acá en en este país nórdico. Quiero pensar positivo sobre mi ciudad, mi pueblo, quiero hacerme creer que este acto mio de vivir aquí es un acto que vale la pena, es por eso que intento someterme a una liturgia de pensamientos positivos para poder lograr llevar acabo lo que yo en realidad quisiera llevar acabo en otro lugar: hacer vida.

Respeto que quieras hacer algo por la imagen de Tijuana, en serio, pero no seas arrogante, no seas cool-aid compita y no vengas a decirnos lo que nosotros ya sabemos qué somos. Y si tu soberbia lo permite, imagínate lo que se sentiría si alguien te dijere a tí lo que es ser de Monterrey. No compa, andas mal, muy mal. Te paso un tip: se parte de la solución, no del problema.

Simple espectador, de ahí no pasaras.

La identidad tijuanense

 

 

Woolworth

Woolworth Tj

 

Esta versión pronto aparecerá en San Diego Reader en Inglés también.

A pesar del hecho de que el crimen acosa la vida cotidiana, y aunque usted no lo crea, no está uno acostumbrado ni al crimen ni a cadáveres, los tijuanense de vez en cuando nos damos golpes de pecho sobre quién tiene el derecho a llamarse tijuanense y quién no. Y es que hay que detenerse a pensar, ¿quién es un tijuanense y quienes son los tijuanenses? ¿Cabe con decir que son las personas que viven en Tijuana? ¿Alguna vez ha conocido usted alguno? Lo cierto es que el gobierno no depara en gastar en un futuro del cual nadie está seguro con anuncios incesantes sobre lo que deberíamos de ser o no deberíamos de ser y si los estadounidenses se encuentran en el negocio de construir naciones, México está ocupado construyendo identidades.

En este momento hay varios proyectos que el gobierno controla e insiste hasta hoy en día en querer decirle al tijuanense qué es lo que debería de ser. Lo popular hoy en día es expresar arraigo, pertenencia al terreñu, a la ciudad, como sí eso es lo necesitaríamos. Hasta gente fuera de la ciudad ve esto como terreno fértil para sus ideas. Uno de estos proyectos se llama Fronteras, cuyo leif motif es infundir una sensación de origen como si no supiéremos de dónde provenimos. Terreno fértil para un viejo nacionalismo.

 

Red Square Tj

 

Habrá que entender que la gente en el gobierno siempre se ha preocupado que la gente de Tijuana no tiene un sentido de pertenencia, raíces. Es uno de esos vestigios que les causa zozobra a los capitalinos y que les hace trabajar muy de noche con si acaso algunas permutaciones por cada generación que Tijuana adquiere. No es más que antiyanquismo amistoso; es  como si hablar inglés o adoptar costumbres gabachas de alguna manera erosionaría la frontera y así consumir Tijuana en su camino, creanmelo, así se las gastan con ese tipo de ideologías. Los que nacimos en los 60’s del siglo pasado tenemos varios casos de este tipo de nacionalismo intruso que por poco y no depara en ordenarnos en cómo pensar. Un ejemplo: aunque usted no me lo crea el gobierno tuvo la genial idea de prohibir a los tijuanenses de llamar a sus hijos con nombres anglosajones porque eran demasiados gabachos para el gusto del Bucareli, así que de la noche para la mañana la gente no podía nombrar a sus hijos Keith, Jonathan o Jennifer. La gente en el poder centralizado de México, siempre ha temido al tijuanense y siempre quieren andar dándonos lata. De hecho, nunca nos hablan. Desafortunadamente somos blancos fáciles de manipular porque los verdaderos tijuanenses, que hayan nacido en Tijuana y hayan crecido en Tijuana, son pocos y escasos en número. Por ello existen esas campanas de identidad, que a pesar del todo sí incluyen a algunos tijuanenses pero con agendas sin meta más allá de llevar el pan a la mesa. A pesar de ello existe la necesidad de seguir adelante, ignorar las tribulaciones del día, pan y circo y por ende la industria de la identidad puede florecer y cuyo presupuesto crece al por mayor en una ciudad como Tijuana.

 

 

 

ReAcciona Tijuana

 

Un esfuerzo local por inducir pertenencia y arraigo en Tijuana se lleva a cabo mediante una telenovela llamada Vive tu Casa. La telenovela se trata de un joven, que no ha nacido en Tijuana, de por cierto, que sufre al ver a Tijuana toda maltratada por la gente, como si fuere una prostituta usada por la noche y abandonada al otro día. El joven lamenta el medio ambiente en que vive y piensa que Tijuana merece mucho más mejor que lo que sobrevive al día. Al ver el video me nacieron las preguntas, sí, por favor, dinos algo que no sabemos de antemano ya. Como dato curioso habrá que notar que hay un episodio en que unos tijuanenses le echan en cara al joven preocupado por su ciudad que él no es de Tijuana, para subirle el tono al drama, de seguro. El más reciente intento de inculcar identidad es un esfuerzo por gente local los quienes en verdad quieren defender la ciudad y si habremos de creerles, no tienen nada que ver con el gobierno. Se hacen llamar ReAcciona Tijuana y su método es anunciar dichos en carteleras con frases positivas para levantar conciencia sobre la ciudad la cual no solo tiene que batallar con su imagen de mala reputación sino que también con el crimen organizado. Aunque uno puede sentir el pulso de la batalla que habrá que enfrentar puesto que los organizadores tienen que salir a decir que no se tata de otra campana de identidad o para hacer sentir bien a la ciudadanía o como ellos mismos lo han dicho: no será una campaña más de identidad tijuanense, ni intentará provocar un bonito sentimiento alentador.

¿Cuál es la necesidad de infundir un sentido de identidad o pertenencia? La mayoría de la gente que se queda en Tijuana es gente a la que le llamo como inmigrantes latentes. Tarde que temprano acabarán al Otro Lado, y todo legalmente ¿eh? En el mientras tanto, estos inmigrantes laboran y laboran mucho. En parte, las campañas anteriormente mencionadas tienen como blanco a estos inmigrantes, porque trabajan. A partir de los estándares de los mexicanos, la gente que trabaja arduamente en Tijuana, le va bien. Y cuando les va bien es fácil de identificarlos porque les da por salir fotografiados en las páginas sociales de los periódicos locales. En Tijuana, como en el resto del país, la mayoría de los periódicos tiene una sección llamada Sociales, es ahí en dónde la gente a dar bien le da por salir en fotos para presumirle a la sociedad lo bien que les va o para mostrar lo que han avanzado en Tijuana. Son felices y quieren que todo el mundo lo sepa y eso en Tijuana es como ir contracorriente. Creo que no existe algo similar en los EEUU. Y es que Tijuana tiene esa cualidad que se puede encontrar en la famosa novela de Scott Fitzgerald’s llamada Great Gatsby cuyo desenlace se sufre todos los días en la ciudad. Algunos tendrán éxito, otros no, pero en el mientras algunos dejan en qué pensar. Nos ayudan a formar nuestra propia identidad, lo que somos, y nos recuerdan lo que no somos.

Aunque Tijuana es un vecino que es visto como una ciudad mexicana con solo mexicanos en ella, los que viven en la ciudad de alguna manera logran sacar adelante algún rasgo de identidad al fin del día y lo que deja tras de sí. Es ahí en dónde toda una plétora de identidades pelean por una especie de aceptación por lo que son, por lo que somos. Yo pertenezco a los que nos llamamos tijuanenses, lo que quiere decir que tengo por lo menos una madre o un padre que es de Tijuana, lo cual es el requerimiento mínimo para empezar a sentirse establecido en Tijuana. Haber nacido en Tijuana es ciertamente un bono y si tus abuelos son adoptados por la ciudad, jíjole mano, ya está uno garantizado un lugar en los anales de Tijuana. Sé de antemano que esto se oirá raro en los oídos de los sandieguienos los quienes sufren otro tipo de permutaciones de identidad mediante sus áreas telefónicas o sus ciudades en la región metropolitana de San Diego. Sea lo de cada quien, la gente en San Diego tiene una identidad en común, son todos americanos. Pero para darles un ejemplo, tengo un amigo que llego a la ciudad con si tan solo dos meses de vida y ni así dejan de darle carrilla. Y es que no nació en Tijuana, así de fácil. Aquellos que nacimos en Tijuana tenemos un monopolio sobre quién es tijuanense y defendemos contentos nuestra ciudad a tal grado de que una vez Jesús Blancornelas sugirió sacarle un patente al nombre de Tijuana. Sí, somos un poco raros. Para empezar, nuestra reclamo para ser tijuanense se encuentra envuelto en un olvido que ya no existe. Permitanme una explicación. La Tijuana de mis padres no es la Tijuana que yo viví ni Tijuana será la Tijuana que los nuevos tijuanenses viven ni la que la próxima generación vivirá. A pesar de todo ello, tenemos puntos en común. Me refiero a un pasado que no existe ya pero que es relevante a la discusión. Verán, en Tijuana, nosotros nos identificamos con una sintáctica extraña. Usamos la sintáctica de lo que alguna vez fue. Este tipo de sintáctica nos ayuda a reconocer lo que alguna vez tuvo lugar. Se que esto suena raro en vuestros oídos. Pero la verdad es que sí hablamos de lo que una vez fue o era pero que ya no lo es. Edificios que alguna vez existieron entrelazan nuestra identidad porque hubo alguna vez en el tiempo que sí existieron, los vimos y los vivimos. Los lugares que alguna vez frecuentamos trenzan nuestras experiencias comunes. Claro que hay otros factores como el lenguaje especial de Tijuana el cual incluye una cantidad enorme de palabras derivadas del inglés.

Esta especie de lenguaje fue destacada en la novela de Luis Alberto Urrea en su libro Across the Wire en dónde le pregunta a sus lectores que procuren entender a los mexicanos que vienen del interior de la república Mexicana al llegar a Tijuana, los quienes creyendo que escuchan español no se pueden encontrar más lejos de la verdad. Yo puedo comprender este lenguaje y en especialmente el lenguaje de los pachucos que se hablaba en el viejo centro de Tijuana. Hubo una vez en que Tijuana solo era conocida por su centro. De hecho, para nosotros, La Mesa era un lugar remoto, allá donde las águilas vuelan. Decíamos esto para burlarnos de La Mesa y hacer pensar que La Mesa quedaba tan lejos que solo la vida silvestre merodeaba por allá. Aquellos que vivíamos en el centro estabamos orgullosos de vivir en la Línea. Ir más allá del Hipódromo era ir más allá de nuestra imaginación.Y no habremos de olvidarnos de que muchos tijuanenses son bilingües y hasta trilingües en muchos casos cuya lengua materna no es solo el español sino hasta el inglés también.

Los tijuanenses son identificados por aquello que no son, supuestamente, mexicanos. Sí, existe un mito entre los paisanos del interior de la república que dice que allá en Tijuana ya no es México. ¿Se acuerdan de los esfuerzos de Antonio Navalón y su Tijuana, Third Nation? Bueno, pues eso es como un ejemplo menor de ello. Los ciudadanos de la Tercera Nación son rechazados por igual. Por ello el gobierno se esfuerza en inculcarnos una identidad ya sea en directa o indirectamente como aquella vez que quisieron hacer a la fuerza valer solamente el peso en el comercio. Dios nos ampare si queremos hacernos valer de una identidad propia por cuenta propia. Y es que nos dicen hasta pochos. Lo curioso de todo esto es que una de las razones que usan los que apoyan la migración legal de los trabajadores a EEUU es que los inmigrantes hacen el labor que los americanos no hacen. Los tijuanenses somos considerados como perezosos por los inmigrantes del interior del país. Y esto nos da identidad también. Un tijuanense jamás se dejaría ver vendiendo elotes en una esquina o vendiendo garrafones de agua por las colonias. Ni siquiera shaniando zapatos, esta por debajo de la naturaleza del tijuanense. Ese tipo de trabajo es para los advenedizos.

Pero para ser francos la nueva identidad tijuanense ya se me es ajena a mí. No solo a nivel personal pero geográficamente también. Esto se puede vivir muy bien dentro del marco de tolerancia que hay por otros mexicanos. Sucedía que antes uno no aguantaba a los chilangos, eran todo lo opuesto a lo que un tijuanense era. Hasta era un insulto que alguien te dijere chilango. Hubo una vez que la rivalidad que existe entre los mexicalenses y los tijuanenses llego a tal punto de que los cachanillas nos insultaron al decirnos chilangos light, nunca hemos aceptado ese cruel insulto hasta la fecha tengo a mí entender. Aquellos eran días memorables en verdad. Por estos días la gente del DF es más aceptado, lo que es bueno, por supuesto, pero algo ha pasado durante los últimos años. Nuestros hermanos más próximos de Sinaloa, de Sonora, de Nayarit, de repente son los nuevos chilangos. No sé en dónde terminará esto, a lo mejor el gobierno ganó por fin la batalla de identidades, no por programas de identidad sino porque la ciudad es tan grande que puede haber la posibilidad de que existan no una Tijuana, sino muchas tijuanas ya.

Charlie: real stories del Dandy del Sur

Aquí en este blog y en el otro hemos hecho alarde de la negligencia que existe en la cultura tijuanense por nuestro lado anglo. En otras partes hemos escrito raudales por ese lado gringo nuestro. Atreverze a cruzar la línea, Was heisst Aufklärung?, Impasse, Culture Shifters and Tack Federico en donde Federico Campbell hace mención de este bloguero tijuanense en Suecia en un artículo de él en Letras Libres.

Y este post va para aquellos que frecuentan el Dandy del Sur y todos esos que se dicen alabar el antro de mala muerte que tanto frecuentan sin nunca percatarse de la comunidad gringa que ese antro frecuenta.

Fue en el Dandy del Sur que conocí en persona al autor del blog Refried Gringo. Este vato es un cronista de la ciudad pero narra lo que vive en Tijuana bajo el idioma del inglés. A mí siempre me ha caido bien el vato, jode, sé inglés y me identifico mucho con lo que dice, chingao, soy tijuanense bilingüe después del todo. Una vez que andaba allá en Tijuas se lo presente al PGBeas, pero ya saben cómo es el nortequiano, swallows loads of attention y lleva otro ritmo de vida, así que me sentí uncomfortable esa noche que le disparé al PGBeas unas carnes de esas que el Dandy del Sur tiene como botana después de atender su llamado: ¡sueco!. Estaba sentado en la barra, al lado del gringo. Me hallaba en medio de dos mundos. Me jale a David, antes había mencionado que ahí estaba sentado el vato que describió en uno de sus posts. Esa noche disfrutaba el PGBeas la buena compañía de su amiga la Karinusha. Pero las personalidades tenían otros pendientes que atender. Me imagino cómo reaccionaría mi amistad gringa tijuanense ante este espontaneo actuar de parte de la K y el PGBeas pero no logro ponerle palabras al hecho.

At seven, I left the Dandy Del Sur and wandered down Calle Sexta to El Fuente, expecting to take in the Padres game. Charlie was already there, his portable radio pressed to his ear

Es curioso, en realidad, cómo todas las muertes que Tijuana sufre una vino a caer aquí en mi rincón sueco. David dice que se tuvo que tomar mucho tiempo para poder escribir la muerte de uno de los protagonistas más frecuentes en los posts que publica, Charlie. Le dolió mucho la muerte de Charlie. David me lo presentó una vez, quizá dos veces o más. Y con esa memoria que me cargo lo tengo presente, un sujeto que inspiraba a no cruzarlo como un cerco invita a respetar una propiedad. Para mí era un viejito más, quizá un tanto excéntrico porque se sentaba en una esquina del Dandy del Sur, cerca de los baños, los gringos tienen esa esquina como suya y las meseras saben quienes son los clientes de planta: ellos. Solía tener un radio pegado al oído, escuchando los partidos de beisbol. Era gente del centro pues en mis caminatas durante mis estancias en Tijuana solía verlo caminar por las calles. Tenía un paso determinado pero nunca lo procuré, ni quize entablar alguna conversación más allá de un saludo, a estas alturas de mi vida, sé de antemano que hacer una amistad requiere mucho tiempo y mucho más quizá si somos de dos razas diferentes.

En fin, Charlie is dead now. Un habitante que nunca más podrá beber en el Dandy del Sur.

Si saben inglés y quieren leer historias del Dandy del Sur no hay mejor crónista que David, así que léanlo, mientras dure, el blog, no sean morbosos.

Love

LAND, © 2008/Roberto Romero-Molina. San Diego-Tijuana Border (aerial view) with phrase scaled to desired dimensions of intervention. The approximate dimensions of the intervention are 1.8 x 7km. and spans from Border Field State Park and Playas de Tijuana in the west to Brown Field Airport and the Aeropuerto Abelardo L. Rodriguez in Otay Mesa in the east.

*You just gotta love the military stencil font. And if you don’t get it you don’t deserve to be from Tijuana ese!

Original can be found

war time heroe


Aprendí.

de los 50’s.

Me convencía a mí mismo: they own me a living. Granted, me robé la frase de The Smiths.

Aún así, impulsado por ese destino que impulsó a los del Manifest Destiny, mi destino era robarles una educación: lo confieso, la mitad de lo que soy me lo robé, granted, I had to the reading, pero pagar las cuotas para ser aceptado dentro del sistema en parte fue un mal subsidio. Unas palabras mal tergiversadas aseguraron continuidad, avance.

So sue me. I educated myself by whatever means necessary.

Realmente no suelo hacer este tipo de confesionestan abiertamentemente pero como esto trata de identidad requiero de ante todo un pizca de honestidad hacia mi mismo.

Antes me daba vergüenza decirlo, mas ahora lo anuncio: me robé mi educación, por la mitad de ello o por lo menos, digamos, fui un inmigrante, un cerebro fugado, que estudió, para servir a su país, darle impuestos, y aún así, cual sacrificio azteca ante esos dioses, derramé sangre, sudor, penas y unas cuantas otras lastimas para poder sobrevivir el día, bajo un salario que me dierá, el diario devenir, la comida, el techo y un fantasma de deportación cual látigo moderno.

everytime you go away


Qué lástima que hayan deshecho el coso taurino.

Para que vean que los hijos de la prepa Lázaro Cárdenas ningún poder ostentan ante el centralismo que odiamos los verdaderos nativos de Tj, no, para nada.

Los dueños del coso taurino ni siquiera hacen vida en Tijuana 1

Tijuana
Posible demolición del Toreo de Tijuana
30/01/2007

TIJUANA, 30 de Enero — Los rumores que desde hace varios años circulan en el sentido de que el Toreo de Tijuana será demolido, podrían confirmarse este miércoles cuando Ricardo Sánchez, director de la empresa Espectáculos Taurinos de México, ofrezca una rueda de prensa para dar a conocer el destino de ese inmueble.

Inaugurada en 1938, esa plaza de toros, construida básicamente de madera, y reforzada con estructura metálica en los años cincuentas, representa un icono de Tijuana y, por lo tanto, adquiere el carácter de patrimonio cultural e histórico de la ciudad, según afirman historiadores locales.

Para tomar la determinación de demoler el inmueble, debe haber una autorización por parte del Ayuntamiento de Tijuana, pero ha habido mucho hermetismo al respecto, al grado que el mismo administrador de el Toreo negó saber algo respecto.

Respecto al hecho que el inmueble representa un peligro por su deterioro, Marco Antonio Sánchez Navarro, director de Protección Civil del Ayuntamiento explicó a AFN que solamente dos meses previos a cada inicio de temporada de toros es cuando un perito en estructuras presenta un diagnóstico para determinar la situación de la plaza, arrojando en su momento condiciones favorables.

Por otra parte, la Comisión de Preservación del Patrimonio Histórico de la Ciudad, conformada por historiadores y miembros de la sociedad civil, y que se inscribe dentro de la estructura del Instituto de Cultura de Baja California (ICBC); en voz de uno de sus miembros, Ricardo Fitch, de la asociación civil Unidos por Tijuana, desconoció estar enterado del plan de demoler el Toreo de Tijuana, pero anunció la realización de una junta extraordinaria para impedir tal acción, ya que una de las obligaciones de esa comisión es convocar y dar parte de cualquier intención de intervenir un sitio con carácter patrimonial e histórico.

Fitch explicó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), a través de una ley de la preservación del patrimonio cultural, otorgan facultades a los estados y municipios para que defiendan y preserven sus edificios históricos, “el Toreo de Tijuana está protegido, para que te des cuenta hasta dónde están infringiendo una ley”; remató.

No obstante, otros historiadores consultados por AFN advirtieron que en realidad no existe un marco legal para proteger al Toreo de Tijuana, así como a otros edificios viejos, por lo que a lo más que se pude recurrir es a la presión pública.

Fuente: Posible demolición del Toreo de Tijuana.

Lo único que importa es la lana.

De seguro los que derrumbaron el coso ni siquiera eran de tijuas either.

Y los periodistas sabuesos que se las huelen de todas a todas, ni sus luces.

Pura noticia de coincidencia para taparle el ojo al macho. Es triste tener la profesión de periodista en Tijuana. Algo debieron oler en las oficinas centrales de los matutinos de TJ pero ni quién dijiere pío al respecto. Chingue a su madre les ha de haber cruzado por la testa. O quizá soy demasiado optimista. Quizá hubo lana de por medio para ignorar la noticia.

Pero no, ahí tienen a ustedes la crema y nata de la cultura tijuanense que hace vida justo de la ciudad codeando con los dizque sabuesos de la city de Tj. A pesar que la city pierde identidad, pero eso no les importa a los Culturosos right?

Qué va.

Hasta la fecha nadie lamenta lo hispano y su fecha de caducidad en la línea, morir en la raya adquiere pues un new meaning. Ahora sí que el dicho de que aquí termina lo latinoamericano adquiere un nuevo significado.

Mas lo que importa es la complicidad de los que dizque reportan, esos cronistas falsos que nunca dieron voz.

Nota relacionada: La sintáctica de mi Tj


, ,

ajar

Necesito unas cachetadas guajoloteras diría mi tío.

Y es que gracias a quién soy no me ando preguntando tiro por viaje quién soy sino que tengo fundaciones fuertes sobre mi misma persona.

Y es por eso que la realidad me da unas guajoloteras pero si de amor jarocho.

Debería, después del todo, estar más conciente de mi, de mi color, de quién soy, de mi inferioridad ante la grandeza blanca europea, más nix, insisto vivir un mundo donde estos menesteres no existen. Es una fantasía, un mundo aparte.

A qué se debe no sé, pero por lo menos, debería, de sentir algun barrunto, por estos días, de mi condición de emigrante pero no, me pierdo en la cotidianidad y la vida me hace suya por medio de la rutina.

Soy alguien que me sorprende.

O sea, por más ridiculo que suene, me sorprende este comportamiento de mi parte. Ignorar mi medio ambiente al grado de sentirme normal, entre los de uno, como si las cosas tuviesen todo un cauce normal.

Después del todo estoy en un puto país extranjero, nonsanct what not.

Mas vivo; Mas me pierdo en esta niebla que esconde sus alrededores bajo una tela blanca.

Y me encuentro.

¿Dónde estoy?

Perdón, no sabía que era otra raza aparte: who the fuck are you anyways [la gringada, not mua]?

I break social rules, left and right.

Reglas de normas.

El espanto es total.

No me hallo, ni aquí ni allá, no more.


Technorati Tags: , ,

Tlatzaccan Cauhtemoctzintli Itenahuatil


As a tijuanense xicano I generally resist any aztec or maya ideological interference in my world vision, or cosmovisión, as gachupines are kin to name the latter. This because my desert culture in itself has been oppressed by the latter; or by the current ideologists in power. I tend to stick with Kumai, pai pai or yaqui ideology just to name a few because I feel this furthers us. Today I make an exception in the name of pre-hispanic ideology:

Totonaltzin ye omotlatihzinoh,
totonaltzin ye omixpoliuhtzinoh,
they ihuan centlayohuayan otechcahuilih.
..
Mohualhuiliz Mach tictomachiliah occeppa,
ma occeppa moquizaltiz
they ihuan yancuican techmotlahuililiquiuh.
.
In oquic ompa mictlanzinco momanilticaz
.
ma zan iciuhca titocentlalihtzinocan,
ma titonechicohtzinocan
they ihuan toyolnepantlahtzinco ma tictotlatilican
mochi in toyollotzin quimotlazohtilia
they ihuan ticmachiliah totlaqui:
chalchihuitzintli runs into yuhquin huei.
.
Ma tiquinpohpolhuican in toteocalhuan,
in they tocalmecahuan, in totlachcohuan,
in they totelpochcalhuan, in tocuicacalhuan;
ma mocelcahuican in toohuihuan
they ihuan tochantzitzinhuan ma techpielican
.
Moquizaltiz Quin ihcuac in yancuic totonaltzin,
in tetahzitzintin they ihuan in tenantzitzintin
ma aic xicmilcahuilican
quimilhuitizqueh in intelpochtzitzinhuan
they ihuan ma quinmachtilican inpilhuantzitzinhuan
in oquic nemitizqueh,
huel Quenin cualli moyetzinoticatca
quin axcan Totlazohanahuac
in techmocuitlahuiqueh stands out toteotzitzinhuan,
intlanequiliz ihuan intlaelehuiliz,
they ihuan zan ye not ipampa toquinmahuiliz
they ihuan toquinpololiz
oquinceliliqueh in tiachcatzitzihuan,
they ihuan tlen in totahtzitzihuan,
ahhuic yolecayopan,
oquinximachtiliqueh toyelizpan.
.
Axcan tehhuantzitzin tiquintotequimaquiliah
in they topilhuan:
¡Macamo quicalhuilican, ma quinnonotzacan
the Quenins inpilhuan huel moyetzinotiyez
in imahcoquizaliz,
moehualtiz Quenin occeppa in totohaltzin;
the Quenins ihuan huel mochicahuilihtzinoz
huel hueyica moquitzontiliz Quenin
inehtotiliztzin inin
totlazohtlalnantzin Anáhuac¡

Gapuchines read here o aquí por eso de por si las flies 1

TOTONALTZIN YÄ OMOTLATIHTZINOH
‘Nuestra sagrada energía ya tuvo a bien esconderse’

TOTONALTZIN YÄ OMIXPOLIHUITIH
‘Nuestro gran sol ya se dignó perder su ojo’

IHUAN CENTLAYOHUAYAN OTECHCAHUILIH
‘Con ello en total obscuridad tuvo a bien dejarnos’

MACH TICTOMACHITIAH OCCEPPA HUALMOHUICAZ
‘Ciertamente sabemos que otra vez vendrá’

MA OCCEPPA HUALMOQUIXTIZ
‘Que otra vez regresará’

IHUAN YANCUICAN TECHMOTLAHUILIQUIUH
‘Con ello nuevamente se dignará llegar aquí a alumbrarnos’

IN OQUIC ONPA MICTLANTZINCO MOMANILTIYEZ
‘En tanto allá entre los respetados difuntos permanecerá’

MA ZAN IZIUHCA TITOZENTLALIHTZINOCAN, MA TITONECHICOHTZINOCAN
‘Muy rápido reunámonos, Congreguémonos’

IHUAN TOYOLNEPANTLAH MA TICTOTLATILIAH
‘Y enmedio de nuestro corazón escondamos’

MÖCHI IN TOYOLLOHTZIN QUITLAZOTILIA
‘Todo lo que nuestro corazón se digna amar’

IHUAN TICTOMACHITIAH IN TOTLATQUITZIN,
‘Y sabemos que es nuestro grandioso tesoro’

TOPAN IUHQUIN HUEI CHALCHIHUITZINTLI
‘En nuestro tiempo es como una radiante esmeralda’

MA TICTOPOHPOLTICAN IN TOTEOCALTZIN,
‘destruyamos nuestra amada casa del difunto,’

IN TOCALMECATZIN, IN TOTLACHCOTZIN,
‘nuestro digno calmecac, nuestro venerado juego de pelota,’

IN TOTELPÖCHCALTZIN, IN TOCUICACALTZIN;
‘nuestra honrada casa del mancebo, nuestra gran casa de canto’

MA MOZELCAHUI IN TOOHUITZINCO
‘que solo quede el camino’

IHUAN TOCHANTZINCO MA TECHMOPIYÄLI
‘y que nuestro hogar nos resguarde’

QUIN IHCUAC HUALMOQUIXTIZ IN YANCUIC TOTONALTZIN,
‘hasta cuando se digne venir a salir el nuevo nuestro sol’

IN TETAHTZITZINHUAN NO IN TENANTZITZINHUAN
‘los amados padres y las amadas madres’

MA AIC QUINMILCAHUILICAN
‘que nunca olviden’

QUINMILHUILIZQUEH IN INTELPÖCHTZITZINHUAN,
‘decirles a sus amados hijos’,

IN OQUIC NEMITIZQUEH,
‘en tanto se dignen vivir’

HUEL QUENIN CUALLI MOYETZTINOTICATCA
‘cuán buena se ha dignado ser’

QUIN AXCAN TOTLAZOHANAHUAC;
‘hasta hace muy poco nuestra amada Anáhuac’

IN CANPA OTECHMOCUITLAHUIQUEH
‘en donde nos han cuidado’

IN TOTEOTZITZINHUAN,
‘nuestros venerados difuntos’,

INTLANEQUILIZTZIN IHUAN INTLAELEHUILIZTZIN
‘su querer y su desear’

IHUAN ZAN YÄ NO IPANPA
‘y sólo ya por causa de’

TOQUINMAHUILIZ IHUAN TOQUINPOPOLIZ,
‘nuestro honrarlos y nuestra falta de altivez ante ellos’

IN OQUIZELILIHQUEH
‘lo cual se dignaron recibir’

IN TOTIACHCAUHTZITZINHUAN
‘los nuestros venerados ancestros’

IHUAN IN TOTAHTZITZINHUAN,
‘y que los nuestros amados padres’,

AHUIC YOLLOCAYOTICAH
‘de un lugar a otro, con inteligencia’

OQUIXIMACHTILIHQUEH TOYELIZPAN
‘nos hicieron conocer en nuestra esencia’

AXCAN TEHHUANTZITZIN TOQUINTOTEQUIMACAH IN TOPILTZITZINHUAN:
‘ahora nosotros nos dignamos entregar el trabajo a nuestros hijos,’

¡MACAHMO QUILCAHUACAN,
‘que no lo olviden’,

MA QUINNONOTZACAN INPILTZTZINHUAN
‘que les digan a sus dignos hijos’

HUEL QUENIN MOYETZINOTIYEZ
‘como bien se dignará ser’

IN IMAHCOQUIXTILIZTZIN,
‘su hermosa elevación,’

QUENIN OCZEPPA MEHUALTIZ IN TOTONALTZIN
‘como otra vez se levantará nuestra sagrada energía’

IHUAN HUEL QUENIN CHICAHUALTIZ,
‘y como bien adquirirá fuerza,’

HUEL QUENIN QUITZONTILIZ HUEYICA INEHTOTILIZTZIN
‘como cumplirá grandiosamente su promesa’

ININ TOTLAHZOTLALNANTZIN: ANAHUAC!
‘esta nuestra amada madre tierra: Anáhuac’


Technorati Tags: , ,

Febrero 1989

Recuerdos de un inicio de exilio.

Dios, las vergüenzas por las que uno tiene que pasar. Mis amigos de Redwood City. Urgh, como odiaba esa ciudad, la soledad me abrumaba y no tenía ‘amigos’.

Yo soy el de las gafas. Tenía dos años ya en aquel pueblo que me robó dos años de mi niñez sólo para que me robará otros 6 durante, lo que lo los gabachos llaman como Young Adulthood. El que está sentado a mi lado es un vasco, Carlos, de Donostia. Lo admiraba. Tenía ese aire europeo que me causaba sensaciones encontradas. Formó parte de esas amistades que uno nunca comprende, como es que el rechazo y la amistad pueden ser lo uno y la misma cosa. A pesar de todo nos caíamos bien. Compartimos muchas borracheras, cigarros y conciertos. El chinito es un Colombiano que nos argüía que no sabía cómo era que sus padres producían dinero. Le encantaba el metal como su camisa de Testament, una banda de thrash metal de los 80’s, lo atestigüa y era toda una verga para las matemáticas. El otro guey era un chicano que no sabía que era un chicano mas aún así andaba con nosotros, un crew de morros sin nada que hacer en Redwood City.

Recuerdo que cuando me tomaron la foto me sentía mal de mi imagen, como siempre lo he estado. Ahora miro la foto y no sé, quizá un flujo de romantización me embarga. Todo esto por la rola que tengo en mi radio.blog. Orange Peels, Redwood City.

Como pasan los años o como diría mi agüe con su tono de resignación positiva, ‘ya lo que queda es ganancia‘.


Technorati Tags: ,